Draft NBA 2020

Fuente: cyclonefanatic.com

PRECIOUS ACHIUWA.

Pivot dinámico, atlético y explosivo, con una gran envergadura que le permite ser importante en ambos aros, ya sea cerrando el rebote o conquistando el ofensivo. Debe crecer en el tiro porque, cuando no tiene tiempo, sus porcentajes bajan alarmantemente. A veces se acelera en tiros libres, pierde la mecánica y comete más errores de los debidos. Corre bien la pista, siendo capaz de guiar la contra (aunque con algunos problemas). Especialista en el bloqueo y continuación y con una buena capacidad para moverse sin balón; su gran capacidad atlética le permite finalizar en contacto y con ambas manos. Bajo el aro le cuesta mantener la posición y le faltan recursos, aunque ve bien la pista para distribuir. Es inteligente pero, al mismo tiempo, muestra la ingenuidad propia de su edad y es tendente al despiste, cometiendo descuidos inesperados. Defensivamente aporta una gran movilidad para defender en el exterior, pero debería aplicarse más en el uso de las manos para ser más sólido. Además sus largos brazos son una gran ayuda para cerrar su aro, sobre todo por su buena capacidad para leer donde es necesario. Jugador de grandes posibilidades que, con sus veintiun años recién cumplidos, debería ser elegido en la primera mitad de la primera ronda, aunque tras los diez mejores.

TY-SHON ALEXANDER.

Escolta ya formado físicamente y con pocas debilidades en su juego. Se crea sus tiros (incluso tiene tiro tras bloqueo), aunque le falta estabilidad en movimiento y sufre al enfrentar físicos superiores, teniendo que buscar recursos para finalizar bajo el aro. No es un jugador con gran capacidad de dirección porque no siempre mide las circunstancias con acierto, pero es inteligente y sabe generar en el bloqueo y continuación sin ponerse nervioso ante un dos contra uno. Además sabe buscar movimientos sin balón para darle soluciones a sus compañeros.  En defensa su juego es todavía más sólido, con una buena capacidad para aguantar en el uno contra uno, agresivo con las manos para robar el balón y con una buena lectura de las líneas de pase aprovechando que pasa bien los bloqueos. Da la sensación de ser un jugador muy aprovechable para cualquier banquillo NBA  desde su llegada y no sorprendería ver a algún equipo del final de la primera ronda gastando su elección en él.

COLE ANTHONY.

Base de gran fama, tanto por su descarado juego como por ser hijo de Greg Anthony. Destaca por su gran variedad de recursos ofensivos, capaz de finalizar en contacto por su poderío físico. Posee una gran facilidad para generarse sus tiros, incluso en distancia NBA o tras bloqueo, lo que proporciana grandes ventajas en el bloqueo y continuación. Como su potencia es enorme para un base, es tendente a forzar las situaciones, precipita demasiado el juego y suele acabar mal la jugada porque tampoco tiene una gran lectura para ver el pase correcto. Además, chocar contra los físicos profesionales no le va a ayudar. En defensa se las arregal bastante bien defendiendo en uno contra uno, aunque tiene tendencia a quedarse en los bloqueos. A sus veinte años, y con el menisco ya tocado por las lesiones, es probable que salga al final de la primera ronda esperando ver explotar su potencial.

DENI AVDIJA.

Alero formado físicamente, con una alta polivalencia y una buena capacidad para ver el juego. Puede dirigir el juego, mostrando una buena distribución en el bloqueo y continuación (aunque debe pulirla) y siendo capaz de guiar las contras aprovechando su buena capacidad para capturar los rechaces bajo su aro. Puede ir al aro y finalizar en contacto gracias a su variedad de recursos. Se crea sus tiros y tiene ya adquirida la distancia NBA. Sin embargo su lanzamiento exterior, pese a su buena mecánica, no es sólido; se nota cierta falta de concentración (incluso en los tiros libres). Además añade un buen movimiento de pies, algo no muy habitual en un exterior. En defensa sufre ante jugadores potentes, pese a ello sus largos brazos le permite jugar en anticipiación sobre las líneas de pase y le dan solidez a su defensa en la línea exterior donde es capaz de pasar los bloqueos bastante bien. Aunque tiene despistes defensivos ocasionales graves, sus buenas capacidades para el liderazgo, y la libertad para poder incorporarse a la NBA inmediatamente, hace de este chico que no todavía no ha cumplido los veinte años, un jugador a elegir entre los tres mejores de este año.

UDOKA AZUBUIKE.

Pivot enorme que no sabe sacar todo el partido a su físico. Es inteligente y puede sacar rendimiento al poste bajo, ya que gana la posición con facilidad, con movimientos de pies y ganchos, pudiendo doblar el balón si se ve encerrado porque no se pone nervioso Planta buenos bloqueos y saca provecho del bloqueo y continuación hacia canasta al poder finalizar en contacto y con ambas manos.En defensa sufre un poco en el exterior por su falta de movilidad, aunque recupera bien la posición interior en la continuación del bloqueo hacia dentro. Es inteligente, sabe usar su cuerpo para cerrar el rebote o cargar el ofensivo. Sin ser un gran intimidador cambia muchos tiros porque ocupa mucho espacio. Un jugador completo pero con lagunas importantes, como los tiros libres y su falta de tiro exterior, que le hacen susceptible de salir al final de la segunda ronda del draft de este año e ir contando con pocos minutos durante su primer año.

LAMELO BALL.

Escolta de brazos largos, y mucho desequilibrio. Recuerda levemente a Zach Lavine, aunque sin su explosividad natural y mucha mejor distribución del balón. Se muestra muy agresivo de manos en las ayudas (algo que le cuesta cargarse con faltas tontas) y trabaja bien en las líneas de pase (incluso ante interiores), ya que pasa bien los bloqueos. A veces le cuesta contener en uno contra uno por su mal posicionamiento defensivo, pero colabora en el rebote por las ganas que pone y sus largos brazos. En ataque se muestra muy suelto para crearse situaciones favorables, finalizando en contacto, con recursos y ambas manos. Además puede distribuir en el bloqueo y continuación, algo que contrasta con su incapacidad para ver el momento de pase dirigiendo una contra. Tiene un tiro inconsistente en movimiento, mucho mejor si sólo tiene que recibir y tirar. Es un jugador joven, con errores de novato mostrando el balón y que todavía confunde tirar con liderar al equipo. Reune unas buenas condiciones para ser importante en la liga, pero debe centrarse. Lo normal es que salga entre el quinto y el décimo lugar este año.

DESMOND BANE.

Jugador formado físicamente, pero corto de explosividad que podría actuar de escolta a cuatro bajo. Posee un tiro exterior muy estable, con rango NBA y finalización tras recibir; incluso tras bloqueo. No es un excelso creador de juego, pero puede generar juego en el bloqueo y continuación. Busca el aro con velocidad, usa ambas manos y  diferentes opciones para finalizar. Su capacidad para el pase, e inteligencia, le hace ver bien los cortes y saber cuando distribuir. en defensa aguanta ante exteriores e intimida y roba balones por su gran capacidad en las ayudas y las líneas de pase, pero pasa los bloqueos con problemas y sufre ante los jugadores más veloces. Tambien es una ayuda en el rebote porque su potencia le permite ganar bien la posición. Al ser uno de los pocos tiradores fiables de este año, su lugar de salida debe estar en el quinteto de inicio de la segunda ronda para ser parte de la rotación de cualquier franquicia en unos meses.

