MUNDOBASKET CHINA 2019: Final. El Oro está en Oriente

España campeona Mundobasket 2019

El sueño volvió a hacerse realidad. España se proclamó campeona del mundo por segunda vez, derrotando con autoridad a Argentina en una final que controló en todo momento. Todos los vaticinios de encuentro duro e igualado saltaron por los aires. La superioridad de la selección española en la final fue incuestionable. Incluso resultó un triunfo cómodo. Así lo convirtió España en una actuación impecable que ya forma parte de los grandes momentos del baloncesto español. Atrás quedaron las dudas, los malos momentos, las críticas. España estuvo al más alto nivel competitivo cuando llegaron los partidos de auténtica enjundia, nadie pudo frenar su camino hacia una gesta con la que nadie contaba. El oro es real y vuelve a llegar desde el Lejano Oriente, un territorio convertido en talismán para la selección española. En Japón llegó el primero oro en un Mundobasket, el primer momento de gloria de una generación inolvidable que ha dejado un poso imborrable en este deporte. Sus integrantes han dado paso a otros jugadores pero la competitividad extrema de esta selección permanece. Su herencia se reflejó en este segundo título mundial en China. Lejanas tierras en las que el baloncesto español hizo fortuna, donde cambió la suerte y la selección española se convirtió en un equipo ganador. Un éxito que nos debe hacer reflexionar. Nunca podemos dudar de ellos por muy negro que veamos el panorama. El oro viene de Oriente pero el que más reluce lo tenemos en casa con este equipo.

LA FINAL:

Argentina 75 – España 95: Llegaba el gran momento, la final que no estaba en los cálculos. Pero aquí estaba España, a un paso de su segundo oro en un Mundobasket. Una ocasión que no admite despite alguno y exige concentración absoluta. Bien lo sabe un equipo tan experto, bregado en multitud de batallas de esta envergadura en busca de la gloria. La puesta en escena estuvo a la altura del escenario. Dominio absoluto en todas las facetas. Argentina topó con un rival intenso al máximo que le borró de la pista en los minutos iniciales. Defensa eficaz, carga agresiva del rebote ofensivo, efectividad máxima en ataque. Un inicio inmejorable plasmado en un 2-14 de salida. Le costó tomar el pulso a la final a los jugadores argentinos. Despertaron con dos triples seguidos de Brussino, autor de los ocho primeros puntos de Argentina. Un bálsamo acrecentado por el parón ofensivo de la selección española. Pese a la superioridad abrumadora en el rebote los jugadores de Scariolo se empeñaron en fallar tiros cómodos bajo el aro. Cinco minutos estuvo España sin anotar y Argentina aprovechó para meterse en el encuentro con un parcial de 11-0. El lapsus había arruinado un formidable comienzo. Sonaba a oportunidad perdida pero España se reactivó cuando vio las orejas al lobo. Pau Ribas anotó cinco puntos consecutivos y acabó con la sequía anotadora. Los suplentes esta vez sí funcionaron como revulsivos. Superaron la presión defensiva rival con paciencia para acabar encontrando tiros cómodos. Rudy (11 puntos, 10 rebotes, 17 de valoración) anotaba dos triples seguidos y España recuperaba las diferencias de los minutos iniciales. Incluso se acrecentarían. Argentina se atascó, bloqueada entre los brazos que poblaban la zona española. Scola permanecía inédito. No era capaz de encontrar su sitio entre el poderío físico de los pivots españoles. España sometía a Argentina al mismo calvario en el rebote que sufrió en semifinales con Australia. Iba lanzada hacia el éxito, a un triunfo por aplastamiento como el conseguido ante Grecia doce años antes en Saitama. El parcial de 1-17 dejaba el partido al borde de la ruptura (14-31, min 12). Argentina sólo encontró consuelo cuando llegaban errores rivales. Dos pérdidas de Ricky sacaron a la albiceleste de su bloqueo particular. Vivió toda la segunda parte de las pérdidas españolas. Los bases llevaron todo el peso y volvieron a reducir diferencias pero España no perdió la calma. Recurrió a los cortes por la zona en los dos últimos minutos del segundo cuarto. Una solución efectiva, nadie salía al paso de las penetraciones. Bastó para lograr una diferencia al descanso que todos los aficionados españoles firmarían (31-43, min 20).

