LIGA ACB 2019-20: Jornada 4. Desenfreno

Mirotic cierra el puño para celebrar una canasta

Barça y Valencia Basket disputaron en el Palau Blaugrana el partido más atractivo a priori de la cuarta jornada de Liga ACB. Las expectativas quedaron colmadas con un espectacular encuentro de alto nivel ofensivo que no será sencillo superar. El Barça se impuso finalmente pero hasta los segundos finales tuvo que sudar el triunfo. No le está resultando nada fácil conseguir cada triunfo en Liga, a diferencia de las victorias convincentes logradas en las dos primeras jornadas en competición europea. Mirotic volvió a ser fundamental en la victoria azulgrana, batiendo su record de anotación en Liga ACB que databa de su anterior etapa en el Real Madrid. Segunda nominación a mejor jugador de la semana en cuatro jornadas. No extraña en un jugador con enorme talento que disfrutó de un papel relevante en la NBA en los últimos años. Ante Valencia Basket su importancia se multiplicó, tanto por la resistencia como el buen nivel de juego rivales. Como el banquillo, salvo excepciones, aún no está ofreciendo el rendimiento esperado aumenta la necesidad de una enorme actuación de la gran estrella. Por el momento su respuesta es inmejorable y el Barça sigue sumando triunfos con mucho trabajo y envuelto en un desenfreno que convierte los desenlaces de los partidos ligueros en un cara o cruz.

Burgos 92 – UCAM Murcia 82: Inicio fulgurante de Burgos que amenazó con sacar del partido a UCAM Murcia del partido por la vía rápida. Entre Fitipaldo y Clark endosaron un 7-0 de inicio que trató de cortar Sito Alonso con un tiempo muerto muy tempranero. Ni dos minutos tardó en pedirlo. Una decisión acertada puesto que la reacción fue inmediata con Booker actuando como despertador. Tres triples consecutivos de UCAM Murcia igualaron el marcador aunque Burgos utilizó el mismo arma para continuar por delante. El acierto local en el tiro exterior se unió a la defensa y velocidad que volvieron a estirar la diferencia (21-13, min 8) pero el encuentro seguía sumido en un continuo vaivén. Apenas había tiempo para disfrutar de una diferencia holgada. UCAM Murcia reaccionaba con rapidez y asomaba de nuevo la cabeza de inmediato. Un 3+1 de Booker completó un parcial de 0-11 y adelantó por primera vez al equipo murciano. Una reacción que tampoco sirvió para asentar a UCAM Murcia. La respuesta de Burgos llegó con la tormenta desatada por McFadden en el perímetro. Puso patas arriba el Coliseum con un extraordinario recital de tiro. Cuatro triples consecutivos del escolta impulsaron a Burgos y suministraron una nueva dosis de euforia a una afición que está viviendo un sueño este inicio de temporada (40-29, min 16).

Benite trata de superar a Cate por velocidadFuente: burgosconecta.es

Pero tampoco la exhibición de tiro al blanco de McFadden resultó definitiva. Dos técnicas señaladas a los locales sacaron de quicio a la afición burgalesa y permitieron acercarse a UCAM Murcia con un par de triples y un buen trabajo de Radoncic bajo aros. Además Burgos estaba peleado con los tiros libres. Ya hubieran firmado alcanzar el 50% de acierto. Pero siempre podía contar con McFadden (23 puntos), que acabó el primer tiempo con un asombroso 7/9 en triples. Un acierto en el tiro exterior que se desvaneció en el comienzo del tercer cuarto. Los triples ya no entraban y UCAM Murcia volvió a estrechar el marcador. Llegaba el momento de apostar por el juego interior. Le fue mucho mejor a Burgos cuando buscó a los pivots pero continuaba penando con los tiros libres. Los pivots de Burgos tienen serios problemas desde el 4’60. Seguramente los rivales estén tomando nota. El partido quedó parado durante más de media hora por una avería en el reloj de posesión. Se tomó la decisión de usar los relojes situados en el suelo, a la antigua. Burgos salió más enchufado del parón. Benite (19 puntos) emergió entre el final del tercer cuarto y el inicio del último para asestar un serio golpe al partido (74-60, min 31). UCAM Murcia se refugió sin éxito en las acciones individuales. Mucha precipitación y exceso de individualismo de los Booker, Eddie y compañía que no llevaron a ninguna parte. Lecomte (14 puntos, 3 rebotes, 16 de valoración) se convirtió en el único argumento fiable pero la diferencia se mantuvo por encima de los diez puntos. Un triple desde la esquina de Fitipaldo (14 puntos, 4 asistencias, 20 de valoración) a un minuto del final sentenció la cuarta victoria del invicto Burgos.

