LIGA ACB 2019-20: Jornada 11. Un nuevo candidato

Barreiro y Justiz abrazados

Basket Zaragoza sigue demostrando que no está en los primeros puestos por casualidad. Su victoria contra el Barça supuso un aviso sobre las posibilidades de un equipo joven, descarado y que juega a una velocidad de vértigo. Pero si alguien pensaba que ese triunfo pudo ser fruto de una tarde mágica e irrepetible se equivocaba. El Real Madrid probó la misma amargura que su eterno rival semanas antes. Fue desbordado por un rival con mayor vigor y energía que le sacó del partido a la carrera en un tercer cuarto inolvidable en Zaragoza. El desgaste de la Euroliga se deja notar en una competición como la Liga ACB donde esperan ocultos escollos de la dureza de Basket Zaragoza. En verano ya apuntaba serias opciones de igualar las semifinales de la pasada temporada. La competición oficial confirmó los mejores vaticinios sobre el equipo maño, que empieza a despertar la misma ilusión que generó el mítico CAI en los años 80 y principios de los 90. El heredero presume de talento y argumentos para soñar a lo grande. Estos dos triunfos de tronío le colocan como un posible candidato a pelear por todo. Con su juventud y potencial y sin el cansancio de la Euroliga a sus espaldas sus posibilidades no son desdeñables.

Valencia Basket 86 – Obradoiro 76: Desde el primer momento Obradoiro encontró un filón en todo lo que generaba Kravic dentro de la zona. Se convirtió en un generador de juego, en una especie de segundo base que abría espacios para los jugadores exteriores. Su facilidad para palmear los balones sueltos por el aro provocó la irritación de algunos seguidores valencianos, cansados de la errática temporada que lleva su equipo hasta el momento (5-11, min 4). Valencia Basket reaccionó peleando con mayor vigor en dentro de la zona. Forzó faltas que le pusieron por delante pero los triples volvieron a dar el mando a Obradoiro en la parte final del primer cuarto. El segundo periodo tomó un tono diferente. Mucho desacierto bajo tableros que derivó en un juego más espeso. Valencia Basket se movió mejor en este escenario. Obradoiro perdió demasiados balones y acabó cediendo el mando del encuentro pese a que Pepe Pozas trató de frenar la caída. Valencia Basket acabó mejor y se fue por delante al descanso (38-36, min 20). El equipo taronja trató de dar un golpe de efecto al comienzo del tercer cuarto. La intensidad de Dubljevic (10 puntos, 8 rebotes, 4 asistencias, 18 de valoración) y Ndour ofuscó a un Obradoiro que seguía enredado en las pérdidas de balón.

Bandeja de Loyd tras superar a defensoresFuente: valencianews.es

Moncho Fernández pidió una mejoría defensiva en su tempranero tiempo muerto. Lo único que consiguió su equipo es mejorar en ataque y entrar en un intercambio de canastas. Los triples de Calloway mantenían relativamente cerca al equipo gallego pero el rebote ofensivo permitía a los locales seguir por delante con cierta comodidad. Tobey creó muchos problemas cada vez que cargaba el rebote en ataque. Una sangría a la que sobrepuso Obradoiro gracias al recital de Kravic. Imparable el pivot, uno de las revelaciones en lo que llevamos de temporada. Ofreció toda una gama de recursos cerca del aro, siempre con el mismo resultado. Canasta inapelable delante de las narices de unos defensores que no encontraban la manera de frenar a Kravic (21 puntos, 15 rebotes, 4 asistencias, 38 de valoración). Unos buenos minutos de un inspirado Aleix Font igualaron nuevamente el choque (67-67, min 34). Jaume Ponsarnau volvió a contar con el juego interior que tan bien funcionó en el tercer cuarto. El retorno de Dubljevic y Ndour (13 puntos, 5 rebotes, 18 de valoración) devolvió la intensidad necesaria a Valencia Basket. Kravic ya no era suficiente para mantener a raya a los locales. La efectividad en el tiro libre de Vives puso una diferencia cómoda en el tramo final del partido. Una canasta más personal de Loyd (16 puntos) supuso la sentencia en el último minuto. Valencia Basket encuentra la calma al final de otra semana turbulenta.

