Playoffs NBA 2022: Final de conferencia en el Este. Capítulo II

Fuente: heatnation.com

Tras la victoria de Boston en el segundo partido, el TD Garden esperaba ver a los suyos tomar el control de la eliminatoria con una victoria en el tercer partido y, pese al regreso de Kyle Lowry en los Heat, y a la baja de Robert Williams III en los locales, no parecía un objetivo imposible. Daniel Theiss era el sustituto natural del pivot local y el partido arrancaba con muy malas sensaciones para los de Massacchusetts. Su ataque se veía espeso con la nueva incorporación, los tiros eran forzados (con un Jayson Tatum muy desacertado) y en Miami disfrutaban atacando en velocidad. Bam Adebayo y Jimmy Butler llevaban la ventaja visitante por encima de los diez puntos en apenas cuatro minutos, pese a los esfuerzos de Ime Udoka por impedirlo. Ni la retirada de Lowry a los vestuarios, ni el descanso de Adebayo, nada podía frenar el juego dinámico y agresivo de los de Florida. Los Celtics perdían el balón con facilidad y tenían un grave problema porque, al cierre del cuarto de apertura, se veían con más de veinte puntos de desventaja. Y las cosas no iban mejor tras el paso por los banquillos, el equipo local estaba acelerado en ataque y Adebayo encontraba en Caleb Martin un apoyo inesperado. Udoka tenía que parar el partido, porque su defensa comenzaba a flaquear y la diferencia se acercaba a los treinta puntos. Boston despertaba su versión más agresiva, y al TD Garden, para acercarse en el marcador. El retorno de Kyle Lowry atenuaba los problemas ofensivos de equipo y Adebayo volvía a anotar para volver a llevar la diferencia hasta los veinticinco puntos pero, tras un enganchón en un bloqueo, le base visitante no podía continuar en el partido. Los Celtics sacaban partido del desorden visitante para, con un parcial de diez a cero, llegar al descanso con una pequeña esperanza. Una esperanza que crecía en el pabellón al ver a Víctor Oladipo en el quinteto inicial de los Heat porque, para algarabía de la afición local, Jimmy Butler estaba tocado en la rodilla y no volvería al partido. Sin embargo Lowry sí era de la partida y la estabilidad volvía al ataque visitante. Además Marcus Smart se torcía el tobillo y Jaylen Brown y Al Horford cargaban con el peso ofensivo de su equipo buscando el aro constantemente. El TD Garden se calentaba y, al anunciarse el regreso a la pista de Smart, se levantaba de sus asientos. Con un triple de su base el partido se ponía a diez puntos y Erik Spoelstra paraba el partido. A pesar de todo la diferencia dejaba los dos dígitos, pero Miami recuperaba su mejor versión defensiva con sus suplentes y la diferencia volvía a los quince puntos cuando se despertaba el cuarto final. El arreón local era esperado y, tras una técnica al banquillo de los Heat, Spoelstra ponía sus jugadores más expertos sobre la pista porque la diferencia había bajado de los diez puntos. Este movimiento daba calma al ataque visitante y solidificaba su defensa, Jayson Tatum estaba agobiado por la defensa y tenía problemas, tanto para anotar como para cuidar el balón. Marcus Smart y Jaylen Brown se multiplicaban sobre la pista y Tatum caía lesionado en el hombro teniéndose que ir a los vestuarios. Al TD Garden ya no le preocupaba eso, Boston estaba a cuatro puntos cuando su estrella regresaba a la pista y la remontada parecía próxima con cuatro minutos por delante. El ataque visitante se quedaba obstruído, tras cuatro minutos sin anotar los Celtics se ponían a un punto tras un triple de Brown. Max Strus le devolvía la moneda con un triple lejano y rompía el parcial de doce a cero. El ataque local se empeñaba en botar el balón y acababa regalando la posesión, Adebayo metía un tiro en el último segundo de posesión y, con ochenta segundos por jugar, Miami tomaba seis puntos de ventaja. Tras un nuevo balón perdido, y la conversión visitante de los tiros libres, todo estaba decidido. Los Celtics tenían que ganar el cuarto partido, o todo se tornaría muy complicado. Invitado inesperado: Tyler Herro, Víctor Oladipo (Heat)

Fuente: sportscasting.com

La derrota parecía un golpe moral de dificil digestión para los Celtics que, por encima, veían que no podían contar con Marcus Smart para el cuarto partido. Claro que los visitantes tampoco podrían contar con Tyler Herro y ellos habían recuperado a Robert Williams III para incorporarlo a su quinteto junto a Derrick White. Y precisamente el frágil base era el encargado de levantar la temperatura de un TD Garden dubitativo en su ánimo, simplemente porque era el más agresivo en su juego. Estaba claro que Miami, pese a estar muy activo en defensa, no estaba mentalmente preparado para superar una defensa compacta bajo canasta. Por encima White, que había hecho los siete primeros puntos de su equipo, encontraba la compañía de sus compañeros en ataque. Tras un parcial de doce a uno, en cinco minutos de partido, Erik Spoelstra paraba la actividad sobre la pista para dar una charla a sus jugadores. Jayson Tatum entraba en erupción, la ventaja local se acercaba a los veinte puntos y, tras más de ocho minutos de partido, Víctor Oladipo conseguía la primera canasta en juego de los Heat en el partido. Con su constante búsqueda del aro, el escolta despertaba a su equipo aunque ese arreón ofensivo no servía de mucho porque, a pesar de que la diferencia no subía a las dos decenas, anotar once puntos en un cuarto no daba muchas esperanzas de remontada. Sobre todo cuando se veía que, tras el paso por los banquillos, el buen momento de Oladipo no era acompañado del acierto de sus compañeros. Boston mostraba su versión más sólida, con Tatum infalible y conquistando el rebote ofensivo de su lado, y la diferencia superaba los veinte puntos a mitad de cuarto. Pese a los intentos visitantes, los Celtics conseguían llegar al descanso con una cómoda renta de veinticuatro puntos. Estaba claro que los Heat necesitaban urgentemente un cambio de escenario de cara a la segunda mitad. Sin embargo este no se producía, la figura de Robert Williams III iba creciendo en importancia en el partido y la diferencia coqueteaba con los treinta puntos. El único alivio para Miami se producía cuando el pivot local se tenía que retirar para cuidar su rodilla y sus exteriores comenzaban a aprovechar la relajación de Boston. La diferencia bajaba hasta quedarse como estaba al inicio del cuarto al sonar la bocina para cerrar el tercer periodo, pero en Massachusetts nadie dudaba de la victoria de los suyos. El último cuarto no era más que un desfile de zombies, un sufrimiento innecesario para volver a Florida con el empate a dos en la eliminatoria. Invitado inesperado: Payton Pritchard (Celtics)

Leave a Reply

2 Comments on "Playoffs NBA 2022: Final de conferencia en el Este. Capítulo II"

Notify of

4 months 6 days ago

Bueno, ¿quien gane el quinto se lo lleva? O, si gana Miami, Boston podria volver a remontar un 3-2 como hizo en la anterior ronda.

wpDiscuz