LOS MEJORES DE 2018: Motor. Los mismos de siempre

marc-marquez-campeon-mundo-motogp

Sin novedad en el frente en el mundo del motor en 2018. Los grandes dominadores de los últimos años en las principales especialidades volvieron a triunfar. Los mismos de siempre acapararon los éxitos y titulares en una escena repetida hasta la saciedad.

Marc Márquez partía otro año como el rival a batir en MotoGP. El duelo con las Ducati y su archienemigo Valentino Rossi marcaban de inicio la lucha por el título en 2018. Con Rossi muy pronto se encendieron las llamas de la vieja rivalidad exacerbada que surgió en Malasia en 2015. La carrera disputada en Termas de Río Hondo (Argentina), segunda prueba del campeonato, elevó la tensión a cotas desconocidas en el Mundial de motociclismo. En plena remontada Márquez llegó a la altura de Rossi. Adelantamiento con una nueva maniobra arriesgada. Rossi por los suelos y Márquez descalificado a final de carrera por acción imprudente a criterio de los jueces. La polémica estaba servida. A Márquez ni le dejaron entrar en el box de Yamaha cuando se presentó a limar asperezas. El ambiente se enrareció hasta límites insospechados. Rossi cuenta con una legión de seguidores en Argentina, más apasionados incluso que en Italia. Marc Márquez abandonó el circuito entre insultos e incluso algún intento de agresión abortado por las fuerzas de seguridad. Esta rivalidad hace tiempo que se salió de los límites tolerables. En Mugello, primera visita a Italia de la temporada, varios seguidores de Rossi simularon una tumba con el nombre de Márquez inscrito en la lápida. Nauseabundo. Pero el ruido no amilanó a Márquez. Se repuso del cero en Argentina con tres victorias consecutivas. El Circuito de las Américas, Jerez y Le Mans fueron escenarios para el lucimiento del rodillo del genio de Cervera. Sus principales rivales no estaban a la altura. Las Ducati oficiales, no así la de Iannone, y las Yamaha no estaban a un ritmo competitivo para aguantar el pulso. En la escudería italiana la marejada trajo consecuencias.

Victoria de Marc Márquez en Le MansFuente: tumotoweb.com

En vísperas del GP Italia, Ducati anunció la salida de Lorenzo a final de temporada. La falta de sintonía de Lorenzo con la cúpula deportiva de la marca y una moto que no se adaptaba a su estilo forzaron su adiós. Irónicamente tras el anuncio llegó la reacción. Victorias en Mugello y Montmeló para reivindicarse. Su nombre volvió a circular como candidato al título que defiende su futuro compañero. Lorenzo recalará en 2019 en Repsol Honda, ocupando el lugar que dejaba vacante Dani Pedrosa tras anunciar su retirada a final de año. Pero la pelea por el título no tuvo la emoción esperada. Márquez no se bajaba del podio y seguía ampliando la diferencia. La cancelación del GP de Gran Bretaña tras el sainete del domingo lluvioso en Silverstone y el naufragio de Lorenzo en Misano bajo la lluvia dejaban el título a punto de caramelo. Sólo quedaba ponerle fecha. El desenlace sería prematuro. La caída de Lorenzo en Alcañiz precipitó los acontecimientos. Otra acción controvertida con Márquez de por medio. Lorenzo culpó al campeón del incidente y se despachó a gusto sobre su pilotaje. Se presenta un año movido en el equipo Repsol Honda. Los daños sufridos dejaron a Lorenzo fuera de combate hasta Cheste, última prueba del año. Márquez ya no tuvo rival. Su victoria en Motegi le proporcionó su quinto título de MotoGP con tres pruebas por disputarse. Otro éxito de una carrera irrepetible. Cuesta encontrarle un rival cualificado para batirle. Ni se vislumbra en un futuro cercano en las nuevas generaciones.