SADDIQ BEY.

Escolta o alero con una gran variedad ofensiva, que lo mismo se mueve al poste bajo con ganchos y fintas (desde donde es capaz de distribuir el balón con inteligencia), que muestra un gran acierto en el tiro (incluso con distancia NBA y sobre todo con espacio) o crea en el bloqueo y continuación. Se mueve bien sin balón y es capaz de buscar el aro con balón, teniendo que usar giros  y fintas para llegar bajo el aro por su falta de explosividad. Eso sí, sabe cuando doblar el pase o finalizar con cualquier mano. Tambien es capaz de tirar tras bote o tras recibir un bloqueo y su gran movilidad le permite aportar en el rebote en ambos aros. En defensa sufre frente a jugadores potentes, aunque aguanta bien a los exteriores y, con su lectura de juego y facilidad para usar las manos, es capaz de robar el balón en las ayudas e intimidar. Jugador muy completo que debe encontrar su sitio cerca del vigésimo lugar al ser, tal vez, el mejor tirador de esta camada.

TYLER BEY.

Se trata de un alero, o cuatro abierto, ligero y de brazos largos. Tal vez el pivot con más hambre en el rebote de este año. Resulta atractivo por su versatilidad y gran capacidad defensiva; donde es conocido por buscar el robo de balón con facilidad, tanto en la defensa en líneas de pase como buscando el balón en uno contra uno, su capacidad para intimidar y su facilidad para defender la línea de tres puntos. En ataque tiene un tiro bastante estable, sobre todo con tiempo y tras bloqueo. Al poste bajo tiene una gran variedad de movimientos de espaldas al aro, principalmente a la derecha. Juega mucho con los giros y con el tiro echándose hacia atrás, pero debe desarrollar más su juego en continuación hacia el aro. Muestra problemas de concentración en los tiros libres y se desespera con facilidad. También puede poner el balón en el suelo, jugar de fuera a dentro con inteligencia y finalizar en contacto y con ambas manos. Se muestra paciente para ver los cortes cuando se ve atrapado en un dos contra uno. pero le faltan recursos para distribuir con solidez, y corre la pista como el mejor escolta. Es un jugador para escoger en mitad de la primera ronda y pulir ligeramente, sobre todo por su poco peso para ser un jugador interior.

Fuente: gigantes.com

LEANDRO BOLMARO.

Base alto con un gran primer paso y mucha capacidad para repartir juego con el bloqueo y continuación. Se le ve un talento natural para el juego y, aunque tiene el peso de la inexperiencia por sus veinte años recién cumplidos, se le ve muy tranquilo sobre la pista y sabe moverse sin balón. Puede finalizar en contacto y con múltiples soluciones  y su mayor problema ofensivo llega por un tiro exterior poco sólido (que puede afectar a sus tiros libres). Su gran envergadura le convierte en un buen defensor ya que le permite jugar en anticipación sobre el pase o atacar el balón en el bote. Además le permite defender a jugadores interiores y, como su intensidad es buena, puede llegar a agobiar al poseedor del balón. Sus largos brazos también le permiten intimidar en ayudas y colaborar en el rebote, incluso el ofensivo por las ganas que pone. Cierto es que le cuesta contener a jugadores pequeños pero, con su edad y su descaro, es candidato claro a salir al final de la primera ronda escogido por una franquicia con tiempo para hacerle crecer y convertirlo en titular en poco tiempo.

VERNOM CAREY JR.

Pivot móvil, y zurdo, con gran facilidad para anotar pese a no contar con un tiro exterior consolidado; una cuestión que hasta se nota en los tiros libres, muy inestables al ser incapaz de mantener el ritmo de su mecánica. Tiene recursos al poste bajo atacando en velocidad, pero esquiva buscar la mano derecha (aunque puede anotar con ella) y eso le limita. Corre bien la pista pese a su altura y ve a sus compañeros, incluso al verse atrapado en un dos contra uno ya que ve los movimientos sin balón. De igual manera sabe desmarcarse, ejecuta bien la continuación de bloque en sus dos versiones y juega de fuera a dentro con múltiples recursos y giros que le permiten finalizar pese a los contactos de la defensa. Defensivamente llegan los problemas; puede intimidar por su altura pero no es su mayor virtud, no recupera bien el bloqueo y continuación y tiene problemas para aguantar exteriores veloces. Sin embargo cubre el expediente teniendo una buena lectura para las ayudas y cortar las líneas de pase. Además usa con criterio las manos en defensa y de este modo salva situaciones incómodas. Pese a no contar con una gran envergadura es de gran ayuda en el rebote, por su facilidad para ganar la posición bajo canasta y su ansia por encontrarlo. Sin cumplir los veinte años es un buen proyecto interior para elegir abriendo la segunda ronda.

MAMADI DIAKITE.

Se trata del pivot más atlético y explosivo de este draft. Es un jugador incontrolable cuando busca el rebote., agobiante cuando defiende en el exterior por su movilidad y uso de manos y un gran intimidador, sobre todo en ayudas. Además puede aguantar a jugadores más pesados, aunque en la NBA sufrirá más, y tiene un problema con las faltas personales por su estilo de juego. Ofensivamente se nutre principalamente de un juego al poste bajo con movimiento de pies finalizado con ganchos y múltiples recursos, de su buen tiro de media distancia y de su especialidad en el bloqueo y continuación buscando el aro. Sus problemas llegan al alejarse del aro, donde no es sólido si tiene que abrirse tras bloqueo y muestra unos tiros libres sin soltura. Es inteligente y está desarrollando su juego de fuera dentro, aprovechando su buen primer paso. En cualquier caso su juego de caar al aro se queda corto para lo que se estila en la actualidad y, dados su veintitres años, lo normal sería verle salir entre los diez que cierran la segunda ronda.

DEVON DOTSON.

Base bajo que, pese a ser capaz de romper hacia el aro por su gran velocidad, necesita de múltiples recursos para anotar bajo canasta ya que lleva mal los contactos bajo canasta. Además muestra inexperiencia y no se mide en su búsqueda del aro, aunque es capaz de distribuir por su buena visión de la pista. Finaliza con ambas manos, tiene un buen tiro tras bote y recibiendo (con la distancia NBA cogida con pinzas), y tiene facilidad para jugar el bloqueo y continuación. Sufre para superar una buena presión a todo el campo pero, según vaya cogiendo experiencia, no debería ser un problema. En defensa sufre por su falta de altura y peso, aunque pasa bien los bloqueos. Además es muy inteligente para buscar el balón en defensa, tanto en las líneas de pase como en el uno contra uno, siendo uno de los mejores defensores en su puesto. Es un proyecto de base suplente, pese a ser un líder sobre la cancha, que debe salir en la segunda mitad de la segunda ronda.

ANTHONY EDWARDS.