Burgos 77 – Unicaja 60: Comienzo muy intenso, lleno de velocidad pero acierto, poco. Más movilidad y dinamismo que efectividad sobre la cancha. El juego de Unicaja fue una demostración al extremo de baloncesto actual. Ya no es que primara el tiro exterior, simplemente ni pisaba la zona. Ni un solo tiro de dos en los primeros seis minutos. Tiro de larga distancia hasta el vómito. Sólo le funcionó a Unicaja durante los primeros minutos. El 2-7 de inicio quedó pronto en nada, la ventaja sólo duró mientras tuvo acierto Deon Thompson en su regreso a Burgos. En cuanto los locales afinaron en el tiro de tres en el tramo final del primer cuarto tomaron el mando en el marcador. Unicaja cayó presa de la precipitación con el paso de los minutos. Demasiado individualismo que terminaba en jugadas forzadas. No le llevó a ninguna parte. Burgos sacó tajada del rebote ofensivo. Curiosamente Bassas siempre aparecía en el sitio adecuado para quedarse con el balón y anotar en segunda oportunidad. La superioridad de Burgos en el juego interior terminó por ser abrumadora. Entre Lima y Tokoto se encargaron de hacer trizas a los pivots de Unicaja y dejar el partido encarrilado al descanso (43-27, min 20).

Tokoto trata de lanzar ante la oposición de GerunFuente: burgosconecta.es

La tónica continuó en el tercer cuarto. Cada vez que Unicaja trataba de levantar cabeza se encontró con un sopapo. El dominio local en el rebote ofensivo se intensificó. Lima (7 puntos, 12 rebotes, 3 asistencias, 17 de valoración) hacía estragos cada vez que cargaba el rebote en el aro de Unicaja. Llegó a desesperar. La diferencia no paraba de crecer y ni importaba que Burgos tuviera otro día aciago en los tiros libres. 4/15, un porcentaje indigno de un equipo profesional. Tal desaguisado lo causó el propio Lima en buena medida. Le supone un suplicio visitar la línea de tiros libres. Anotó el primero al sexto intento ante el júbilo exagerado e irónico de su propia afición. Dudo si supone una dosis de ánimo o acaba hurgando en la herida. Una anécdota sin más, Burgos ya se había marchado definitivamente en el marcador (62-40, min 28). Unicaja arregló su porcentaje en el tiro de tres en el último cuarto. Recuperó el acierto exterior en los últimos minutos pero sólo sirvió para bajar la diferencia de la veintena. El buen trabajo de Stevic (12 puntos, 7 rebotes, 18 de valoración) en la zona evitó cualquier tipo de acercamiento rival. Bien sabe Peñarroya lo que le puede ofrecer el pivot, con el que ya coincidió en Andorra y que tiró de él como sustituto temporal del lesionado Huskic. Tercer triunfo consecutivo de Burgos en su peculiar trayectoria de la temporada y que le vuelve a situar en la parte noble de la clasificación.

Andorra 97 – Baskonia 82: La visita a Andorra suponía otro duro paso en el camino accidentado y lleno de baches de Baskonia. El inicio del encuentro no sirvió para mejorar los ánimos por Vitoria. Juego demasiado acelerado y pérdidas de balón, muchas pérdidas. Cuatro en los primeros cinco minutos, un lastre ante un rival acertado en el perímetro (18-10, min 8). La lesión en el gemelo de Tyson Pérez en la pelea por un rebote fue la única nota negativa para un Andorra que jugaba muy cómodo. Su rival estaba asolado por las continuas pérdidas de balón. Le estaban llevando a la perdición (26-14, min 10). Tres triples consecutivos permitieron reaccionar a Baskonia. Janning despertó para meter el miedo en el cuerpo a un Andorra más confuso en ataque en el segundo cuarto. El parcial de 3-13 metía de lleno en el partido al equipo vitoriano. Andorra recurrió a las entradas a canasta para salir del bache. Una medida muy efectiva. Llovet (12 puntos, 5 rebotes, 16 de valoración) también se mostró infalible desde el tiro libre para ampliar diferencias. El resto lo puso un Baskonia que estropeó todo el trabajo del segundo cuarto en el último minuto. La falta de alternativas en el puesto de base a un Pierria Henry propenso a hacer la guerra por su cuenta acaba pasando factura. Andorra volvió a tomar distancia al descanso (42-31, min 20) y ya no cedería terreno.