Betis 69 – Basket Zaragoza 71: El buen inicio de Betis, que disfrutó de un 5-0 de salida, se disipó con mucha rapidez. Reaccionó Basket Zaragoza con un 2-10 de parcial en el que dejó patente la ventaja de la que disponía en el juego interior. La superioridad del equipo maño en la zona fue abrumadora, bien reflejada en la enorme diferencia en el rebote. Le concedía muchas oportunidades de más a Basket Zaragoza. Radovic afianzó la ventaja visitante al inicio del segundo cuarto, ahondando en el potencial del que dispone Porfi Fisac dentro de la zona. Pero la reacción verdiblanca llegó de manos de un tirador de rachas pero formidable cuando calienta la muñeca. KC Rivers se encargó con sus triples de cambiar la marcha del partido. No encontró Basket Zaragoza remedio para contrarrestar la efectividad de Rivers en el perímetro. Tampoco encontró solución en el tiro exterior. No funcionaba el tiro de tres y el ataque de Basket Zaragoza acabó atascado (32-25, min 20). Porfi Fisac recurrió a los argumentos del primer cuarto tras el descanso. Protagonismo de nuevo para los pivots, que lograron recortar distancias en unos minutos trabados, pero el Betis volvió a echar mano de Rivers (26 puntos, 4 rebotes, 27 de valoración) para cambiar la dinámica. Otra vez los triples del estadounidense golpeando en la moral de Basket Zaragoza. Castigada aún más por los robos de balón y consiguiente contraataque de Borg en unos momentos de desconcierto total del equipo maño. Los triples seguían sin entrar y el descarrilamiento del equipo maño parecía inevitable (51-35, min 28). Sin embargo apareció Benzing (20 puntos) a tiempo de consumarse el naufragio. Los triples del alero alemán levantaron a Basket Zaragoza, que recuperó la compostura y volvió a defender con intensidad. El Betis fue perdiendo terreno con rapidez. Partido completamente nuevo tras el parcial de 4-19 que le devolvía toda la emoción (57-56, min 35). Los béticos ya no se quitarían a su rival de encima. Barreiro, que no estuvo nada fino en ataque hasta entonces, apareció en los últimos minutos con dos triples que completaron la remontada visitante a menos de minuto y medio del final. El Betis volvió a confiar su suerte a lo que se le ocurriera a Rivers. La mejor elección posible. 2+1 y triple a falta de 26 segundos que ponía uno arriba a los de Curro Segura. A Basket Zaragoza sólo le quedaba una bala para salvar el partido. Una posesión completa que terminó en un triple liberado de San Miguel. No era la opción esperada pero tuvo una eficacia indudable. Triple del base maño a dos segundos del final que decidió el encuentro. San Miguel vivió su primer gran momento como jugador del equipo de su tierra.