Base o escolta potente y de buen tamaño, que recuerda a Victor Oladipo en sus primeros años. Su juego ofensivo es muy polivalente porque, pese a tener un tiro muy fácil con distancia NBA, es capaz de aprovechar su superioridad física al poste bajo, con movimiento de pies y finalización por ambas manos. Además finaliza en contacto porque sabe aprovechar su físico y tiene recursos de pase para solucionar situaciones apuradas por exceso de confianza al buscar el choque; le falta control. Ve los movimientos sin balón de sus compañeros y es capaz de guiar las contras y también puede distribuir en el bloqueo y continuación. Sus mayores errores llegan a nivel defensivo, donde no posee una buena actitud y se ve penalizado cuando no defiende el balón. Sin embargo, en la defensa uno contra unomuestra su mejor versión, siendo capaz de aguantar a interiores y sabiendo usar las manos para robar el balón, ya sea sobre el bote o atacando las líneas de pase. En el rebote defensivo también se despista al cerrar, pero lo compensa atacando el ofensivo. Sin duda uno de los tres mejores jugadores de este año porque aún  no cuenta con veinte años a sus espaldas, aunque debe trabajar para consolidarse rápidamente en la liga.

MALACHI FLYNN.

Base o escolta ccon grandes dotes para el ataque. Muy capaz de crear en el bloqueo y continuación, sabiendo esperar el momento adecuado para el pase. Se crea sus tiros, mostrándose muy estable tirando tras bote o, algo menos, tirando a la salida del bloqueo (incluso en distancia NBA). Sabe moverse sin balón, sabiendo finalizar en contacto y con cualquier manos. Sufre para superar un dos contra uno, pero tiene la capacidad suficiente para superar la presión y ver los desmarques de sus compañeros. En edefensa ayuda en el rebote, pasa bien los bloqueos y es agresivo en la defensa del balón. Cierto que físicamente sufre pero, con su capacidad para liderar y su juego ofensivo, se debe instalar en el final de la primera ronda.

JOSH GREEN.

Escolta que desequilibra físicamente, corre bien la pista y tiene un gran tiro en parado tras recibir. Es un jugador explosivo, con mucha facilidad para finalizar cuando llega bajo canasta y se desmarca bien. Sufre, por inexperiencia, cuando se enfrenta a un dos contra uno, pese a tener los recursos necesarios para superar la situación. En el apartado defensivo es un excelente defensor en el uno contra uno, lee bien las líneas de pase y, de igual manera, sabe anticipar las ayudas y buscar el balón. Su grandes cualidades físicas le permiten cargar el rebote ofensivo. Su aspiración es ser un titular complementario en cualquier franquicia por su incapacidad para generar juego y por ello debería salir cerca del vigésimo lugar; siempre que su historial de lesiones ( asus tiernos veinte años) no asuste a los electores.

ASHTON HAGGANS.

Un generador de juego ofensivo desde su puesto de base, especialmente en el bloqueo y continuación. Usa su potencia física para llegar bajo el aro y finalizar, aunque se acelera demasiado y puede sufrir en la NBA. Sin ser especialmente sólido en el tiro, le va mejor tirando tras bote, tal vez porque consigue un espacio extra y algo más de tiempo para estabilizarse. Su físico también le permite aportar en el rebote. Tiene problemas de concentración en la defensa, pero es un gran defensor; sabiendo tapar las líneas de pase y cortar el juego rival con buenas ayudas. Jugador de carácter que debe salir cerca del punto medio de la segunda ronda.

TYRESE HALIBURTON.

Base alto, de gran envergadura y poco peso. Es un gran generador de juego por su excelente primer paso, su manejo de balón y su facilidad para finalizar, incluso en contacto. Tiene algún juego en el poste bajo para sacar rendimiento a su superioridad física y es capaz de doblar el balón. Su tiro exterior se debe pulir en movimiento, pero tiene buena capacidad en parado y la distancia NBA no debe ser un problema. Además puede crear en el bloqueo y continuación, aunque todavía puede mejor su lectura en estas situaciones. Es una ayuda en el rebote por sus largos brazos, algo que también le ayuda en defensa, tanto para intimidar en las ayudas como para robar el balón. Cierto que una lesión mano ha cortado su progresión, pero es un líder y por ello debía salir entre los cinco mejores de este año.

JOSH HALL.

Pivot de físico desgarbado y gran envergadura. Juega fácil de cara al aro, con un tiro exterior sólido pero algo lento, lo que le complica la vida al tirar tras bloqueo. Tiene una buena capacidad de pase aunque no lee las situaciones. Se crea sus tiros de manera sencilla y puede jugar de fuera a dentro al generar con el bote de forma natural. Sin embargo los contactos le hacen sufrir porque, aunque sea superior en altura, le falta físico para sobre ponerse. Además tiene la costumbre de buscar situaciones incómodas pese a ser consciente de ello, tal vez porque no ve a sus compañeros. En defensa sufre para contener a jugadores en velocidad. Con veinte años recién cumplidos no deja de ser un proyecto interesante para escoger al fondo de la lista y con tiempo abundante para pulirlo.

RJ HAMPTON.

Otro base alto de poco peso y brazos largos con gran calidad para generar juego para otros, con gran creatividad especialmente en el bloqueo y continuación. Se siente muy cómodo a campo abierto, donde sus cambios de ritmo son más efectivos. Se genera sus posiciones de tiro, pero es inconsistente (especialmente desde la larga distancia). Su finura física le cambia la finalización bajo canasta y, pese a tener recursos, falla más de lo debido. Además ese físico endeble le penaliza en defensa, porque le obliga a cambiar demasiado en los bloqueos si son buenos. No defiende a explosivos por su mal posicionamiento  en muchas ocasiones, pero defiende a interiores gracias a sus largos brazos; algo que también le ayuda para intmidar en las ayudas y cerrar el rebote. Jugador que, con diecinueve años recién cumplidos, tiene tiempo para crecer y por eso debe salir hacia la mitad de la primera ronda.

KILLIAN HAYES.

Base explosivo, y demasiado zurdo en ataque, con largos brazos que agobian en defensa y ayudan en el rebote, tanto defensivo como ofensivo. Es muy agresivo usando las manos en defensa, aunque tiene tendencia a centrarse demasiado en el balón para robarlo y deja ir a su defendido. También es capaz de pasar los bloqueos, pero le cuesta por su falta de peso. En ataque se crea sus tiros gracias a un gran primer paso, distribuye fácil (incluso en el bloqueo y continuación, donde muestra paciencia para encontrar la mejor opción) y tiene un lanzamiento fluído al que le falta consistencia tras la línea de tres puntos, aunque recibiendo en parado es efectivo. Puede ser un base muy anotador si se lo propone porque dispone de un juego sólido cuando ve cortado su camino al aro y, seguramente por esa capacidad y sus diecinueve años, salga entre los diez primeros este año.

NATE HINTON.

Escolta de físico tierno, y tiro fácil, que destaca por su gran actividad física sobre la pista. Eso le permite ser una factor diferencial en el rebote, pese a su altura, y le da un plus de intensidad al equipo en que juegue. Es un buen defensor en uno contra uno, siendo muy agresivo para robar el balón e inteligente para saber donde es necesaria su presencia. Su gran dificultad viene ante jugadores más potentes, a los que no puede frenar en su camino al aro. En ataque puede desequilibrar y finalizar con ambas manos con múltiples recursos, también en contacto. Además reparte el balón sin egoísmo, viendo los cortes de sus compañeros. Es cierto que en ocasiones fuerza el juego pero, pese a ello, es un jugador sólido para cambiar la dinámica de cualquier partido con su energía desde el banquillo. Su lugar estará entre los diez últimos del draft de este año.

MARKUS HOWARD.