Shengelia se va frustrado al banquilloFuente: gasteizhoy.com

Jelinek (18 puntos, 3 rebotes, 17 de valoración) hizo estragos en el tiro exterior al comienzo del tercer cuarto. Once puntos seguidos del jugador checo para seguir ampliando diferencias. Los triples le entraban hasta contra el tablero. Los esfuerzos de Janning por mantener en el partido a Baskonia resultaban vanos. Demasiado individualismo hasta caer en la frustración. Shengelia, que tuvo la tarde cruzada, expresó su impotencia cometiendo una fea antideportiva que suponía su quinta falta. Sonaba a capitulación (66-52, min 30). Las acciones individuales de Henry (22 puntos, 5 rebotes, 4 asistencias, 24 de valoración) se convertían en el único recurso para un Baskonia falto de continuidad. Henry se encuentra más cómodo jugándose todo, necesita acaparar mucho juego. Su pelea en solitario sirvió para bajar la desventaja de los diez puntos pero nada más. Las faltas en ataque cortaron la remontada. Andorra había aguantado el tirón metiendo balones dentro a Musli pero la dirección de Hannah (20 puntos, 7 asistencias, 22 de valoración) en los últimos minutos fue la clave para cerrar el partido. Siempre aparecía un triple cómodo. El acierto en el tiro de tres zanjó definitivamente el choque pese a que Henry no dejara de intentarlo. Hannah mató el partido con un triple en el último minuto. Otra víctima ilustre que cae en la dura pista andorrana. Otro palo para un Baskonia que no endereza el rumbo. Y la paciencia de Querejeta sigue menguando.

Manresa 93 – UCAM Murcia 92: Manresa dominó claramente los minutos iniciales en el Nou Congost. Dani Pérez controlaba el ritmo del partido mientras UCAM Murcia sólo contaba con el tiro exterior como recurso ofensivo. Manresa también forzaba personales con relativa facilidad. Pero pasada la mitad de primer cuarto desapareció su acierto. Las entradas a canasta dejaron de entrar y UCAM Murcia aprovechó el bajón de su rival para tomar el mando del encuentro. Sacó buena tajada del desconcierto que se adueñó de la pista. Booker, apagado durante los primeros diez minutos, entró en acción para marcar las primeras diferencias reseñables (21-29, min 14). Mitrovic y Vaulet sacaron a Manresa del atasco pero el correcalles en el que se convirtió el partido le vino mucho mejor a un equipo anárquico como el murciano. Cate y Radoncic supieron aprovechar los desajustes locales en la zona que se produjeron en el tramo final del segundo cuarto (36-43, min 20). No mejoraron las sensaciones para Manresa tras el descanso. En menos de un minuto había encajado un 0-5 de salida que elevaba la diferencia por encima de los diez puntos. Los hombres de Pedro Martínez atravesaron por serios problemas en ataque. El tiro exterior sufría un día aciago (2/17 en t3 al final del tercer cuarto) y por dentro no encontraba Manresa más facilidades. Es más, Cate hacía mucho daño con su movilidad en la zona. Y, como de costumbre, Booker siempre acababa apareciendo. Una canasta del estadounidense pisando la línea de tres supuso la máxima diferencia y empezaron a escucharse algunos pitos en el Nou Congost (42-58, min 25). Manresa necesitaba un revulsivo cuanto antes. Lo encontró en el juego interior.