Rivers pasa entre Justiz y RadovicFuente: grada3.com

Unicaja 77 – Joventut 65: Carles Durán sorprendió a todos haciendo sitio en el quinteto inicial al joven Pep Busquets. Lo que no sorprende en absoluto en este inicio de temporada es el acierto de Prepelic. Comienzo pletórico del escolta esloveno que anotó tres triples consecutivos en los primeros minutos de encuentro (4-11, min 3). Encontró rápida respuesta en Josh Adams, que replicó con otros tres triples. El duelo en el tiro exterior acabó beneficiando a Unicaja, que tomó la delantera en cuanto Jaime Fernández fue ganando protagonismo en ataque. Sin embargo el bajo porcentaje en el tiro de dos terminó pesándole al equipo malagueño. Demasiados fallos cerca del aro y Joventut no dejó pasar la oportunidad con la entrada a pista de Dimitrijevic. Dio un nuevo impulso a Joventut, tanto anotando en acción individual como buscando a Omic en la zona. Cuatro minutos tardó en anotar Unicaja en el segundo cuarto pero el 0-8 de parcial encajado tampoco supuso un gran daño. El parón ofensivo producido tras pasar el ecuador de este periodo le vino mejor a los locales. Los triples verdinegros dejaron de entrar y a Unicaja le bastó con una aportación mayor de los pivots para mantenerse a rebufo. Los de Luis Casimiro comenzaron con fuerza la segunda mitad. Adams (21 puntos, 6 rebotes, 19 de valoración) volvió a lucir en los primeros compases. Se está convirtiendo en pieza clave del juego de Unicaja. Ejim (13 puntos, 4 rebotes, 17 de valoración) colaboró con un buen trabajo en la zona.

El banquillo de Unicaja celebra una canasta contra JoventutFuente: diariosur.es

Pero Unicaja no encontraba constancia en su juego ofensivo durante un tiempo prolongado y la ventaja acababa enjugada con una nueva aparición de Prepelic (20 puntos). 2+1 y triple del esloveno para frenar a Unicaja. Dimitrijevic retornó al partido tan lúcido como en la primera mitad y puso de nuevo a la Penya por delante en las postrimerías del tercer cuarto. Unicaja tuvo que esperar al último cuarto para encontrar su mejor juego. Sólo necesitó tres minutos para romper el encuentro, el tiempo que necesitó Waczynski para hacer un destrozo en el perímetro. Tres triples del alero de Unicaja que supusieron un punto de inflexión. Al acierto en el tiro exterior se sumó un trabajo extraordinario en defensa que dejó a Joventut cinco minutos sin anotar. Sólo lograría sumar desde el tiro libre durante buena parte del último cuarto. El parcial de 14-0 logrado fue determinante (65-53, min 33). El rebote ofensivo le permitió a Unicaja afianzar su ventaja. Joventut acusaba la falta de efectivos en el juego interior. La lesión de Bigander ha dejado solo a Omic en la zona. No había alternativas para cerrar la sangría. La recta final de partido fue muy cómoda para Unicaja. Adams se encargó en los dos minutos finales de disipar cualquier atisbo de duda, completando otro gran partido. Aunque le costó arrancar parece que Unicaja va dejando atrás la mala racha de resultados en la que aún está envuelto Joventut, el único equipo que aún no conoce la victoria.