Seguramente el base más anotador que se presenta este año, pese a su escasa altura. Es muy desequilibrante en el uno contra uno y, gracias a su gran facilidad para generarse sus tiros, es una constante amenaza para la defensa. Además ya tiene adquirida la distancia NBA (incluso llegando en transición), siendo muy bueno tirando tras bloqueo. Juega perfectamente el bloqueo y continuación, aunque en muchas ocasiones se ciega, tal vez por falta de confianza en sus compañeros, aunque tiene recursos para llegar bajo canasta y finalizar en contacto, ya que es muy hábil sacando faltas y consiguiendo el espacio necesario usando el cuerpo. Otro problema ofensivo es que expone el balón demasiado y se agobia ante un defensor alto. En defensa busca el balón para no ser superado, pero tiene grandes problemas para contener a los jugadores de mayor altura y penetraciones muy agresivas. Pasa bien los bloqueos y, como es el máximo anotador de la Big East de todos los tiempos, no debe tener problemas para salir en el final de la segunda ronda.

Fuente: romesentinel.com

ELIJAH HUGUES.

Escolta o alero alto de brazos largos y muy anotador. Cuenta con un gran tiro tras recepción, y bastante estable en movimiento, incluso desde la larga distancia. Sabe jugar al poste bajo para generarse tiros sencillos o generarse sus puntos en uno contra uno. Sabe medir su juego de fuera a dentro, pudiendo repartir porque lle los desmarques de sus compalñeros. De igual manera sabe moverse sin balón, pudiendo finalizar en contacto y con recursos bajo canasta. En defensa es una buena ayuda en el rebote, se muestra activo en las ayudas y sabe usar las manos para contener penetraciones o tapar las líneas de pase porque en uno contra uno se las apaña bastante bien. Su gran problema defensivoe s su falta de ganas pero, siendo de los anotadores más puros de este año en el puesto de alero, debe ser escogido por una franquicia que busque anotación en su sexto hombre. Lo normal será verle salir en el inicio de la segunda ronda.

MASON JONES.

Alero, o cuatro abierto potente, con un buen primer paso para buscar el aro. Inteligente y con capacidad para el pase tiene muchas soluciones cuando encara la canasta, para compensar su falta de explosividad. Genera juego desde el bote y tiene un tiro exterior sólido. Es agresivo de  manos en defensa para compensar su falta de potencia interior y velocidad exterior. Busca el rebote ofensivo y es capaz de dirigir el ataque. Se trata, por tanto, de un jugador preparado para paortar desde el primer día en cualquier banquillo NBA pero, con sus limitaciones físicas, no será extraño verle salir en la segunda mitad de la segunda ronda.

TRE JONES.

Base muy ordenado con liderazgo sobre la pista. Desborda por su manejo de balón, aunque le cuesta finalizar bajo canasta por su escasa estatura. Sabe repartir, lee bien las situaciones y sabe ver los movimientos sin balón de sus compañeros. Sorprendentemente sabe moverse en el poste bajo y finaliza en contacto. Su tiro exterior necesita espacio y tiempo, por eso es mejor tirador recibiendo desmarcado. Es uno de los mejores defensores de este año; aguanta muy bien el uno contra uno, supera bien los bloqueos y corta bien las líneas de pase, porque anticipa las ayudas y siempre sabe cuando atacar el balón. Con esas características, y teniendo en cuenta su buena evolución en el tiro, debe salir en el inicio de la segunda ronda.

KIRA LEWIS JR.

Un base de brazos largos, y gran velocidad, que sufre bastante en defensa por su tendencia al despiste. Le cuesta contener a jugadores más potente, pero lee bien las líneas de pase, sabe usar las manos en defensa, intimida en ayudas y realiza un buen balance defensivo. Además ayuda en el rebote. Ofensivamente se trata del base más desequilibrante con el dribbling de esta generación; aprovechando su buen primer paso, cambiando de dirección y de ritmo. Tiene buen instinto para moverse sin balón, es inteligente, encara el aro pudiendo usar ambas manos y sufre para finalizar en contacto por su falta de peso. Reparte el juego con facilidad en las dos versiones del bloqueo y continuación, leyendo las debilidades de la defensa y augurando distribución aún más ágil en la NBA. Debe mejorar el tiro exterior y adaptarse al rango NBA. Sufre los problemas de la inexperiencia pero, con su carácter, debe ser un jugador a salir rozando el décimo lugar.

THEO MALEDON.

Base bajo con gran capacidad creadora en el bloqueo y continuación, midiendo los momentos y sabiendo cambiar de ritmo si es necesario. Sabe mandar en el partido, es inteligente y tiene recursos para anotar bajo canasta. Su mejor tiro es recibiendo, tras bote le cuesta sentirse cómodo y no es consistente; sufriendo incluso de cierto agobio en los tiros libres por su falta de toque. También ayuda en el rebote por su movilidad. Defensivamente le cuesta pasar bloqueos. Además le cuesta contener en defensa, aunque lo solventa siendo agresivo de manos y realizando buenas ayudas. Habiendo cumplido los 19 años hace poco lo normal será verle salir al final de la primera ronda, con destino a una franquicia con tiempo para terminar de formarlo.

NICO MANNION.

Base de gran capacidad de liderazgo y con una buena lectura de los tiempos del bloqueo y continuación. Es capaz de crearse sus tiros, teniendo un lanzamiento estable con rango NBA incluso recibiendo tras bloqueo. Tiene numerosos recursos para finalizar en las cercanías del aro, pero no le saca todo el rendimiento a su pase en esas situaciones. Es un buen defensor en uno contra uno, realiza buenas ayudas (leyendo bien las líneas de pase) y su mayor problema es cierta falta de intensidad en ciertas situaciones (es muy dado a quedarse en el bloqueo y continuación). Además busca el rebote ofensivo con buen instinto. Al no haber cumplido los veinte años, no sería sorprendente verle salir hacia la mitad de la segunda ronda, siendo escogido por una franquicia que necesite un buen base suplente.

NAJI MARSHALL.

De los pocos aleros formados físicamente de este año, podría ser una buen cuatro abierto. Suele buscar el aro por potencia (siendo de los mejores finalizadores bajo canasta este año), aunque es capaz de distribuir a sus compañeros en caso de ser necesario porque tiene la capacidad de ver los movimientos sin balón y de distribuir en el bloqueo y continuación. Su dribbling no desborda, necesita de cambios de ritmo y giros para llegar bajo canasta y tiene un tiro que necesita ser pulido en movimiento, pese a ser una amenaza desde la distancia NBA. Tiene cierta tendencia a la precipitación, seguramente porque carga demasiado peso en en el ataque de su equipo. En defensa ayuda mucho en el rebote, buscando ganar la posición en el ofensivo. Trabaja bien las líneas de pase, es agresivo de manos en la defensa uno contra uno y tiene la polivalencia necesaria para defender a exteriores e interiores ya que pasa bien los bloqueos. Un jugador que debe salir en la segunda mitad de la segunda ronda, más por la escasez de jugadores en su puesto que por su juego.

TYRESE MAXEY.

Escolta de fuerza, que rompe muy fácil gracias a un buen primer paso y finaliza con ambas manos y con recursos (aunque le cuesta en contacto). Generea juego en el bloqueo y continuación y es capaz de crearse sus tiros, siendo capaz de tirar tras recibir ya que dispone de un tiro muy rápido tras bote o en movimiento al que está dotando de consistencia. Se muestra muy atento al robo de balón, sobre todo en ayudas, pasa bien los bloqueos y ayuda en el rebote. Cierto que acusa cierta falta de experiencia pero, con su capacidad anotadora en proceso, debe salir en torno al vigésimo lugar.

