Análisis de la conferencia Este de la NBA. Temporada 2019-2020

Antetokounmpo Embiid

Fuente: nbareligion.com

Caen las hojas, nace octubre y comienzan los partidos de pretemporada en la NBA. En dos semanas regresa la competición y llega el momento de realizar un repaso a los movimientos del verano, nuevas ilusiones y nuevos fracasos por delante. Arrancamos echando un vistazo al Este, intentando adivinar como se va a desarrollar la temporada regular.

Atlanta Hawks

En Georgia están en plena fase de crecimiento de nuevo proyecto. Una vez construída la base, con dos jóvenes de proyección, es normal querer darle consistencia al equipo con el fichaje de veteranos de buen cartel. Puesto que el equipo se basa en la anotación exterior han recurrido a jugadores que ven aro con facilidad;  ya sea individualmente, como Evan Turner o Jabari Parker, o esperando en el exterior el pase, la especialidad de Allen Crabbe y Chandler Parsons. Sin embargo no se han olvidado de reforzar su posición más débil, la referencia interior, con un pivot joven y dinámico, Damian Jones será el encargado de intimidar y cerrar el rebote, además de generar aportación ofensiva con el bloqueo y continuación. Finalizan la plantilla con sus incorporaciones universitarias de primera ronda, Cameron Reddish, un anotador compulsivo desde el exterior que debe revolucionar los partidos en beneficio de los suyos y Bruno Fernando, un pivot de la vieja guardia; fuerte, disciplinado y especializado en el trabajo defensivo. En conjunto se queda un equipo muy divertido para ver, pero desequilibrado en ataque y con ciertos problemas defensivos. Los Hawks deberían ocupar el duodécimo lugar en el Este.

Boston Celtics

No poder imponerse en su conferencia, la temporada pasada, fue un duro trance para los del trébol. La tradición de los Celtics es recomponerse desde el esfuerzo defensivo pero, sorprendentemente, las incorporaciones de este año vienen centradas en dar puntos al equipo. Primero corrigiendo la baja de Kyrie Irving con uno de los mejores bases de la conferencia, Kemba Walker debe dar solidez a la dirección de los verdes, aparte de puntos. Como además se necesita un base suplente de garantías, tras la marcha de Terry Rozier, los de Massachusetts han recurrido a dos jugadores de gran calidad ofensiva en el Draft. Carsen Edwards es un base anotador en el sentido más clásico, necesita muy poco espacio para cargar el tiro y es una pesadilla para cualquier defensa. Romeo Langford es más escolta que base, pero tiene gran capacidad para dirigir ocasionalmente y aporta anotación de forma diversa, además de ser un buen defensor. A Danny Ainge le quedaba por resolver ls refuerzos para el juego interior y ahí encontramos un poco de todo. La veteranía de Enes Kanter y su facilidad para dominar las zonas, el trabajo defensivo de un pivot dinámico que destacaba en Europa como Vincent Poirier, la apuesta por el pivot más alto del pasado Draft, Tacko Fall, firmado tras no salir en las dos primeras rondas y, por último, su elección en primera ronda, Grant Williams, un chico para todo, de gran explosividad, que llegará para comerse el mundo y será de los preferidos de la grada. cuyo principal problema son los problemas físicos que arrastran sus rodillas. Se trata de un equipo equipo de enorme calidad pero, tal vez dependiente del estado físico de sus jugadores mundialistas y, por ello, de la posible aportación de sus novatos. Pese a ello, los Celtics no deberían tener problemas para ser terceros su conferencia.