CB Canarias 90 – Obradoiro 78: El ligero dominio inicial de Obradoiro se esfumó cuando Shermadini comenzó a controlar el juego en ambas zonas. El juego interior visitante poco pudo hacer para frenar al pivot georgiano, que va recuperando el nivel que alcanzó en las filas de Andorra. Moncho Fernández se desesperaba con el poderío de Shermadini, no estuvo tranquilo hasta que éste se tomó un respiro en el banquillo. Kravic aprovechó la circunstancia para anotar en la zona pero CB Canarias mantuvo la iniciativa con los hombres que aparecían desde el banquillo. Lundberg entró con buen pie en el partido. Falta le hace, aún está lejos del nivel mostrado en Andorra. Singler (16 puntos, 2 rebotes, 16 de valoración) comenzó muy inspirado el segundo cuarto, tomando el testigo de Lundberg (34-27, min 13). Sin embargo las pérdidas de balón evitaron que los locales lograran una ventaja más abultada. Los errores rivales permitían a Obradoiro hacer la goma durante todo el segundo cuarto pero a la plantilla de CB Canarias le sobra talento individual para salir de apuros. Un triple lejano de Salin puso fin a la primera mitad y la máxima ventaja para los de Vidorreta hasta entonces (44-34, min 20). Obradoiro no se desanimó y volvió tras el descanso con mayor impulso. Czerapowicz se convirtió en el revulsivo el equipo gallego en el tercer cuarto. Mejoró el tiro exterior de Obradoiro como motor de la reacción. CB Canarias se aferró a Shermadini (19 puntos, 8 rebotes, 23 de valoración), que seguía campando a sus anchas en el juego interior, pero los de Moncho Fernández seguían anotando desde fuera. Dos triples de Álvaro Muñoz completaron la remontada para igualar el marcador (55-55, min 25). Huertas tomó la responsabilidad y empezó a jugárselas pero Obradoiro dispuso de ocasiones de sobra para ponerse por delante. Lundberg lo evitó al final del tercer cuarto con un robo de balón que finalizó con una bandeja. Tuvo dos triples para tomar ventaja al inicio del último cuarto. No los anotó y Obradoiro acabó arrastrado por un correcalles que no le vino nada bien. Los desajustes en la zona le costaron caros. Kravic (18 puntos, 5 rebotes) mantuvo a los visitantes en el partido durante unos instantes más pero el jugador decisivo acabó siendo Dani Díez, muy importante en defensa y efectivo al máximo de cara al aro. El regreso a pista de Marcelinho Huertas (14 puntos, 5 asistencias, 19 de valoración) también resultó fundamental. Tuvo el buen criterio de meter balones dentro de la zona. Por ahí acabó destrozando el partido CB Canarias. El parcial de 13-2 que logró en la recta final decidió definitivamente el encuentro (88-73, min 38). A la tercera CB Canarias lograba su primer triunfo de la temporada en el Santiago Martín.

La defensa de CB Canarias observa como lanza CallowayFuente: encestando.es

Real Madrid 89 – Fuenlabrada 64: Fuenlabrada regresaba al Palacio de los Deportes, el escenario en el que fue destrozado sin miramientos por el Real Madrid en las semifinales de la Supercopa. Aún escocían los 55 puntos de diferencia. Jota Cuspinera estaba obsesionado por evitar otro destrozo similar. Pidió un tiempo muerto rápido tras encajar Fuenlabrada un 9-2 de inicio, a la vista que el Madrid no se cansaba de meter balones a Tavares (8 puntos, 12 rebotes, 3 tapones, 19 de valoración), imparable para los pivots visitantes. La reacción fue instantánea. Como de costumbre Eyenga llevó toda la iniciativa ofensiva en el Fuenla. Buscó el aro con decisión, sin importarle la amenazante presencia de Tavares bajo el aro. El Madrid empezó a perder balones y el partido quedó igualado (12-12, min 6). Fuenlabrada había evitado el desplome pero su rival no necesitaba mucho para imponer autoridad. La energía de Garuba en la zona volvió a adelantar al equipo blanco. Los cambios añadieron mayor vigor al juego madridista. No tardó en hacerse notar Rudy sobre la pista. La defensa del Madrid obligó a los visitantes a lanzar desde fuera. Fuenlabrada no anotaba de tres y los hombres de Laso sólo tuvieron que imponer su velocidad de crucero para disfrutar de una diferencia abultada. Cuspinera volvió a parar el partido cuando el parcial ya había llegado a 17-2 (31-16, min 12). Fuenlabrada volvió a reaccionar tras el tiempo muerto. El retorno de Eyenga contribuyó pero la mejoría fue breve.