SKYLAR MAYS.

Base fuerte de buen tiro, sobre todo en parado o tras bloqueo, y con la distancia NBA ya cogida. En su búsqueda del aro tiene la inteligencia, y la potencia, para poder finalizar en contacto y con cualquier mano. De los bases con mejor distribución en el bloqueo y continuación, y dirección, sobre la pista. Es un base que ayuda en el rebote y tiene la habilidad defensiva necesaria para pasar los bloqueos y leer donde son necesarias las ayudas. Viendo esto, y sumando sus dotes de liderazgo, debe salir en mitad de la segunda ronda.

Fuente: insidebasket.com

JADEN MCDANIELS.

Alero polivalente de gran envergadura, y poco peso, que se ayuda de sus largos brazos para conquistar los rebotes bajo ambos aros y para aguantar a los exteriores más veloces. Además, gracias a ellos, también puede intimidar en las ayudas. Es un alero que acapara juego, capaz de crearse sus tiros y buscar el aro con recursos y ambas manos. Le cuesta finalizar en contacto porque no mide las circunstancias y el momento. Desde el exterior no es fiable, pero da buen rendimiento recibiendo en parado (incluso tras bloqueo). Tiene una buena visión de toda la pista, pudiendo dirigir ocasionalmente. Corre bien la pista y, gracias a su orgullo, y a su liderazgo, sería un buen proyecto de futuro. Jugador ideal para ser elegido por encima del vigésimo lugar por una franquicia que no necesite su presencia inmediata en el quinteto titular, ya que acaba de cumplir los veinte años.

AARON NESMITH.

Seguramente el escolta con más clase de este draft en el tiro. Posee un buen físico y desequilibra con facilidad, teniendo variedad de recursos para finalizar en contacto porque no termina de desbordar. Es el tirador más sólido en la línea exterior, también tras bloqueo. No siempre gana espacio para el tiro, pero es capaz de encontrar al compañero libre aunque a veces se obceca demasiado. También sabe desmarcarse sin balón y, pese a no ser un especialista, sabe sacar partido al poste bajo tirando a la media vuelta. En defensa muestra problemas de falta de intensidad, le cuesta contener a jugadores más explosivos pero, cuando se empeña, puede llegar a agobiar tapando líneas de pase en la defensa uno contra uno siendo muy agresivo en el uso de las manos. También tiene una buena lectura para ayudar en el interior, incluso tiene recursos para defender a interiores. Sin embargo, en general, su mayor problema es su falta de concentración defensiva. Dado que ya ha sufrido una fractura por estrés, no sorprenderá verle salir rozando el décimo lugar.

ZEKE NNAJI.

Sin duda el prototipo de cuatro abierto que cualquier franquicia desearía. Con físico para ocupar el puesto de cinco, esfuerzo en el rebote bajo ambos aros, activo en las ayudas y capacidad para intimidar por su envergadura. Su único lunar defensivo es un falta de velocidad lateral en el desplazamiento ante jugadores exteriores. En el apartado ofensivo es donde se juntan los mayores problemas, porque su aportación disminuye según se aleja de la canasta. Juega la poste bajo ganando la posición con solidez y finalizando con ganchos y sabiendo distribuir. Corre bien la pista, va de fuera a dentro con soltura teniendo el físico suficiente para finalizar con cualquier mano en contacto. Sin embargo su tiro se encuentra en desarrollo,sólo es sólido en la media distancia y en parado, todavía no puede abrirse para tirar de tres y eso provoca que las defensas se cierren en el bloqueo y continuación y, como tampoco tiene capacidad para ver el pase y ejecutarlo, acumula malas decisiones. Sin haber cumplido los veinte años es un gran proyecto para escoger en el inicio de la segunda ronda.

JORDAN NWORA.

Jugador al que su técnico, Chris Mack, tuvo que convencer para trabajar físicamente, mejorar así la defensa y aspirar a jugar muchos minutos y coger muchos tiros. Pese a todo le cuesta pasar los bloqueos y seguir los cortes a su espalda. Es bastante mejor defendiendo al poste bajo, con buena capacidad para anticiparse en las líneas de pase. También ha aprendido a ayudar a sus compañeros, atacando bien el balón en esas situaciones y pudiendo intimidar. Pese a no contar con un gran físico tiene recursos para no meterse en líos al entrar a canasta (yendo fácil de fuera a dentro y sabiendo repartir juego a sus compañeros) y se equilibra bien con el cuerpo pese a los choques con la defensa. Eso le confiere una buena capacidad para tirar tras bloqueo, posee la distancia NBA. Le cuesta cerrar el rebote defensivo, pero va muy bien al ofensivo; con un poderoso salto y muy buen instinto. Cierto que debe mejorar su selección de tiro pero, pese a ello, cualquier franquicia en el inicio de la segunda ronda buscaría su aportación desde el banquillo.

ONYEKA OKONGWU.

El clásico pivot fuerte y atlético con un gran instinto y competitividad en el rebote. Necesita espacio y tiempo para mostrarse sólido en el tiro exterior, se muestra más cómodo en la media distancia y sufre de cierto incosistencia con los tiros libres. Al poste bajo si tiene un juego más asentado ya que, además de ganchos, tiene recursos para jugar con giros, gracias a su buen movimiento de pies, y finalizar con ambas manos con un buen toque debajo de canasta. Corre bien la pista y en el bloqueo y continuación se come el aro con su explosividad y buen primer paso. Además posee la rara capacidad en un pivot de ver a sus compañeros, tanto desde el poste alto como desde el poste bajo. Defensivamente arriesga demasiado en el juego en anticipación y pierde la posición con facilidad, aunque tiene un gran instinto para la intimidación en las ayudas. Como además aguanta bien a los pivots más pesados y defiende sólidamente la línea exterior, lo normal será verle celebrar su vigésimo cumpleaños cerca de los cinco mejores.

ISAAC OKORO.

Alero fuerte, de brazos largos, que sabe aprovechar ese recurso, tanto en defensa como en las dos posibilidades de rebote. Cierto que le cuesta contener a jugadores más veloces pero, siendo agresivo sobre el balón, y buscando anticiparse al pase, consigue solventar esos problemas. Además saca partido de esa envergadura en las ayudas. Ofensivamente es un jugador de grandes capacidades todavía por pulir. Sabe sacar partido de su físico en el poste bajo, gana bien la posición y tiene una buena capacidad para repartir el juego a la jugador que se mueve sin balón. Bajo el aro soporta bien los contactos y no tiene problemas para usar ambas manos. Muestra una gran variedad de recursos al buscar el aro, sacando partido de su desequilibrio con giros y teniendo la potencia necesaria para finalizar. Se crea sus tiros y podría distribuir desde el bloqueo y continuación pero, pese a tener la distancia NBA adquirida, necesita tiempo para ser efectivo; hasta los tiros libres aparentan ser muy mecánicos. Sin haber cumplido los veinte años, es un jugador para arriesgar eligiéndolo en mitad de la primera ronda.

DANIEL OTURU.