Magarity celebra con un compañero el triple ganadorFuente: piratasdelbasket.net

Los pivots sacaron a Manresa del lío en el que se había metido. Kravish inició la remontada. Mitrovic (20 puntos, 4 rebotes, 23 de valoración) contagió a todos su garra pese a que desperdiciara demasiados tiros libres. Creyó más que nadie que el partido no estaba perdido. Dani Pérez se dio cuenta y le buscó constantemente. Se forró a repartir asistencias a Mitrovic. Hasta dieciséis repartió en todo el encuentro. Dos triples de Dulkys acabaron con la sequía en el triple. Un parcial de 10-2 metía de lleno en el choque a los de Pedro Martínez. Ya no habría quien les sacara de él pese a que Cate (27 puntos, 9 rebotes, 38 de valoración) fuera un tormento constante. El pivot rumano, residual durante años tanto en Betis como en UCAM Murcia, encontró su día de gloria en Manresa. Respondió a cada acción positiva de Mitrovic e incluso se redimió de una inoportuna antideportiva a Toolson (22 puntos, 3 rebotes, 18 de valoración) que puso el partido al rojo vivo (79-81, min 36). Lo arregló con otra antideportiva y un 2+1 que auparon al equipo murciano. Le caían todos los balones y las faltas eran la única manera de frenarle. Manresa se aferró al tiro de tres para seguir con vida en un partido que se escapaba. No había funcionado en todo el partido pero no hubo mejor momento para que apareciera el acierto en el perímetro. Tres triples seguidos pusieron el empate a 90 a falta de 39 segundos. UCAM Murcia apuró la posesión en un ataque poco claro pero el balón le volvió a caer a Cate. Como no, falta. No le tembló el pulso y anotó los dos tiros libres. Dani Pérez dispuso del balón tras el tiempo muerto solicitado por Pedro Martínez para diseñar el último ataque. Pase a Dulkys que le devuelve el balón. El base ve solo a Magarity en la esquina y no duda en pasarle de inmediato. Si habían entrado tres triples de forma consecutiva, ¿por qué no un cuarto? Efectivamente. Otro triple más que puso en pie el Nou Congost. Manresa había completado una remontada increíble pero aún quedaban dos segundos. Balón para Cate de espaldas al aro. Con su actuación se había ganado la oportunidad de lanzar el último tiro. Pero su gancho a la media vuelta fue despedido por el aro. Un gran partido pero estéril. No pudo acabar como el héroe de un encuentro que ya estaba en manos de Manresa.

Betis 88 – Estudiantes 66: Flojera defensiva de Estudiantes en los minutos iniciales que permitieron al Betis anotar con mucha facilidad cerca del aro. A la bajas prestaciones atrás se añadía una falta total de interés en cargar el rebote ofensivo. La ausencia en el quinteto inicial de Arteaga se notaba en demasía. El Betis movía bien el balón y encontraba tiros muy cómodos. Borg y Almazán desbordaban sin apuros la defensa colegial y la diferencia tomaba un tono preocupante para Estudiantes (21-10, min 8). La entrada a pista de Scrubb fue un acicate para su juego ofensivo. Oliver neutralizó sus efectos en el tramo final del primer cuarto pero la pérdida de fluidez en el juego verdiblanco supuso que el acierto del tirador canadiense sirviera para reducir diferencias. El tiempo muerto solicitado por Curro Segura devolvió al Betis el acierto y rendimiento del primer cuarto. 9-0 de parcial liderado por Conger (16 puntos, 4 rebotes, 16 de valoración) para volver a colocar en una situación muy delicada a los del Ramiro (40-25, min 16). Scrubb (19 puntos, 6 rebotes, 22 de valoración) seguía con la muñeca caliente pero estaba demasiado solo como para inquietar al Betis. Kadji comenzó entonado el tercer cuarto pero tampoco consiguió recortar la diferencia. Las continuas pérdidas de balón de Estudiantes permitían a los locales mantener la calma en todo momento. Dzikic apostó por un quinteto pequeño en busca de soluciones. Anotó con mayor frecuencia y provocó varias pérdidas de balón, obligando a Curro Segura a tomar medidas. Apostó el técnico bético por una zona 3-2 que llevó el desconcierto a Estudiantes. La falta de claridad en ataque tumbó a los del Ramiro, hundidos definitivamente por los triples de Oliver al comienzo del último cuarto. Los colegiales bajaron los brazos y el Betis hizo trizas el partido con un parcial de 13-2 (75-53, min 34). Demasiadas concesiones. Los triples de Brizuela llegaron demasiado tarde. Estudiantes encajaba una dolorosa derrota que le hunde al fondo de la tabla.