Garuba rodeado de jugadores de FuenlabradaFuente: planetacb.com

El Madrid no estaba dispuesto a que su rival regresara al partido. Nada mejor que la muñeca de Carroll para evitar problemas. Mickey imponía su ley bajo tableros. Tavares no es el único capaz de construir una factoría de tapones en la zona madridista. Cualquiera de los dos explotaba las carencias del Fuenla en la pintura. Tan plácido transcurría el encuentro que Laso pudo dar minutos en el segundo cuarto al joven Nakic. Se espera mucho de él en el club aunque su progresión no es tan vertiginosa como la de Garuba. Se lo podía permitir el Madrid, con el partido bien encarrilado al descanso (48-31, min 20). En cualquier momento podía llegar el remate. El juego desordenado del tercer cuarto acabó hundiendo a Fuenlabrada, sin plan ni acierto en el tiro exterior. Dos triples de Randolph, que disputó sus primeros minutos en este periodo, elevaron la ventaja por encima de los veinte puntos. Causeur finalizaba con eficacia los numerosos contraataques iniciados tras un mal ataque visitante. Cuspinera ni se molestaba en pedir tiempo muerto. Para qué, su equipo se hundía irremediablemente. El parcial de 15-0 convertía el partido en un simple trámite (67-36, min 26). Laso dio paso a suplentes y los jóvenes. Como Llull no tuvo ni una pizca de inspiración el Madrid se metió en una espiral de pérdidas de balón que tampoco tuvo mayor incidencia. Fuenlabrada ni aprovechaba los tiros libres. Sólo Deck (12 puntos, 5 rebotes, 3 asistencias, 23 de valoración) estaba por la labor de tomarse el último cuarto en serio. Carroll volvió a activarse en los minutos finales. Nunca pierde la ocasión de exhibir su muñeca de seda. Gillet maquilló sus números cuando todos estaban pensando en tomar el camino a casa para comer. Un domingo en calma para el Real Madrid tras varios partidos de dureza considerable.

Gran Canaria 80 – Andorra 67: El intercambio de canastas en los primeros minutos levantaba expectativas de un encuentro vistoso. Nada más lejos de la realidad. El encuentro entró en una espiral de errores de la que Gran Canaria salió peor parado. Las pérdidas de balón locales pusieron por delante a Andorra. El tiro libre se convirtió en el principal recurso de anotación pero le bastaba a Andorra para disfrutar de un colchón relativamente cómodo (14-21, min 10). Sin embargo Gran Canaria despertó en el segundo cuarto. El acierto de Costello impulsó que los locales dieran la vuelta al marcador. Con Cook en pista el juego del conjunto de Katsikaris mejoró ostensiblemente. El ataque de Andorra se bloqueó por completo. Apenas logró dos puntos en cinco minutos. No salió del atasco hasta que Senglin (14 puntos, 3 rebotes, 17 de valoración) comenzó a ver aro y puso fin al duro parcial de 17-2 encajado (31-23, min 15). Le sirvió a los de Ibon Navarro para controlar los daños de un mal segundo cuarto. Tampoco hubo continuidad en el juego en la segunda mitad. Poco acierto y pérdidas de balón, el marcador se movía lentamente. A Gran Canaria le bastó con dos triples para elevar la diferencia por encima de los diez puntos. Costello (14 puntos, 7 rebotes, 22 de valoración) continuaba de dulce y amenazaba con reventar el partido (47-34, min 24) pero Andorra logró recuperarse anotando de tres en tres. Diagne y Tyson Pérez añadieron mucha mayor intensidad al juego del conjunto andorrano. Los triples empezaban a entrar. Un tiro de tres de Todorovic completó un parcial de 0-13 que dejaba las cosas como al principio (52-52, min 29). La reacción rival fue un golpe duro para Gran Canaria pero se recompuso en el último cuarto. Apareció Burjanadze para cambiar el rumbo del partido. Dos triples del alero dieron tranquilidad a su equipo. La defensa local cortó todas las vías al aro dentro de la zona. Andorra sólo anotaba desde fuera y de forma esporádica. Acabó recurriendo a las acciones individuales. Fueron poco efectivas ante un rival más sólido en el último cuarto y que había encontrado la luz en ataque. Burjanadze (20 puntos, 6 rebotes, 21 de valoración) ahora buscaba más el juego interior, con el mismo acierto que desde el perímetro al inicio del periodo. Harper rompió definitivamente el partido (68-55, min 35). Poco tuvo que ver este Andorra con el que derrotó al Barça la semana pasada. Un equipo de dos caras diferentes según juegue en casa o no.