Pivot móvil, y formado físicamente, con una gran disposición para la defensa en el exterior. Lo mismo es agresivo de manos sobre distribuidor en el bloqueo y continuación, que puede recuperar la posición con la pivot. Intimida, tanto en ayudas como en individual, por su buen timing, su envergadura y su buena capacidad para desplazarse por la pista. Sufre por la falta de peso en defensa, especialmente en el rebote, aunque ataca con buen instinto los errores de lanzamiento bajo el aro contrario. Ofensivamente tiene grandes recursos al poste bajo; gana la posición y es capaz de atacar con un buen movimiento de pies o en velocidad, y finalizando con ganchos y reversos con un buen toque. Posee un tiro de media distancia asentado, sobre todo tras recibir, que debe pulir para jugar el bloqueo y continuación abierto tras la línea de tres. Le resulta más sencillo realizar el bloqueo y continuación clásico. Puede jugar de fuera a dentro ocasionalmente, siendo capaz de ver toda la pista ya que, incluso encerrado, tiene la inteligencia necesaria para frenarse, sin embargo le cuesta medir el pase. Un pivot con buenas condiciones para salir desde cualquier banquillo, seguramente saldrá en la primera mitad de la segunda ronda.

REGGIE PERRY.

De los pocos pivots ya formados de este draft. Se trata de un cuatro o cinco abierto, con capacidad para poner el balón en el suelo e ir de fuera a dentro, siendo capaz, incluso, de guiar la contra de su equipo. También puede sumar al poste bajo, desde donde puede distribuir a sus compañero o finalizar con ganchos o con un buen movimiento de pies. Necesita espacio para ser efectivo en el tiro exterior y tiene un juego en bloqueo y continuación muy sólido porque aguanta bien los contactos y puede finalizar con cualquier mano. Tiene un buen timing para el rebote, siendo una pesadilla porque siempre lucha la posición. Por el contrario puede intimidar, sobre todo en ayudas, pero no es su especialidad. Aguanta a los exteriores por su buen suso de las manos en defensa. Se le ve experto y por eso sorprende verle sufri con los tiros libres en momentos importantes. Pese a todo mantien una actitud positiva en el juego y, pese a notarse cierta desidia en su juego, debe salir en la segunda parte de la segunda ronda.

ALEKSEJ POKUSEVSKI.

Jugador de más de dos metros, cuya evolución física marcará su posición en pista. Se muestra muy cómodo en su relación con el balón y la pista. Posee un tiro exterior con rango NBA, más sólido recibiendo en parado y convirtiéndolo en una amenaza abriéndose tras bloqueo. Y es que es un jugador que tanto puede crear como finalizar en el bloqueo y continuación. Va al aro con recursos pero, por su todavía débil físico, le cuesta finalizar en contacto. Tiene una buena visión del campo y podría actuar de base ocasionalmente porque crea fácilmente. Se muestra tranquilo ante un pressing y es capaz de conseguir espacio para su tiro. En defensa sus largos brazos le permiten anticipar en las líneas de pase  o cerrar bien en un dos contra uno. Esa envergadura también le permite intimidar, leyendo muy bien cuando ayudar. De igual forma, es capaz de conquistar el rebote ofensivo, pero no tiene el toque suficiente para finalizar. Debe mejorar pero, sin cumplir los diecinueve años, su mayor obstáculo es el millón de euros de su cláusula de rescisión. Jugador que debe salir al final de la primera ronda, para pulir con calma.

PAYTON PRITCHARD.

Base alto, de físico discreto, con gran conocimiento del juego y facilidad para el pase. Cierto es que en ocasiones duda ante físicos superiores y que sufre ante un buen dos contra uno pero, de igual manera, es un tremendo creador en el bloqueo y continuación y tiene uno de los tiros exteriores más sólidos de este draft. Se mueve bien sin balón y es capaz de generarse su espacio aunque, por su falta de explosividad, tiene que tirar de recursos para finalizar bajo canasta. En defensa tiene algunos problemas ante jugadores más rápidos, pero lee bien las ayuds y las líneas de pase, convirtiéndose en un buen ladrón en esas situaciones. Eterno suplente con aspiraciones a titular en la NBA que debe salir en la segunda mitad de la segunda ronda.

Fuente: gobigbluecountry.com

INMANUEL QUICKLEY.

Escolta o alero de gran tiro, con rango NBA, en parado o en movimiento (incluso recibiendo y tirando tras bloqueo). Es capaz de crearse el espacio para sus tiros, pero le cuesta llegar bajo el aro aunque, al estar formado físicamente, puede terminar en contacto y con recursos. Llama la atención su capacidad para sacar faltas aprovechando las debilidades mostradas por el defensor. Sin ser su especialidad, tampoco es un mal pasador. En defensa siempre está dispuesto para ayudar porque siempre está concentrado en el juego. Además eso le convierte en un buen defensor uno contra uno al ser capaz de superar los bloqueos., sabiendo cuando buscar el balón para robarlo (incluso leyendo la línea de pase). Para ser un exterior ayuda bastante en el rebote, bajo ambos aros y eso le convierte en un sólido jugador para completar la rotación de cualquier franquicia a corto plazo. Cierto que le falta explosividad a su juego, pero podría ser un posible sexto hombre y por ello alguien podría arriesgarse y cogerlo en el inicio de la segunda ronda.

JAHMI´US RAMSEY.

Escolta o alero fuerte, con gran capacidad para el desequilibrio, muy explosivo y con una gran potencia que le hacen ser imparable cuando busca el aro. Su tiro exterior es fiable en parado, aunque sufre en movimiento y tiene problemas con los tiros libres por falta de concentración. Tiene un gran facilidad para crear juego, ya sea para él o para sus compañeros. Eso le convierte en una constante amenaza en el bloqueo y continuación porque, además, es capaz de repartir juego (aunque le falta experiencia) y cuenta con un tiro de tres con distancia NBA. Cierto que fuerza demasiado las situaciones, especialmente bajo el aro, y que su tiro en movimiento no es tan efectivo, pero a nivel ofensivo es una amenaza que merece la pena. Defensivamente, sin embargo, presenta más problemas para defender a jugadores más veloces y tiene cierta tendencia al despiste. Un jugador que debe moverse en torno al vigésimo lugar porque acaba de cumplir los diecinueve años.

PAUL REED.

Pivot delgado, muy móvil y de gran envergadura. Eso le permite sacar partido intimidando, sobre todo por su buena lectura en las ayudas, permitiéndole, incluso, anticiparse en las líneas de pase. Además aguanta a jugadores exteriores al aplicar bien las manos sobre el balón, sin embargo sufre con los interiores por su falta de peso. Su mayor problema llega al perderse y despistarse en ciertas situaciones defensivas, por estar demasiado pendiente de su hombre. Ofensivamente sabe moverse sin balón. Conquista el rebote ofensivo por brazos y deseo, mostrando un buen toque bajo canasata para finalizar con ambas manos o en contacto. Sorprende el poco uso del bloqueo y continuación hacia dentro,confía más en su tiro de tres, donde tiene ya cogida la distancia  NBA y es especialista en tirar tras recibir, pero todavía puede mejorar ese aspecto. También es capaz de jugar de fuera a dentro con soltura, corriendo muy bien la pista. Al poste bajo usa el movimiento de pies y los ganchos para sacar rendimiento; siendo capaz de ver los cortes de sus compañeros pese a estar ttapado en un dos contra uno. Si todo va normal debe salir al inicio de la segunda ronda, como proyecto de sexto hombre interior y ligeras posibilidades de acabar siendo titular.