jorge martin-austin-moto3-2018Fuente: todocircuito.com

En Moto2 la lucha por el título quedó en un mano a mano entre Francesco Bagnaia y Miguel Oliveira. La regularidad del piloto luso le permitió mantener el duelo hasta que Bagnaia puso la directa tras el parón de mitad de temporada. Las victorias en Austria, Misano, Thailandia y Motegi y el segundo puesto en Alcañiz le permitieron vivir de las rentas en las últimas pruebas. Le bastó un tercer puesto en Malasia para asegurar el título. Los españoles, lejos de la cabeza. Álex Márquez visitó el asfalto más de lo debido y acabó cuarto el campeonato, sin victorias. Le faltan constancia y regularidad. Tampoco consiguió el triunfo Joan Mir pero el mallorquín dejó muy buenas sensaciones. Tanto que en 2019 competirá en MotoGP. Ascenso meteórico de uno de los talentos del futuro. En Moto3 llegó el segundo título español. Jorge Martín fue el vivo ejemplo de la expresión “suerte o muerte”. O pasaba primero la bandera a cuadros o terminaba por los suelos. Tanto ímpetu que le llevó a lesionarse a mitad de temporada. Puso en peligro su candidatura al título pero supo sufrir para hacer frente a los pilotos italianos, encabezados por Bezecchi que lideró buena parte del campeonato. Su bajón fue aprovechado por Jorge Martín que se coronó en Malasia a lo grande, venciendo la carrera y proclamándose campeón. Saltando al Mundial de Superbikes, dominio inapelable un año más de Jonathan Rea. Final inapelable de temporada, venciendo en las once últimas carreras. No encuentra rival Rea en Superbikes, el indiscutible líder de la hegemonía británica en la prueba. Pero una de las noticias más sonadas del año fue el primer triunfo de una mujer en un título internacional. Ana Carrasco se proclamó campeona en Supersport 300 en una agónica última prueba en Magny-Cours. El 13º puesto en el circuito francés le permitió alcanzar el título por un solo punto. Un hito en el motociclismo aunque se trate de un categoría alejada de la élite.

lewis-hamilton-campeon 2018
Fuente: momentogp.com

La Fórmula 1 se presentaba en 2018 de la misma forma que en años anteriores. Nadie se podía interponer en el duelo entre Mercedes y Ferrari, con Red Bull recogiendo las migajas que dejan los dos gigantes. Los triunfos convincentes de Vettel en Australia y Bahrein hicieron pensar en un Ferrari muy competitivo, capaz de superar a Mercedes. El sueño duró hasta Canadá. Hamilton sacó el mazo para aplastar toda oposición a partir de entonces. Volvió a destrozar los nervios de Vettel. Su jaimitada en casa, en Hockenheim, supuso un punto de inflexión en la temporada. En Ferrari ya no escondieron las críticas ante sus errores en momentos de presión. A partir de entonces estuvo superado por los acontecimientos. Hamilton amasaba victoria tras victoria para acabar consiguiendo en México su quinto título, cuarto consecutivo. Iguala a Fangio, toda una leyenda de la Fórmula 1. El binomio que forman Hamilton y Mercedes domina con puño de hierro la Fórmula 1 actual. Fernando Alonso comenzó el año de forma ilusionante, con un quinto puesto en Australia que le llevó a afirmar por radio que ahora podían luchar. Frase parodiada por Gasly con el cuarto puesto logrado en la siguiente prueba con Toro Rosso. Sin embargo el cambio de Honda a Renault no fue la panacea. El McLaren fue claramente a menos conforme avanzó la temporada y quedó instalado como hábito en las últimas plazas de la parrilla. La falta de rendimiento del monoplaza, los malos vaticinios sobre su evolución los próximos años y los desencuentros con la excesiva vehemencia en la pista de algunos pilotos jóvenes llevaron al asturiano a anunciar su marcha de la Fórmula 1. Abu Dhabi fue la última prueba del bicampeón mundial, más motivado por otras competiciones, como la resistencia o las 500 millas. Su triunfo en las 24 horas de Le Mans, junto a Buemi y Nakajima, a los mandos de un Toyota TS050 Hybrid añade una preciada joya en su palmarés aunque en la actualidad Toyota no tenga rivales en el Mundial de resistencia. Carlos Sainz realizó una temporada digna aunque finalizó por detrás de su compañero en Renault, Nico Hulkenberg. La quinta plaza en Bakú o la sexta en Abu Dhabi fueron lo más destacado de la temporada. Sustituirá a Fernando Alonso en McLaren en 2019.