Costello se dispone a matear contra AndorraFuente: canarias7.es

Bilbao Basket 79 – Baskonia 75: Tras una temporada de ausencia regresaba el derbi vasco a Miribilla en la Liga ACB. Se notaban las ganas en Bilbao Basket, con una mayor inspiración en el tiro que le permitió dominar ligeramente el marcador. No estaba fino en la línea de tres pero sí supo aprovechar el rebote ofensivo. Un problema para Baskonia que se añadía a la escasez de bases. A Granger, lesionado de gravedad en la primera jornada, se une en la enfermería Vildoza que se presentó en Miribilla con el brazo en cabestrillo. Janning hizo las veces de base improvisado. Se notó que ni está cómodo ni tiene facultades para llevar la dirección. A Henry le espera una gran cantidad de minutos en los próximos partidos. Bilbao Basket hacía camino con las facilidades que encontraba cerca del aro. Lammers (12 puntos, 3 rebotes, 16 de valoración) forzó personales al inicio del segundo cuarto e Iván Cruz estuvo tremendamente efectivo durante los minutos que disfrutó en este periodo. Hizo mucho daño dentro de la zona (34-24, min 15). Sin embargo Baskonia logró salir a flote en el tramo final del segundo cuarto. En poco más de un minuto Shields arregló los problemas liderando un parcial de 0-9 que empató el encuentro (40-40, min 19). Un mate de Balvin sirvió para que los locales se marcharan al descanso con una pequeña ventaja pero con la sensación de perder una ventaja suculenta. Los Hombres de Negro mantuvieron una pequeña renta durante buena parte del tercer cuarto. El partido se había enfangado de manera considerable. Muchos parones, refriegas, tensión. Lo típico de un derbi. Diop (13 puntos, 7 rebotes, 20 de valoración) se las arregló mejor en la zona que en la primera mitad y mantuvo cerca en el marcador al equipo vitoriano. Una bandeja de Janning le dio la primera ventaja del partido a Baskonia. Mumbrú volvió a recurrir a los jugadores que mejor le funcionaron en la primera parte. Regresó Iván Cruz, fructífero de nuevo nada más ingresar a pista. Bilbao Basket recuperaba la iniciativa. Perdía claridad y sus ataques se alargaron en el último cuarto pero siempre fue por delante. El rebote ofensivo le valió para mantenerse arriba en el marcador y afrontar los minutos finales con una pequeña ventaja. Pese al empeño de Henry (13 puntos, 9 asistencias, 5 rebotes, 25 de valoración) los jugadores decisivos estarían en Bilbao Basket. Rousselle apenas había hecho nada pero supo desequilibrar la defensa rival por velocidad en los últimos dos minutos. Dejó dos canastas a huevo que no desaprovechó Balvin (13 puntos, 9 rebotes, 21 de valoración). Baskonia desperdició tres tiros en el último minuto que le costaron muy caros. Dos tiros libres de Schreiner sentenciaron el triunfo de Bilbao Basket en el derbi. Baskonia sufre su tercera derrota consecutiva en Liga ACB y no creo que tarden mucho en ponerse nerviosos por Vitoria. Querejeta debe estar afilando el hacha.