NICK RICHARDS.

Pivot de buena envergadura y muy ágil cuya principal aportación ofensiva es presentar buenos bloqueos para jugar la continuación hacia el aro y correr bien la pista. su tiro exterior está en fase de formación y, de momento, no asoma tras la línea de tres pese a poder poner el balón en el suelo y atacar el aro. Además tiene un juego al poste bajo muy básico, finalizado con ganchos principalmente, porque en ocasiones semuestra extrañamente tierno para finalizar. Eso sí, es inteligente y, pese a que tiene unos tiros libres mecánicos, es un jugador que ofensivamente cubre el expediente para salir desde el banquillo. En defensa se crece, cerrando rápido las penetraciones usando las manos para contener o intimidar en las ayudas, presentando una buena movilidad defensiva en el exterior y trabajando bien en las líneas de pase. Es muy explosivo y su actividad en el rebote es constante. Pese a que en ocasiones presenta un débil posicionamiento defensivo, recupera muy fácil la posición defensiva en el bloqueo y continuación, debería salir en la segunda mitad de la segunda ronda.

GRANT RILLER.

Base anotador gracias a su gran facilidad para el desequilibrio y la multitud de recursos en la finalización. Aprovecha bien su agresividad de manos para robar el balón, tanto en las líneas de pase como presionando el balón. Tiene una buena lectura para las ayudas defensivas, no se atasca en los bloqueos y tiene recursos para defender al poste,. Sin embargo le cuesta mantener la tensión defensiva y su mejor versión aparece en ataque; cuenta con un tiro bastante estable de distancia NBA, una buena capacidad para distribuir en el bloqueo y continuación (donde tiene paciencia para ver al compañero libre) y un buen pase para solucionar situaciones complicadas. Además cuenta con una buena capacidad para desmarcarse y un carácter que se puede convertir en liderazgo en el equipo adecuado. Se trata del típico jugador que aspirará a la titularidad de cualquier franquicia en situación apurada. Lo habitual sería que saliese en la segunda mitad de la segunda ronda dada su edad.

JAY SCRUBB.

Escolta o alero zurdo de gran envergadura, atlético, ya formado físicamente y con una gran explosividad. Tiene una buena relación con el balón, un tiro fácil tras bote (peor tras recibir) y buenos recursos para finalizar bajo canasta en contacto. Juega al poste bajo de modo básico, y va de fuera a dentro finalizando con giros y ganchos. En defensa tiene buenas características físicas, sabe donde es necesaria su presencia y puede intimidar, pero le falta desplazamiento lateral para defender a los más veloces. Tiene un buen toque para el rebote ofensivo y colabora con su buen salto y sus largos brazos bajo el propio. Jugador de gran potencial que, pese a sus reticencias con el pase, a sus veinte años debe salir en la primera mitad de la segunda ronda.

JALEN SMITH.

Pivot móvil de gran envergadura y con necesidad de músculo. Colabora en el rebote defensivo y carga el ofensivo, sobre todo porque tiene instinto para ganar la posición bajo canasta, aunque no siempre tiene el toque necesario para acertar. Ofensivamente se desenvuelve al poste bajo con velocidad y movimiento de pies y le gusta finalizar con ganchos, pudiendo finalizar en contacto y con ambas manos pero, en cualquier caso, no es un jugador sólido en este aspecto. Corre bien la pista y sabe dar soluciones a sus compañeros con sus desmarques. Le va mejor el juego de bloqueo y continuación en sus dos versiones, gracias a un tiro fluído tras bloqueo. Juega de fuera a dentro con facilidad, aunque le cuesta distribuir. Es capaz de defender en la línea de tres con soltura y solventa la defensa dejugadores de más peso en el poste bajo atacando el balón. Sin embargo no siempre recupera la situación defensiva en el bloqueo y continuación, porque se sitúa mal y le falta energía. Lo compensa con una buena temporización para el salto y las ayudas, siendo de los mejores intimidadores de este draft. Un jugador que no se arredra que debe salir en torno al vigésimo lugar de la primera ronda.

CASSIUS STANLEY.

Escolta atlético, extremadamente rápido a campo abierto y con facilidad para moverse sin balón. Por ser hijo de jugadora de baloncesto tiene una buena lecturar para las ayudas y para ver a sus compañeros. Desborda gracias a su buen primer paso, finalizando incluso en contacto gracias a su capacidad física, pero le falta capacidad en su manejo de balón para poder ganar espacio para el tiro. Un lanzamiento exterior ya adaptado a la distancia NBA, pero que es más efectivo recibiendo en parado que tras pasar un bloqueo. Puede ganar posición al poste bajo y encuentra soluciones inesperadas para finalizar. También realiza una buena aportación en el rebote en ambos aros por su constante búsqueda del balón. En defensa sufre para frenar a jugadores explosivos, por su tendencia a pasar los bloqueos demasiado pegado a ellos. Tiene una gran actividad de manos para robar el balón, sobre todo en las líneas de pase porque en el uno contra uno le falta decisión. Se trata, por tanto, de un buen proyecto para cualquier banquillo NBA. Debe ser escogido en la primera mitad de la segunda ronda.

ISAIAH STEWART.

Se trata de un cuatro, o cinco, un poco corto de estatura con mucho trabajo sucio bajo canasta (sobre todo en el rebote), que debe asentar su tiro exterior para tener muchos minutos en la NBA. Corre bien la pista, pero se le ve inocente jugando de fuera a dentro; ya que es bastante despistado. Sin embargo cuenta con una buena visión del juego y, aunque le faltan piernas para ganar la posición al poste bajo, se desenvuelve bien con ganchos y tiros a la media vuelta, sabiendo finalizar en contacto y con ambas manos. Puede aguantar la defensa en la línea de tres sin problemas y, gracias a su gran envergadura, también intimida en las ayudas. Sin haber cumplido los veinte años, y dada la escasez de jugadores de su perfil, debe ser elegido en el final de la primera ronda.

TYRELL TERRY.

Base pequeño, casi frágil, con un lanzamiento a canasta natural y muy consolidado tras la línea de tres, capacidad para tirar tras bloqueo y mucha capacidad para llegar bajo canasta y distribuir o finalizar. De igual manera reparte muy fácil en el bloqueo y continuación, porque ve los movimientos sin balón de sus compañeros. Además es inteligente y, aunque se puede precipitar, aprende rápido. En defensa aprovecha su envergadura para leer las líneas de pase y contener  en el uno contra uno. Pasa los bloqueos con problemas, realiza buenas ayudas en defensa y aporta en el rebote bajo ambos aros. Cierto es que los contactos le hacen sufrir y le sacan del partido pero, con veinte años recién cumplidos, es un jugador para ser elegido en mitad de la primera ronda.

KILLIAN TILLIE.

Cuatro abierto formado físicamente y con los recursos propios del jugador europeo; inteligencia para el pase, tiro exterior asentado y juego en el bloqueo y continuación en sus dos versiones. Va al aro por potencia pero, dada su falta de altura, sufrirá en la NBA pese a su buen toque. Su tiro exterior está casi consolidado en parado, no así en movimiento. Defiende con soltura en la línea de tres, agobia en el dos contra uno gracias a su constante manoteo e intimida por su buena lectura en las ayudas. Sufre en el rebote por su falta de centímetros y peso. Jugador para salir en el final de la segunda ronda por su edad y problemas físicos, pero un buen recurso para cualquier banquillo.