Ricky Rubio rodeado por tres jugadores argentinosFuente: diariodevalladolid.es

El tercer cuarto fue otra extensión del claro dominio de España en el partido. Consciente de la enorme ventaja que tenía en el juego interior no dudó en explotar este recurso. La escasez de hombres altos de garantías de Argentina al descubierto. La zona española se convirtió en terreno vedado. Todo el que entraba en ella buscando el aro acababa emparedado entre Marc Gasol y Oriola. Juancho Hernangómez siempre estuvo atento para echar una mano al rebote. España lo hacía todo fácil y se escapaba irremediablemente. El 2-12 de inicio dejaba prácticamente cerrado el oro (33-55, min 24). Sólo podía perderlo España. Resultaba tan sencillo que costaba creerlo. Argentina reaccionó con dos triples consecutivos pero el tiempo muerto solicitado por Scariolo despertó de inmediato a sus jugadores. Sergio Hernández recurrió a remedios de máxima emergencia. Presión a toda la pista, ataques rápidos, sacar a Gallizzi para repartir estopa. Por momentos funcionó y parecía que podía llevar la inquietud a la selección española, que perdió algunos balones absurdos intentando salir de la presión rival. Scariolo reacción poniendo dos bases en pista. España volvió a jugar con cabeza  pero la cuarta falta de Llull forzó al seleccionador a cambiar de idea. Las personales comenzaban a causar bajas. Ribas y Juancho Hernangómez cometían la quinta personal. Argentina no daba su brazo a torcer. Anotaba en cada ataque y mantenía una pequeña esperanza. El vigor y potencia física de Deck (24 puntos) crearon problemas en la defensa española. Y algunos le llaman paquete… Pero España no perdió nunca la compostura, no se dejó llevar por el desenfreno que pretendía imponer Argentina. Jugó con el tiempo, madurando cada posesión. Ricky Rubio (20 puntos, 7 rebotes, 19 de valoración) era el dueño absoluto del encuentro. Los jugadores argentinos forzaban faltas sobre Marc Gasol (14 puntos, 7 rebotes, 7 asistencias, 22 de valoración), buscando los errores en el tiro libre. No los encontraron. El pivot español falló los dos primeros pero no le tembló el pulso a partir de entonces. Ya no había tiempo ni recursos de emergencia. La final pertenecía a España (70-90, min 38). Sergio Hernández tiró la toalla y puso en pista a los últimos de la rotación. Scariolo concedió su minuto de disfrute a Colom, Rabaseda y Beirán. Pese a su papel testimonial también eran partícipes del segundo Mundial de España. Un éxito memorable que ya forma parte de las páginas más brillantes del baloncesto español.

Llull tira tras superar a LaprovittolaFuente: marcorubio.trendolizer.com

TERCER Y CUARTO PUESTO:

Francia 67 – Australia 59: El premio de consolación, la medalla de bronce, se otorgaba en un partido entre dos rivales extremadamente físicos. En la segunda fase el duelo entre ambas selecciones fue un recital ofensivo pero en nada se pareció la pelea por el bronce. Choque duro y áspero hasta decir basta. Culto a la defensa y la batalla en la zona. Los franceses acabaron desquiciados en el primer cuarto. Caían en faltas en ataque con mucha facilidad y no soportaban los encontronazos forzados de los australianos. Los aussies rascaban en cada ocasión que encontraban aunque fuera de forma gratuita. Gobert recibió una técnica tras una refriega con Dellavedova, quemasangres de profesión. Australia estuvo más cómoda en un escenario tan bronco. El acierto de Mills, un problema para la defensa francesa con su movilidad, bastaba para gozar de una pequeña ventaja todo el primer cuarto. Francia no estaba lejos pero caía constantemente en emboscadas. Demasiados jugadores con sensación de hartazgo y frustración. Las continuas faltas en ataque minaban la moral. Gobert estaba completamente fuera del partido, enfrascado en mil y una peleas con los australianos. Ingles (17 puntos, 5 rebotes, 18 de valoración) tomó el relevo de Mills en el segundo cuarto y lideró la anotación de Australia. La única luz en un partido feo de veras. No hizo falta mucho más para que el conjunto australiano dominara cómodamente a un rival fuera de sí (21-30, min 20). Tampoco para que se escapara al comienzo del tercer cuarto. 2-8 de salida que ponía a prueba seriamente la fortaleza mental de Francia. Un 2+1 de Ingles ponía la máxima diferencia en el marcador (23-38, min 24). Australia cimentaba su camino hacia el podio pero Francia reaccionó cuando peor lo tenía.

Mate de PoirierFuente: andaluciainformacion.es

Batum y Fournier encontraron el acierto y dieron razones para la esperanza. A la llamada acudiría De Colo (19 puntos, 3 asistencias), fundamental en la remontada. No ha lucido todo lo que se esperaba en el torneo pero ofreció un recital en el tercer cuarto. No sólo aportó puntos sino que consiguió generar canastas fáciles cortando por la zona y atrayendo a la defensa. Ahora era Australia quien se atascaba en ataque. Francia le podía igualar en físico e intensidad perfectamente y le secó durante minutos. El partido cambió radicalmente. Francia culminaba una remontada épica tras un parcial de 20-2 (50-46, min 32). A Australia le volvía a pasar lo mismo que en semifinales, se le escapaba un partido controlado. Aunque reaccionó y volvió a ponerse por delante Francia estaba dispuesta a soportar un intercambio de canastas. Dos triples de Albicy adelantaron de nuevo a los franceses. Australia acusó la presión en los minutos finales. Chocar con la defensa rival no le daba buenos resultados ni tampoco plantear ataques rápidos. Volvió a acusar una evidente fragilidad mental. El tercer triple de Albicy en el último cuarto selló su destino (63-56, min 38). La precipitación de los australianos hizo el resto para que el bronce cayera en manos de Francia. Australia tiene jugadores y condiciones pero aún debe aprender a ganar. No es sencillo.