Brooklyn Nets

Entre Kenny Atkinson y  Sean Marks han cambiado la imagen de la franquicia neoyorquina. Lo que debía ser una dura reconstrucción ha llamado la atención de la liga e, inesperadamente, le ha permitido contratar agentes libres de alto nivel como Kyrie Irving, DeAndre Jordan  o Kevin Durant. Para complementar el equipo se han cogido secundarios con cierta experiencia, gran polivalencia y buen nivel defensivo; las firmas de Wilson Chandler y Garrett Temple deben dar experiencia al banquillo, mientras que Taurean Prince (llegado tras un traspaso que permite liberar salarios), y David Nwaba, deben competir por sus minutos dejándose la piel en defensa. Por último quedan por ver las incorporaciones universitarias: Nicolas Claxton es el elegido en la primera ronda, otro pivot dinámico e intimidador cuyo destino es seguir la estela de Jarret Allen en poco tiempo y Jaylen Hands, un base anotador con posibilidades de crecimiento, es la opción escogida al final del Draft. Con todo esto, y con el buen nivel del equipo el año pasado, se espera ver a los Nets en los puestos altos de su conferencia. Sin embargo la lesión de Kevin Durant requiere muchos cuidados y, como Wilson Chandler va a pasarse un tercio de la temporada sancionado por drogas, lo normal sería ver a los neoyorquinos caer al sexto puesto del Este.

Fuente: nothinbutnets.com

Charlotte Hornets

No sorprende que Michael Jordan haya decidido vender una parte de los Hornets , la pasada temporada dejó malas sensaciones y perder a Kemba Walker no ayuda a pensar en un futuro más halagüeño. Sobre todo porque para sustituir al base se ha contratado al suplente de los Celtics, Terry Rozier, que en su primera oportunidad de afrontar una temporada entera como titular debe cumplir para no verse asediado por prensa y afición. Junto al base, se producen nada menos que dos incorporaciones univerrsitarias parra un juego interior sobrecargado. En primer lugar se cuenta con PJ Washington, un pivot rocoso que , en su mejor versión, recordaría a otro PJ famoso en la franquicia. La segunda opción en pivot más movil fibroso e intimidador como Jalen McDaniels. Ante este panorama los Hornets deben aspirar al duodécimo lugar de la conferencia.

Chicago Bulls

La franquicia de Illinois parece no tener nada claro por la gestión de su plantilla, y por mantener a Jim Boylen al cargo del equipo tras la salida de Fred Hoiberg. La primera sorpresa es realizar movimientos para desestabilizar a una de las referencias del equipo. Traerse desde el Draft a un base anotador y acaparador del balón(como Coby White), y firmar a Tomas Satoransky, sólo se puede entender si se ha perdido la confianza en Kriss Dunn. El resto de incorporaciones llegan para cubrir lagunas interiores; Daniel Gafford aportará la energía de sus veinte años y mucha defensa al banquillo, Luke Kornet ha siido firmado para abrir la pista y Thaddeus Young aportará su experiencia y múltiples recursos para intentar dar estabilidad al equipo. sin embargo parece un puzzle de complicado encaje, donde el brillo de los jóvenes marcará su futuro. Como no parece que tengan el director adecuado para dejar fluir el talento, deben acabar en el decimotercer puesto del Este.

Cleveland Cavaliers

Otra franquicia que no parece tener clara la dirección de su juego y que sólo se ha reforzado con elecciones del Draft. El primer escogido ha sido Darius Garland, un base de gran proyección y muy desequilibrante. Eso deja muy tocado a su elección del año anterior, Collin Sexton, que debe salir desde el banquillo en poco tiempo. El resto de refuerzos universitarios también son de gran calidad; Kevin Porter es un escolta completo y con facilidad anotadora con problemas de carácter y Dylan Windler es un proyecto de Nowitzki que no ha arrancado. Al juntar esos tres refuerzos, y mucho veteranos de vuelta en la liga, es complicado evitar el último lugar en la conferencia.

Detroit Pistons

El proyecto de los Pistons ha dado un salto adelante este año. Las contrataciones de Markieff Morris, Christian Wood, Derrick Rose, Joe Johnson, Tony Snell y Tim Frazier vienen a dar solidez y experiencia al banquillo de los de Michigan. Junto a ellos dos incorporaciones en el Draft. Sekou Doumbouya es un exterior polivalente, con buen tiro y muy explosivo; el francés es un claro aspirante a optar a la titularidad en poco tiempo. Junto a él llega un base completo procedente de la universidad de Tennessee, Jordan Bone, un complemento para formar a largo plazo. Con ellos, y con la recuperación de Khiry Thomas tras su lesión, Detroit aspira a ser el quinto clasificado del  Este al final de la temporada regular.