XAVIER TILLMAN.

De ese tipo de pivots que parecen veteranos incluso recién salidos del instituto. Con un físico ya formado, aunque limitado en explosividad, es capaz de hacer de todo. Tiene el bloqueo y continuación en sus dos versiones, su tiro exterior es bueno aunque mejorable, juega al poste bajo por velocidad y con ganchos y, aunque con ciertas dificultades, puede poner el balón en el suelo e ir de fuera a dentro. Además de esto también entiende como generar espacios a sus compañeros y, sin ser un gran distribuidor, ve muy fácil al compañero libre. Defensivamente es de los pivots que mejor cierra el rebote bajo su aro, tiene muy claras las ayudas, se anticipa en las líneas de pase y, pese a ciertas dificultades para frenar a jugadores pequeños, puede defender en el exterior con soltura si se lo propone. Jugador que, de no ser por sus limitaciones físicas, podría ser titular en la NBA. De momento da poco para lo que tiene y saldrá desde el banquillo pero, en poco tiempo, puede ser un sexto hombre de nivel. Lo normal sería verlo salir en la primera mitad de la segunda ronda.

OBI TOPPIN.

Cuatro o cinco muy móvil, con gran envergadura y buenas condiciones atléticas. Corre bien la pista, pudiendo incluso guiar la contra de su equipo. Juega al poste con gancho y tiros a la media vuelta, pero se muestra más suelto en el exterior porque su tiro de tres está casi asentado (lo realiza con naturalidad) y tiene facilidad para jugar de fuera dentro con un buen primer paso y cambios de ritmo. Además tiene una finalización adecuada, pese a que tiene que pulir su físico, y la capacidad de ver al compañero libre si es necesario. Algo que sabe aprovechar muy bien en el bloqueo y continuación, en sus dos versiones.. A veces se muestra apático sobre la pista, no lee las situaciones y no tiene instinto para intimidar o ayudar compañero atrapado. Sin embargo es de gran ayuda en el rebote, bajo ambos aros, por su buen seguimiento del balón y sus buenas condiciones físicas para ello. en defensa manotea mucho, es agresivo en las líneas de pase y defiende muy bien el bloqueo y continuación. Un jugador ya formado que debe ser alivio para una franquicia desesperada, entre los cinco mejores jugadores de este draft.

Fuente: hoopsrumors.com

DEVIN VASSELL.

Escolta, o alero de gran envergadura, muy atlético y explosivo. Sabe aprovechar su físico en defensa para presionar el balón, incluso bajo canasta, sacando partido de sus buenas ayudas en defensa y su constante uso de las manos. Además, su constante actividad le hace ser un buen reboteador, incluso en ataque. Su tiro exterior está ya asentado y, con su facilidad para desequilibrar con su primer paso, lo mismo se crea espacio para sus tiros que finaliza bajo canasta con múltiples recursos. tiene una buena lectura del pase en el bloqueo y continuación, siendo capaz de distribuir en ataque. Con todas estas virtudes, más su habilidad para el desmarque, le hacen un buen titular complementario en espera de ganar galones dentro de un par de años. Debe salir entre los diez mejores de este draft.

PATRICK WILLIAMS.

Cuatro abierto formado físicamente, pese a sólo contar con diecinueve años. Es un buen reboteador, bajo ambas canastas, por su gran intensidad y esfuerzo. Su mayor virtud es la defensa; con una buena capacidad para aguantar la defensa en la línea de tres, presencia para contactar bajo canasta y cerrar las penetraciones del rival, incluso intimidando, o robando el balón en las líneas de pase, por su buena lectura de las ayudas. Juega de fuera a dentro, con muchos recursos (giros o tiros de media distancia) y capacidad para finalizar en contacto. Al poste bajo también se crea sus opciones al poder finalizar bajo canasta con ambas manos y, aunque no es sus mayor virtud, puede repartir juego creando en el bloqueo y continuación. Presenta un tiro exterior sólido con espacio y tiempo pero, a tan tierna edad, hay tiempo para mejorarlo. Es normal, por tanto, que desde el tiro libre sufra por un lanzamiento excesivamente mecanizado. Pese a su juventud sabe moverse sin balón y su ingenuidad no debería ser un obstáculo para salir rozando el décimo puesto de este año.

CASSIUS WINSTON.

Base alto y fuerte cuyas mejores capacidades son ofensivas; brilla en el tiro, sobre todo recibiendo en parada o tras bote y, aunque le cuesta romper, tiene recursos para encontrar al compañero libre. Bajo canasta finaliza con ambas manos y en contacto pero, por su falta de explosividad, le cuesta superar ciertas situaciones. Es un buen jugador para crear en el bloqueo y continuación, se muestra inteligente sobre la pista y con dotes de líder. En su debe está cierto abuso del bote en ataque, provocando que el ataque se frene. La sorpresa viene al observar que sus mayores dificultades llegan en defensa, es un jugador pesado en sus movimientos sobre la pista, le cuesta pasar los bloqueos y es curioso ver como casi defiende mejor al poste bajo que a ciertos jugadores en el exterior. Se le ven mejores condiciones que lo aportado y, por todo ello, podría salir entre los diez del final de la lista.

JAMES WISEMAN.

Pivot o cuatro abierto zurdo que, junto a su gran capacidad para correr la pista, tiene facilidad para poner el balón en el suelo; covirtiéndose en una amenaza ofensiva global en cuanto desarrolle su juego exterior, descubra a sus compañeros y asiente un juego al poste bajo donde no le cuesta ganar la posición. De momento cubre el expediente ofensivo. jugando el bloqueo y continuación hacia dentro. Bien construído físicamente; ayuda mucho en el rebote,  intimida y, aunque tiene problemas para defender en la línea exterior, lo solventa con su envergadura. Es un jugador que, con diecinueve años y tiempo para trabajar, debe ser de los tres mejores de este año.

ROBERT WOODARD II.

Se trata de un alero potente de los que escasean este año. Aprovecha muy bien su físico en las cercanías del aro, finalizando en contacto y, aunque puede ganar el rebote bajo el aro rival, no lo busca. No posee una gran facilidad para romper hacia el aro, pero sí es muy hábil para ganar la posición sin balón a la defensa y jugando al poste bajo, presentando múltiples recursos para finalizar o ver al compañero libre. Su tiro exterior es inconsistente los tiros libres son una tortura y presenta su mejor versión tirando en parado. En defensa muestra su versión más sólida, defendiendo en la línea exterior y aguantando a los jugadores interiores más potentes, sienda capaz de anticiparse buscando el balón. Jugador de proyección para cualquier banquillo que, por ser un rara avis, debe vislumbrar su salida en mitad de la segunda ronda.

Leave a Reply

2 Comments on "Draft NBA 2020"

Notify of

Pollosaurio
5 days 18 hours ago

Te has olvidado poner entre los defectos de Lamelo su padre (y su entorno).
Lo has puesto entre el 5 y el 10. Pero en casi todos los mock drafts esta muy alto, entre los 3 primeros, cosa que no entiendo, con Wiseman, Edwards, Avdija claramente superiores, y Toppin, Okongwu y Haliburton ahi ahi a nivel parecido. Yo creo que el orden será Edwards, Wiseman, Avdija, Ball, Toppin, Haliburton, Okongwu. Williams o Hayes en las 8-9 primeras posiciones.

wpDiscuz