Y DIGO YO…:

  • Ricky Rubio, MVP del Mundobasket. Líder de la selección española sobre la cancha, fundamental en los partidos a vida o muerte que llevaron a la medalla de oro. Envuelto en las dudas como el resto del equipo, creció cuando llegó el momento preciso y no había vuelta atrás. Ahora ocupa el lugar al que estaba destinado cuando deslumbraba siendo un adolescente.
  • Quinteto ideal: Ricky Rubio, Bogdanovic, Fournier, Scola y Marc Gasol. Sello NBA con sabor internacional aunque Scola lleve ya unos años fuera de la órbita de la mejor competición de clubes. Por si en Estados Unidos no se enteraron aún que sin sus mejores recursos no domina el baloncesto. El resto del mundo existe.
  • Marc Gasol emula a Lamar Odom y consigue el mismo año ganar la NBA y el Mundobasket. Menudo año para el pivot. Cuando su papel se transformó de jugador franquicia en Memphis en jugador de acompañamiento en Toronto ha llegado la temporada perfecta para el mediano de los Gasol. A veces los mayores éxitos llegan cuando menos lo esperas y sin que los focos te alumbren primero.
  • Collangelo: “Para los Juegos Olímpicos tomaremos nota de los que renunciaron a acudir al Mundobasket”. Farol. No se lo cree ni él. Tras el séptimo puesto en el Mundial no se puede permitir Estados Unidos un ridículo similar en una cita olímpica. Seguro que acudirá la artillería pesada aunque haga falta pedirlo de rodillas.
  • España, Argentina, Francia, Australia, Estados Unidos, Japón, Nigeria e Irán ya tienen plaza para los Juegos Olímpicos de Tokio. Las cuatro plazas se resolverán en el Preolímpico de junio de 2020. Fecha complicada y muchos aspirantes cualificados: Serbia, Grecia, Italia, Eslovenia, Turquía, Alemania, Brasil, Croacia, las emergentes Canadá y República Dominicana si van con todo, las sorprendentes República Checa y Polonia. Lucha a muerte por cuatro plazas, no hay sitio para todos. Será durísimo lograr el billete olímpico.

Leave a Reply

4 Comments on "MUNDOBASKET CHINA 2019: Final. El Oro está en Oriente"

Notify of

pana
1 month 6 days ago

perdi, efectivamente, creo que lo de Collangelo fue producto de la mala ostia, con todo con todo no lo sé, pero mejor equipo que el de este año, sin duda. Por nuestra parte me extrañaría que Chacho, Mirotic e Ibaka no se apunten, tengo algunas dudas sobre si la FEB y/o Scariolo se quieran marcar un Collangelo, aquí no tenemos mucho en donde elegir. Si Canadá y la R.Dominicana vienen “con todo” serían unos rivales durísimos, el problema está en junio, a ver cuantos NBA se apuntan no solo de esos dos sino de todos los que participarán en el… Read more »

1 month 6 days ago

El problema de Collangelo es que está entre dos fuegos, y siempre tiene las de perder. Para la NBA, el campeonato del mundo FIBA casi no existe, o forma parte de las ligas de verano. La NBA es el campeonato del mundo para ellos. El que gana, es el campeón del mundo, como bien se empeñan en anunciar. Jugadores tocados, o que necesitan un poco de rehabilitación tras la temporada es normal que no se presten a jugar un torneo secundario. Los Juegos son otra cosa. Ahí hay un caché diferente, es una vez cada 4 años, etc etc. Tras… Read more »

1 month 5 days ago

Aunque es muy prematuro aun, creo que para los JJOO hay 7 jugadores fijos de este Mundial (suponiendo que todos estén bien): Marc Gasol, RR, Rudy, Llull, los dos hermanos HG y, Claver. Dejo en suspendo a Oriola y Ribas en función de los ausentes de 2019: Pau Gasol, Chacho Rodríguez, Mirotic (dudo que Ibaka vaya, no le fue bien cuando estuvo, hace ya 5 años) y posiblemente Abrines. Habrá que ver qué temporada hace Jaime Fernández (la lesión que tuvo este año le ha perjudicado). Todo esto si no explota algún jugador esta temporada, :Yusta, Font, Alonso…No veo a… Read more »

wpDiscuz