Bloqueo de Sipahi para CongerFuente: eldesmarque.com

Gran Canaria 102 – Fuenlabrada 78: Inicio fulgurante de Shurna, que conservaba el acierto disfrutado en el Palacio de los Deportes la jornada anterior. El alero de la extraña mecánica de tiro gozó de una efectividad máxima al comienzo del encuentro. Jota Cuspinera se estaba hartando del acierto de Shurna pero el tiempo muerto que solicitó no consiguió frenar su producción. Al menos sirvió el parón para que Fuenlabrada entrara en un intercambio de canastas que le mantuvo al acecho todo el primer cuarto. La entrada de los jóvenes dio un plus al juego del Fuenla. Katsikaris volvió a poner en pista a Shurna para frenar el empuje rival. El acierto permanecía intacto. Dos triples de Shurna (18 puntos, 4 rebotes, 20 de valoración)  volvieron a adelantar a Gran Canaria pero Fuenlabrada no se arredró a mantener un duelo netamente ofensivo. Ehigiator dio buen resultado en la zona, incluso corrió bien al contraataque. Parece más asentado en los últimos partidos. Pero quien creó verdaderos problemas a la defensa local fue Marc García (23 puntos, 3 rebotes, 26 de valoración). Su acierto en la línea de tres le convirtió en una amenaza en todo momento. Sus actuaciones en los últimos partidos le han colocado en el foco como máximo exponente ofensivo de Fuenlabrada. Ya no hay duda sobre que estamos ante el año de su explosión. Gran Canaria mantenía el tipo anotando de tres en el tramo final del segundo cuarto pero una bandeja de Richotti permitió a los visitantes marcharse por delante al descanso (47-48, min 20). Sin embargo la igualdad de la primera parte saltó por los aires en la reanudación. La efectividad del tiro exterior de Gran Canaria destrozó el encuentro en pedazos. Los triples de Beirán (13 puntos, 9 rebotes, 24 de valoración) pusieron a los locales en la rampa de despegue. Costello complementó a los tiradores anotando en la zona. Fuenlabrada no podía seguir el ritmo anotador. Marc García ya no bastaba para mantener el pulso a un Gran Canaria letal en el perímetro. Anotaba todo desde fuera. Incluso Radicevic, un base atípico por sus problemas para anotar desde fuera, aportó tres triples seguidos al comienzo del último cuarto que hundieron la moral de Fuenlabrada de forma definitiva (89-67, min 35). Ante tal avalancha Fuenlabrada sacó bandera blanca y bajó los brazos. Muchas facilidades que permitieron a los locales aumentar la cuenta hasta superar los cien puntos. Los momentos complicados parecen agua pasada en Las Palmas.

Shurna deja una bandeja delante de GilletFuente: fuenlabradanoticias.com

Joventut 97 – Bilbao Basket 86: Defensa muy agresiva de Joventut en los primeros minutos que le permitió robar balones y mandar en el marcador en los compases iniciales del encuentro. Sin embargo Bilbao Basket no tardó en devolver el 7-2 de inicio y devolver la igualdad al marcador. El gran porcentaje en el tiro de dos permitió a Los Hombres de Negro conseguir una ligera ventaja. El tiro exterior no funcionó de forma tan efectiva pero los hombres de Mumbrú, que visitaba por primera vez como entrenador la casa donde se formó como jugador, fueron abriendo distancia en el segundo cuarto. La buena defensa de Lammers creó muchos problemas a los verdinegros dentro de la zona. El pivot de Bilbao Basket también tuvo una aportación ofensiva interesante al comienzo del periodo. Dos triples seguidos que inauguraban la cuenta visitante en el tiro de tres colocaron a la Penya en una situación más que incómoda (25-38, min 16). A los verdinegros no les quedaba otra que recuperar la intensidad defensiva para reaccionar. Consiguió complicar la vida al ataque rival. Pese a que Bilbao Basket dominaba el rebote ofensivo no fue capaz de aprovecharlo. Joventut trasladó la agresividad a la zona contrario, forzando personales que le llevaron a la línea de tiros libres. La efectividad en este apartado redujo la diferencia a la mínima expresión. El parcial de 13-2 hasta el descanso dejó en un susto la escapada de Bilbao Basket unos minutos antes. La remontada se completó al inicio del tercer cuarto. Bilbao Basket probó con una zona 2-3 que destrozó la Penya con dos triples y tres tiros libres que sacó Prepelic (19 puntos, 5 rebotes, 5 asistencias, 20 de valoración) en otro lanzamiento desde el perímetro.