Fuente: clutchpoints.com

Indiana Pacers

La preocupación de Indiana este verano ha sido reconstruír su juego exterior. Tras la inesperada retirada de Darren Collison, y la marcha de Cory Joseph al Oeste, los Pacers han buscado jugadores con cierta experiencia para su dirección de juego. Dos buenos administradores del balón, como Malcolm Brogdon y TJ McConnell, que deben solventar cualquier problema. Además han tenido otras bajas importantes de titulares como Bojan Bogdanovic, Wesley Matthews o Tyreke Evans, Para ello se han firmado jugadores asentados en la liga; de Jeremy Lamb a Justin Holiday, pasando por TJ Warren. Sin embargo su movimiento más arriesgado y el que puede impedir repetir su buena temporada anterior, es su decisión de sustituir al veterano Thaddeus Young por el georgiano Goga Bitadze. Las características son similares, pero el europeo no deja de ser una incorporación del Draft con poca experiencia. Deben ser los firmados CJ Wilcox y JaKarr Sampson los encargados de explicarle como van las cosas en la liga. Aspiran al cuarto puesto en el Este si funciona la apuesta por el pivot.

Miami Heat

La retirada de Dwayne Wade ha obligado a Pat Riley moverse en el mercado. Para ello ha jugado en un traspaso múltiple para acabar obteniendo a Jimmy Butler y Meyers Leonard. Por el camino se ha perdido a Josh Richardson y Hassan Whiteside, dejando una cierta sensación de pesar en sus aficionados que tendrá que gestionar Erik Spoelstra. Para ello cuenta con dos buenas adquisiciones universitarias; Tyler Herro es un tirador con múltiples soluciones y KZ Ozpala es un jugador de talento por explotar. Pensando en que la juventud debe asentarse a largo plazo, y en la inestabilidad de su estrella, es de esperar ver a los Heat en el undécimo lugar de la conferencia.

Milwaukee Bucks

En Wisconsin vieron las finales NBA muy cerca la temporada pasado, por eso han intentado mantener la estabilidad de su quinteto titular. Su mayor problema ha sido ver  como Malcolm Brogdon dejaba la franquicia pero, al tener a George Hill en plantilla, e incorporar a Frank Mason III, los temores se han disipado. Luego quedan por suplir jugadores de banquillo, donde la experiencia de Wesley Matthews, Kyle Korver o Robin López indican el camino a seguir. Por encima cuenta con otros proyectos en formación que podría funcionar bien en la franquicia, primero con la firma de Thanasis Antetokounmpo para hacer de chico para todo (incluído tener feliz a su hermano) yluego con la de Dragan Bender para seguir abriendo el campo con tiro exterior al tiempo que se da descanso a Brook López. Tal vez puedan haber perdido su primera oportunidad, pero son los máximos favoritos para liderar el Este cuando finalice la temporada regular.

Nueva York Knickerbockers

Cuando no sabes qué camino tomar es lógico firmar contratos cortos de jugadores de calidad media alta, fácilmente traspasables, a la espera de firmar agentes libres potentes.   Lo que sí sorprende, y habla mal de la franquicia que lo lleva a cabo, es ver la cantidad de fichajes realizados por los neoyorquinos. Aparte de las incorporaciones universitarias, RJ Barrett (escolta de gran calidad)  e Ignas Bradzeikis (alero de múltiples soluciones), se han visto hasta siete firmas en las oficinas de los Knicks este verano. Desde el refuerzo de Elfryd Payton para la dirección de juego, pasando por tiradores de calidad como Wayne Ellington o Reggie Bullock, hasta llegar a un completo remozdo del juego interior. Las cuatro incoporaciones para dominar las zonas son casi fotocopías en sus caracterísiticas; el juego de Taj Gibson, Bobby Portis, Julius Randle o, incluso en caso de necesidad Marcus Morris, es demasiado individualista. Por ello, pese a los esfuerzos de David Fizdale, los Knicks deben acabar en el decimotercer puesto al terminar la temporada regular.