Lammers deja una bandejaFuente: naiz.eus

Barça 97 – Valencia Basket 94: El Barça desbordó de medio a medio a Valencia Basket en los primeros minutos de encuentro. Derrochó intensidad y velocidad a partes iguales. Incluso defendió con orden y agresividad en esta magnífica puesta en escena. A Valencia Basket no le funcionaba en absoluto su quinteto inicial. No encontraba caminos en la defensa rival y perdió cuatro balones en los primeros cuatro minutos de partido. El 11-2 de inicio era la consecuencia lógica del despliegue de juego del Barça, que supo mantener a raya a Valencia Basket cuando se enteró que el partido había comenzado. Los triples le sirvieron para que el intercambio de canastas le saliera a cuenta. Mirotic ya llevaba doce puntos en apenas siete minutos. Demoledor, como lo es también para su equipo cada ausencia en la pista de la perla de Montenegro. Sin Mirotic en pista al Barça le costaba mucho más anotar. Recortó Valencia Basket, mucho más asentado con Colom en pista. Resistió el tirón azulgrana al inicio del segundo cuarto para subirse a las barbas de los de Pesic. La presencia en pista de Ndour le dotó de mayor intensidad. Dubljevic completaba un parcial de 2-11 y ponía por primera vez por delante a Valencia Basket (34-35, min 15). Pesic tuvo que recurrir de nuevo a sus titulares, evidentemente. El partido enloqueció y el Barça volvió a tomar distancia corriendo a la menor oportunidad. Hanga se convirtió en el mejor recurso para finalizar los contraataques azulgranas pero los taronja resisten buscando las entradas hacia canasta. El segundo cuarto terminó con polémica. Mirotic anota en el último segundo tras un pase desde la línea de fondo contraria de Hanga. Ponsarnau monta en cólera reclamando un empujón de Mirotic a Motum. Así parecía en las repeticiones pero la enérgica protesta del técnico sólo sirvió para llevarse una técnica en la retirada a vestuarios. Le costaría cuatro puntos a su equipo nada más reanudarse el encuentro.

Mirotic y Ndour se enganchan por un reboteFuente: encestando.es

La floja defensa en el perímetro permitía triples cómodos al Barça. Vives tampoco estuvo bien y el ataque visitante se llenó de errores. Mirotic y Claver se encargaban de estabilizar la ventaja por encima de los diez puntos. Al Barça se le allanaba el camino, Loyd era el único problema, pero cada ausencia de Mirotic (33 puntos, 6 asistencias, 5 rebotes, 5 robos, 43 de valoración, MVP de la jornada) afectaba seriamente al juego del equipo azulgrana. Loyd metió de lleno en el partido a Valencia Basket en plena sucesión de errores del Barça, que cayó en el vicio de las pérdidas de balón que sufre con demasiada frecuencia. También pagó la bisoñez de Bolmaro en la dirección. El joven base argentino tiene condiciones y realizó varias acciones individuales de mucho mérito pero aún le falta experiencia para llevar las riendas del Barça. Colom, con mucho bagaje detrás y un oro mundialista al cuello, fue más eficiente. Siempre que estuvo en pista Valencia Basket tuvo mayor aplomo. Dos tiros libres de Dubljevic (19 puntos, 7 rebotes, 19 de valoración) devolvieron las tablas al marcador (74-74, min 30). Incluso tuvo oportunidad de ponerse por delante pero regresaron los malos ataques. No es entendible que Ponsarnau dejara en el banquillo a Colom todo el último cuarto y mantuviera en pista a jugadores como Motum o San Emeterio, negados todo el encuentro. El Barça lograba un parcial de 7-0 y se tomaba un pequeño respiro. A Valencia Basket le fue mejor buscando acciones cerca del aro de Dubljevic y Ndour. El Barça sacaba faltas en cada jugada y mantuvo la iniciativa con los tiros libres pero los visitantes no arrojaron la toalla. Loyd (30 puntos, 4 rebotes, 3 robos, 37 de valoración) siempre sacaba algo de la manga, ya fuera tres tiros libres en una pasada de frenada de Delaney o un 3+1. Qué imagen tan diferente a la que dio en la Supercopa, donde pareció un chupón del tres al cuarto. Al Barça le esperaba otro duro final con desenlace incierto pero a Valencia Basket le dio la espalda la fortuna en el último minuto. San Emeterio se llevó un tapón de Davies cuando buscaba la canasta del empate a 76. Delaney erraba un tiro libre y a Valencia Basket le quedaba una oportunidad para forzar la prórroga. Loyd buscó un triple rápido. Falló pero el rebote cayó en manos de Motum. En lugar de sacar el balón fuera buscó un tiro sencillo cerca del aro. Ni eso le salió al australiano. Un mate de Claver para finalizar el contraataque sentenciaba otro encuentro muy sufrido para el Barça.