López-Arostegui inicia un contraataqueFuente: piratasdelbasket.net

El 9-0 de inicio podía convertirse en el comienzo de la escapada verdinegra pero Bouteille, quién si no, sacó a Bilbao Basket del embrollo. Inmenso, una amenaza para cualquier rival cuando entra en estado de gracia. El alero francés no sólo detuvo la caída de su equipo sino volvería a ponerle por delante (54-58, min 27) aunque entre Dimitrijevic y Harangody se encargaron de dar una pequeña ventaja a Joventut al final del tercer cuarto. El último periodo comenzó espeso, convertido en una guerra de trincheras que convertía anotar en toda una gesta. Un escenario que tradicionalmente no es del agrado de Joventut pero supo moverse en el barro mejor que su rival. Bilbao Basket acabó desquiciado con el arbitraje. Las faltas en ataque le lastraron en el tramo final del partido. Jaylon Brown recibió una técnica por protestar. Una antideportiva de Rafa Martínez complicó aún más el partido a los visitantes. López-Arostegui (18 puntos, 4 robos, 3 rebotes, 25 de valoración, MVP de la jornada) aprovechaba los tiros libres para marcar una suculenta diferencia de cara a los minutos finales. Bouteille (23 puntos, 6 rebotes, 19 de valoración) ya no bastó para enjugar la desventaja. Sus acciones de 2+1 alargaron la vida a Bilbao Basket pero un triple de Harangody sobre la bocina sentenció el encuentro. Séptimo triunfo consecutivo de Joventut, ya asentado cómodamente entre los ocho primeros. Quien lo hubiera imaginado tras perder los cuatro primeros partidos.

Basket Zaragoza 84 – Real Madrid 67: El Real Madrid llegaba a Zaragoza tras un largo viaje de San Petersburgo y acumulando ausencias. Rudy, aquejado de fiebre, se unió a los lesionados Llull y Mejri. Laprovittola y Taylor aún renqueaban de sus problemas físicos. Cansancio y dolencias, mala combinación para enfrentarse a un rival durísimo que exige el máximo desgaste. Basket Zaragoza no tardó ni un instante en mostrar las credenciales que le han situado en la parte alta de la clasificación. Dispuso una zona 2-3 que amargó al Real Madrid en los primeros minutos. Sobre todo a un Randolph que no dio una y al que Laso sentó en apenas dos minutos, cuando el marcador reflejaba un 8-0. El tiro exterior local hizo mucho daño en los instantes iniciales. Realmente todo el ataque maño era infalible. Ni un error en los primeros cuatro minutos. Deck se encargó de sacar del letargo al equipo blanco. La defensa y la intimidación de Tavares le asentaron de una vez sobre la cancha. Llegaban las ocasiones para tomar la primera ventaja pero las pérdidas de balón lo evitaron. Esta circunstancia acabó sacando de quicio a Laso. Una bandeja de Campazzo puso por delante al Madrid (16-17, min 8). La única vez. El festival de pérdidas no tenía fin. Nueve en el primer cuarto, un número insostenible. Un error imperdonable ante un rival que no duda en salir al contraataque a una velocidad vertiginosa. Sin Tavares en pista se mostró muy cómodo Hlinason (12 puntos, 9 rebotes, 17 de valoración), pitado en el anterior partido en Zaragoza pero que disputaría su mejor partido en Liga ACB contra el campeón. El Madrid dispuso de un equipo pequeño, con dos ala-pivots en el juego interior, como alternativa. Dos triples seguidos de Carroll recondujeron la situación mientras el juego se iba trabando. Basket Zaragoza había perdido el acierto en la línea de tres pero las acciones de Ennis (13 puntos, 4 rebotes, 16 de valoración) le mantenían arriba. Basket Zaragoza cerró bien el rebote, evitando que su rival tuviera opciones de más. El Madrid acabó pagando su falta de continuidad. Cada error suponía un contraataque letal. En ataque se quedó sin ideas cerca del descanso. Las jugadas acababan en triple para Deck, un recurso de poca confianza. Aún tiene que mejorar su lanzamiento exterior el alero argentino. La llegada del descanso supondría un respiro para el Madrid. El parcial de 10-3 en los últimos dos minutos le dejó tambaleando (42-33, min 20). Había cedido una renta que, si bien no era insalvable, Basket Zaragoza suele administrar muy bien.