Orlando Magic

Tras una temporada inesperadamente alegre, los Magic han optado por hacer pocas incorporaciones en su plantilla. En primer lugar buscando una opción sólida para completar la rotación, tanto en el exterior como en el interior por su polivalencia, Al-Farouq Aminu. Además cuentan con una elección en el Draft muy completa, cuyo mayor problema es su rodilla, Chuma Okeke. La situación inicial es privilegiada pero, dada la inestabilidad de sus estrellas, y el cansancio tras el Mundial, de los motores de su juego, no sorprendería ver como se clasifican octavos en el Este.

Fuente: clutchpoints.com

Philadelphia Seventy-Sixers

En Pennsylvania se sueña con volver a unas finales NBA porque, pese a caer contra los campeones por una canasta inverosimil, dejó buen sabor de boca. Por ello el primer paso ha sido reforzar su juego interior, buscando que los minutos de descanso de Joel Embiid no se noten demasiado. Tanto Kyle O´Quinn, como Al Horford, tienen la experiencia necesaria para cubrir su lugar durante sus minutos de descanso, además del extra que supone para el ataque la distribución de juego del dominicano. Junto a ellos aparecen Raul Neto y Trey Burke para dar más recursos ofensivos a su ataque. Mientras que Josh Richardson, y el escolta novato Mathias Tybulle ,deben reforzar la defensa exterior de los Sixers. Su puesto natural es el segundo en esta conferencia.

Toronto Raptors

Los Raptors siempre han sido una franquicia curiosa en la NBA, donde nada sorprende. Por eso la escapada de Kawhi leonard tras ganar el campeonato se ha asumido con naturalidad. De modo que se ha mantenido la cabeza fría y se han realizado unos pocos fichajes de escaso coste y buen rendimiento. Rondae Hollis-Jefferson se convierte en el chico para todo de la plantilla, una versión de Leonard sin anotación, junto a él se contrata al base Cameron Payne, con la esperanza de que muestre su mejor nivel y dé descanso a Kyle Lowry. Por último reclutan en el Draft a un pivot sólido, Sagaba Konate, un ancla que pueda sustituir a Marc Gasol en defensa para irse construyendo un sitio en la franquicia con su juego ofensivo. Con estos mimbres, y la incorporación de un tirador proveniente de Europa, Matt Thomas, Toronto debe acabar en la sexta posición al finalizar la temporada regular.

Washington Wizards

Los Wizards parecen una franquicia en descomposición; las discusiones abundan, jugadores importantes se han marchado y la lesión de John Wall ha dejado el futro atado a un contrato caro. Pese a ello la franquicia capitalina se ha reinventado. Fichajes como los de Isaiah Thomas e Ish Smith para llevar al equipo, o conseguir a CJ Miles sacándose de en encima a Dwight Howard, demuestran que no renuncian a una buena temporada. participar en el traspaso del verano (Anthony Davis) y sacar a Isaac Bonga, Moritz Wagner y Jemerrio Jones no está mal. Sin embargo lo que más demuestra su búsqueda de crecimiento son los fichajes del combativo Justin Anderson y el joven Davis Bertans. Al juntarlos con un anotador universitario, como Admiral Schofield, y un proyecto de interior polivalente y de calidad, como Rui Hachimura; la situación cambia paraa Scott Brooks. Deberían luchar para acabar siendo aspirantes al noveno puesto del Este.

Leave a Reply

2 Comments on "Análisis de la conferencia Este de la NBA. Temporada 2019-2020"

Notify of

pana
19 days 18 hours ago

lastrado, tienes razón en poner a Bucks, Sixers y Celtics en los tres primeros lugares pero pienso que Sixers puedan terminar primeros en la RS, creo que tienen mejor equipo que los Bucks.
Toronto puede terminar cuarto, a lo mejor aprovechan bien el tirón del título.

wpDiscuz