final-rallye-australia-2018

Fuente: periodismodelmotor.com

El Mundial de Rallies también fue para el de siempre. Sebastien Ogier logró su sexto título consecutivo aunque sufrió más que en ninguno. Su hegemonía quedó en discusión durante buena parte de temporada. Neuville dominó con claridad hasta mitad de temporada. Los triunfos de Tanak en Finlandia, Alemania y Turquía le convirtieron en un firme candidato al título. Parecía que Ogier quedaba fuera de juego, que sería relevado en el trono del Mundial, pero derrocarle es un trabajo muy duro. A los aspirantes les pudo la presión en las últimas pruebas. El triunfo de Ogier en Cataluña y el segundo puesto en el RAC le auparon al liderato con tres puntos de ventaja. Todo quedaba pendiente de la última prueba, Australia, con tres aspirantes al título. El naufragio de Neuville y Tanak dejaron el camino libre a Ogier para retener el título. El imperio de los Seb dura ya quince años. Loeb, el primero y más grande de la dinastía Seb volverá al campeonato en 2019. Ya disputó puntualmente algunas pruebas en 2018. Su triunfo en el RAC demuestra que aún se mantiene muy competitivo.

Carlos Sainz campeón Dakar 2018Fuente: capitaldeporte.com

El Dakar volvió a presentar un recorrido de descarnada dureza, continuando la senda de la edición anterior que recordó a la era africana del raid. Se convirtió en un ejercicio de supervivencia que supo interpretar Carlos Sainz. La experiencia acumulada le llevó a ser precavido. Vio cómo sus principales rivales iban cayendo. Al-Attiyah se dejó buena parte de sus opciones en la cuarta etapa. A la siguiente, Loeb quedó encallado y se dejó tres horas. En la séptima el líder, Stephane Peterhansel, se dejó la oportunuidad de aumentar su cuenta de títulos perdiendo dos horas. Carlos Sainz estuvo agazapado. Sólo pasó al ataque a mitad de prueba para ponerse en cabeza de la general. Con sus rivales lejos, sólo quedaba guardar la ropa y escapar del infortunio que suele perseguirle. Casi se le presenta de forma rocambolesca. Un incidente con el quad del millonario Kees Koolen provocó la reclamación de éste, que exigió la descalificación del piloto español. El jurado zanjó el asunto en una sanción de diez minutos, revocada posteriormente. Nada podía impedir ya el segundo Dakar de Carlos Sainz, en lo más alto tras vencer con 55 años. En motos, por el contrario, la mala suerte persiguió a Joan Barreda. Una lesión le mermó cuando peleaba por vencer la prueba. Pese a resistir con severos dolores, acabó cediendo el primer puesto y abandonando la prueba a falta de tres etapas. El austriaco Mattias Walkner lograba su primer Dakar. La categoría de motos está lejos de la competencia y grandes nombres de los que disfrutaba en el pasado.

Toni Bou campeón 2018Fuente: motorpasionmoto.com

Tampoco cambió nada en el Mundial de trial. Toni Bou sigue sin encontrar quien le arrebate el trono que ostenta desde hace doce años. Volvió a triunfar tanto en indoor como outdoor. Indiscutible dominador de una especialidad de aplastante hegemonía española. Los cinco primeros clasificados del Mundial fueron pilotos españoles. Una tónica que se lleva repitiendo muchos años, como el habitual triunfo de España en el Trial de las naciones. El DTM cayó en manos del británico Gary Paffet, que supo aguantar en las últimas pruebas la irresistible carga final del alemán René Rast, vencedor de las últimas seis carreras. En cuanto al Mundial de turismos, el veteranísimo Gabriele Tarquini añadió más esplendor a su largo historial tras batir a uno de los grandes de los últimos años, Yvan Muller. Los viejos rockeros nunca mueren.

Mejor piloto motos 2018

View Results

Loading ... Loading ...

Mejor piloto coches 2018

View Results

Loading ... Loading ...

Leave a Reply

Be the First to Comment!

Notify of

wpDiscuz