Hlinason lanza un gancho delante de TavaresFuente: piratasdelbasket.net

El Real Madrid recayó en los vicios que le llevaron a la derrota en Miribilla. Obcecado en el triple, sin acierto ni buscar alternativas. La amenaza que suponía Tavares bajo el aro propio evitó que Basket Zaragoza tomara mayor distancia. Un alivio hasta que llegó el acierto de Randolph. El tercer cuarto supuso para el ala-pivot del Real Madrid todo lo contrario a su desafortunado inicio de partido. Acaparó el ataque del equipo blanco hasta volver a igualar el partido (47-47, min 26). La última señal que dieron los de Laso. A partir de entonces todo serían malas noticias para ellos. Tavares se marchó al banquillo tras recibir una técnica que significaba su cuarta falta. Sin su presencia Basket Zaragoza dominó el juego interior a placer. Radovic se puso morado a anotar cerca del aro. Laso debía estar maldiciendo no haber contado con Mickey en la convocatoria. La ausencia de un pivot puro pesaba mucho. Su equipo iba camino del desastre. Se estrelló desde el perímetro, no entraban los triples por mucho que insistiera. Ni siquiera acertaba desde el tiro libre. Basket Zaragoza olió la sangre y se lanzó a degüello. Sacó del partido a su rival al galope. Un contraataque tras otro que destrozó a un Madrid desbordado por la velocidad local, una de las señas de identidad de Basket Zaragoza. Los seis minutos sin anotar también ayudaron en la caída del equipo blanco, que encajaba un doloroso 19-0 que destrozaba el partido. El final no pudo ser más triste. Tavares recibió su segunda técnica tras aplaudir en la cara a los árbitros. La euforia embargaba el Pabellón Príncipe Felipe. La grada se vino tan arriba que hasta dedicó comentarios jocosos como “¡Laso quédate!” (¡¡¿¿??!!). Euforia. El Real Madrid se encaminaba hacia un naufragio total. Con todo perdido Laso decidió reservar a sus jugadores más importantes. Basket Zaragoza se gustaba, no cesó de correr. 20-2 en puntos al contraataque, un dato muy significativo del vigor y energía de cada uno de los dos equipos. Además le salía todo al equipo maño. Alocén dedicó detalles de talento en cada ataque fulgurante, recordando que está ahí para que cuenten con él en Madrid la próxima temporada. La paliza elevó aún más el nivel de éxtasis de los aficionados (80-54, min 36). Una fiesta permanente a la que se unieron los jóvenes en los minutos finales. Laprovittola apenas logró maquillar levemente el terrible revés. Incluso la diferencia de puntos se presenta como un duro reto para la vuelta. Festival de Basket Zaragoza, al que ya se le puede considerar un serio candidato para pelear por lo que se proponga esta temporada. Juego y argumentos tiene para soñar.