Mirotic sale al contraataqueFuente: piratasdelbasket.net

Estudiantes 87 – Manresa 79: La alternancia en el mando del encuentro fue la tónica en el primer cuarto de la sesión vespertina en el Palacio de los Deportes. Dos triples de Brizuela (17 puntos, 5 rebotes) neutralizaron la ventaja inicial de Manresa pero Estudiantes vivió todo el primer periodo pendiente de la inspiración individual, ya fuera la aportación de Arteaga (12 puntos, 12 rebotes, 18 de valoración) en el juego interior o el acierto de Scrubb, que se estrenó en el partido en modo microondas. Manresa ofrecía un mejor juego colectivo pero los chispazos de los colegiales fueron suficiente para que las alternativas se mantuvieran todo el primer cuarto. Manresa volvió a tomar ventaja al inicio del siguiente periodo con un triple y un 2+1 de Eulis Báez pero Dukan se encargó de frenar el nuevo intento de escapada. Pedro Martínez pidió tiempo muerto, visiblemente enfadado, tras el 8-0 que encajó su equipo. El parón le vino bien a Manresa. Dani Pérez (14 puntos, 9 asistencias, 26 de valoración) controló el ritmo de juego del partido hasta el descanso. Vaulet (16 puntos, 4 rebotes, 18 de valoración) ofreció un despliegue de intensidad y eficacia que le permitió llevar la voz cantante del ataque visitante. Ya anotaba de tres como cortando por la zona o en transición. Al descanso llevaba catorce puntos. El puntal de un Manresa que pasó a dominar el partido con mayor contundencia (30-38, min 19) aunque Estudiantes lograra reducir daños en el minuto previo al descanso.

Dangubic se cuelga del aroFuente: somosbasket.com

Manresa siguió en cabeza al comienzo del tercer cuarto. Surtió de balones en la zona a Kravish (19 puntos, 11 rebotes, 19 de valoración) para mantener una renta de seis puntos hasta que el tiro exterior de Estudiantes volvió loco el encuentro. En el Ramiro apostaron por el triple y la jugada salió redonda. Los tiradores calentaron la muñeca para arrasar el aro de Manresa en unos minutos que llevar el delirio al Palacio de los Deportes. Cuatro triples consecutivos que adelantaron al Estu y cambiaron el partido (58-51, min 28). Manresa reaccionó en la parte final del tercer cuarto. Pere Tomàs sacó a su equipo del bloqueo. Kravish volvió a tomar protagonismo en el juego interior. El 2-10 de parcial daba de nuevo ventaja a Manresa pero la respuesta volvió a llegar en el tiro exterior. Los triples de Scrubb (26 puntos, 3 asistencias, 33 de valoración) devolvieron el mando a Estudiantes, que ya no lo volvería a ceder. Creció en defensa y agotó los argumentos ofensivos de su rival. Desde el esfuerzo y la intensidad alcanzó una renta que resultaría definitiva (75-67, min 35) pese a que Brizuela casi la arma cuando le señalaron una antideportiva tras soltar un estacazo a destiempo. Los cinco puntos que logró Manresa le metieron en el partido pero no descentró a un Estudiantes que se dedicó a mantener el tino en el tiro libre para no pasar apuros. Mantiene la imbatibilidad en casa, detalle muy importante para evitar sobresaltos esta temporada.

Real Madrid y Burgos siguen invictos y liderando la clasificación con 4-0. Por detrás, con 3-1, les siguen Basket Zaragoza, Bilbao Basket y Barça. La diferencia de puntos sitúa a Obradoiro (1-3) en zona de descenso pese a estar cinco equipos igualados. Joventut (0-4), el único equipo que no conoce la victoria, cierra la clasificación.

Resultados y clasificación

Leave a Reply

1 Comment on "LIGA ACB 2019-20: Jornada 4. Desenfreno"

Notify of

pana
1 month 6 days ago

perdi, me está gustando como Lolaso está llevando a Garuba, el chaval no se corta y es la única manera de mejorar y ayudar de verdad al equipo. Hay que ver como Mejri entra en el equipo, con él y cuando Thompkins esté a punto son 16 jugadores para rotar, es lo que hay si se quiere ganar.

wpDiscuz