Fácil bandeja de Ennis ante la mirada de Carroll y ThompkinsFuente: kiaenzona.com

Barça 103 – CB Canarias 71: Aún estaban recientes las secuelas dejadas por la apabullante derrota sufrida ante CSKA Moscú en el Palau Blaugrana. Dos días después regresaba el Barça a un Palau Blaugrana frío que aún mascullaba el desastre europeo y quizá estaba más pendiente del partido contra el Atlético que se disputaba en el Metropolitano una hora después. El Barça buscó romper la igualdad inicial sumando de tres. El acierto en el tiro exterior le permitió tomar distancia con rapidez. Secundarios como Smits y Ribas justificaron con su acierto la presencia en el quinteto inicial. Defensa agresiva y velocidad para que los azulgranas se escaparan con rapidez (19-9, min 6). Vidorreta pidió tiempo muerto y logró la reacción inmediata de su equipo. Apareció Huertas y esta vez fue Pesic quien paró el partido con rapidez. El Barça cambió de estrategia y buscó con más insistencia el juego interior. Tomic (14 puntos, 3 rebotes, 3 robos, 15 de valoración) no encontró quien le frenara pero le faltó acompañamiento al inicio del segundo cuarto. Shermadini atacó con decisión el aro rival para mantener cerca en el marcador a CB Canarias. El Barça volvió a recurrir al tiro exterior. El acierto en el perímetro de Kuric y Delaney sirvió a los culés para lograr un margen más cómodo aunque el partido estaba lejos de quedar cerrado (47-39, min 20). Lo recordó CB Canarias tras el descanso. Aunque el Barça anotaba con cierta comodidad también lo hacía su rival desde la línea de tres. No le hizo gracia a Pesic que los tiradores del equipo lagunero lanzaran con tanta facilidad. A partir de la defensa el Barça buscó mayor velocidad a su equipo. Mirotic tiró de fundamentos para romper la defensa cortando por la zona. Entre faltas y acciones de 2+1 logró ampliar diferencias. CB Canarias aún trataba de resistir con las acciones de Lundberg pero su empeño no duró más allá del tercer cuarto. Vidorreta probó con un quinteto bajo, con Dani Díez de falso ‘4’. No le pudo salir peor. Ni generó más espacios ni el tiro de tres acudió en auxilio de un CB Canarias que se hundió con las sucesivas pérdidas de balón. Tomic rompió definitivamente el partido en unos minutos brillantes en la zona. Anotó, reboteó en ataque y conectó bien con Oriola (5 puntos, 10 rebotes, 18 de valoración) para destrozar la defensa rival. Falta le hacía al pivot croata tras su nefasto partido contra CSKA. Los cinco minutos sin anotar le costaron a CB Canarias un duro parcial de 19-0 que le abocó a una dura derrota (90-63, min 35), agravada por la dejadez defensiva en los minutos finales. Pustoviy (10 puntos, 3 rebotes, 18 de valoración) aprovechó las concesiones para firmar un buen final de partido. Otro al que le hace falta confianza. Triunfo muy abultado como consuelo para olvidar la amarga derrota europea.

Kuric anota una bandeja a aro pasadoFuente: encestando.es

El Real Madrid es atrapado por el Barça en lo más alto de la tabla. Ambos se sitúan con 9-2, una victoria por delante de Basket Zaragoza (8-3) y dos de Burgos y Joventut, ambos con 7-4. Andorra y Gran Canaria ocupan los puestos restantes de Copa, aunque igualados con 6-5 a CB Canarias. Betis sale de zona de descenso, que ocupan Manresa y Estudiantes con 3-8.

Resultados y clasificación

Leave a Reply

2 Comments on "LIGA ACB 2019-20: Jornada 11. Un nuevo candidato"

Notify of

nita
6 days 3 hours ago

Perdi, no era “¡Laso quédate!” sino “¡Carlos quédate!” jeje, que no deja de sonar igualmente jocoso. Pero la masa, es así. Alocén ha de mejorar aún bastante como base si bien es cierto que va dando pasitos. También Javi García debería ir entrando más en las rotaciones. R. San Miguel puede ser todavía una referencia. Ennis demostró una mentalidad muy fuerte en este partido. Para el BasketZgz se juntó la suerte que no habían tenido partido de BCh. unida a que RM sí jugó y había tenido un viaje largo y tenían bajas importantes aunque también le faltó gente como… Read more »

wpDiscuz