LIGA ACB 2017-18: Jornada 26. Bombardeo de record

Triple de Doornekamp contra GBC

En una jornada sin sobresaltos para los ilustres de la Liga ACB llama la atención un dato muy indicador sobre el rumbo que sigue el baloncesto actual. Valencia Basket batió en su visita a Illumbe el record de triples de la competición. Hasta en 22 ocasiones anotó el equipo taronja desde la línea de tres ante GBC en un recital asombroso de acierto en el tiro exterior. Hace semanas que Vidorreta ha apostado por un juego volcado en el lanzamiento de tres, a riesgo de resultar previsible y pese a disponer de un notable juego interior. La ausencia de Pleiss reforzó la propuesta. El resultado fue tremendamente efectivo. 22/37 en triples, un 59% de acierto que empieza a no ser extraño. Tan decidida fue la apuesta por el triple que Valencia Basket lanzó 21 tiros de tres más que de dos, en los que tuvo un acierto paupérrimo. La zona no existió. Una prueba del culto al tiro exterior que hace años que se instaló en el baloncesto y cuenta con encendidos defensores. Salva Maldonado afirmó hace semanas en una entrevista que en la actualidad el tiro de dos no sirve para nada. Un cambio de concepto que está convirtiendo a este deporte en un concurso de triples. Empieza a ser costumbre asistir a bombardeos de este tipo en un partido de baloncesto.

Baskonia 88 – Andorra 75: Le costó a Baskonia unos minutos tomar el mando ante un rival en plena racha de triunfos. Dos viejos conocidos de la afición vitoriana dieron ventaja a Andorra en los compases iniciales. Colton Iverson aportaba dentro de la zona y Jelinek se encargaba de acompañar al pivot. Sin embargo eran los únicos que anotaban y el ataque andorrano acabó por resentirse. La salida a pista de Vildoza revitalizó el juego de Baskonia que buscó con insistencia a Diop (14 puntos, 5 rebotes, 3 tapones, 24 de valoración). Le hacía falta un partido con este protagonismo en una temporada en la que está castigado con insistencia por las lesiones. El bloqueo ofensivo de Andorra era evidente (19-10, min 10). Diagne cometió tres faltas rápidas para añadir mayores problemas. Sin embargo los visitantes encontraron la salvación en Blazic. El esloveno, aplaudido en su regreso a Vitoria, sacó del atolladero a Andorra que se vio beneficiado de la aceleración que sufrió el juego. Pedro Martínez pidió tiempo muerto para cambiar la dinámica pero no sacó a Baskonia del lapsus en el que había entrado. Dos triples de Shurna daban la vuelta al marcador. Una antideportiva señalada a Garino costó cinco puntos que agrandaron la brecha. Baskonia estaba completamente superado, sin ideas. Acabó encajando un parcial pa cargarse de 2-20 (30-40, min 18). Bien le vino el descanso al equipo vitoriano porque las sensaciones en el segundo cuarto eran preocupantes. Salió en el tercer cuarto con mucha mayor energía. Andorra resistió en un primer momento intercambiando canastas pero no le costó a los locales enjugar la diferencia. Dispuso de un par de ocasiones para ponerse por delante pero las pérdidas de balón las echaron por tierra. Los contraataques permitieron a Andorra volver a tomar aire y Pedro Martínez tuvo que parar el encuentro. Esta vez el tiempo muerto funcionó mucho mejor. Mayor agresividad y robos de balón que permitieron a Baskonia igualar el partido. El acierto en el perímetro que había sostenido a Andorra se esfumó por completo. Sólo anotó dos puntos en los últimos cinco minutos del tercer cuarto. Encajó un 13-2 hasta el final del periodo que supuso el comienzo del desplome. Aunque Blazic (18 puntos) trató de sostener a Andorra resultó imposible retener a un rival lanzado. Janning empezó a anotar desde fuera en el último cuarto. Shengelia (12 puntos, 4 rebotes, 3 asistencias, 3 robos, 19 de valoración) se acercaba a su aportación de costumbre. La marcha de Baskonia era imparable (78-68, min 36). Le bastó con frenar los contraataques rivales para decantar el partido con tranquilidad. Décima victoria consecutiva de Baskonia en Liga ACB que le afianza en la segunda plaza.

Paso atrás de Vildoza para zafarse de Jaime Fernández

Fuente: gasteizhoy.com

Basket Zaragoza 86 – Joventut 92: Por Zaragoza pasaba uno de los últimos trenes para la permanencia de Joventut. Imprescindible batir a un rival directo como Basket Zaragoza. Echó mano del tiro exterior, como de costumbre, para llevar el mando en el marcador durante el primer cuarto. Conger (14 puntos, 3 asistencias, 19 de valoración) y Gielo acapararon la anotación del equipo verdinegro los primeros diez minutos. Una canasta de Bigander fue la única que no llevó la firma de alguno de los dos en el primer periodo. Basket Zaragoza recurrió al juego interior para mantenerse al acecho. El acierto de Gary Neal (31 puntos, 3 rebotes, 34 de valoración) le permitió ponerse por delante por primera vez en el encuentro en las postrimerías del primer cuarto. Los rebotes ofensivos de Jerome Jordan devolvieron el liderazgo en el marcador a la Penya pero la respuesta local llegó en unos buenos minutos de Bellas (17 puntos, 8 asistencias) en plena fase de acierto local en el tiro exterior. Dos triples seguidos del base coronaron un parcial de 13-0 que puso la primera diferencia notable (45-36, min 17). Tuvo que salir Gielo (20 puntos, 5 rebotes, 21 de valoración) al rescate para reducir daños al descanso. El intercambio inicial de canastas en la segunda mitad le vino mejor al equipo maño que volvió a estirar la diferencia. Pero la locura acabó dominada por un jugador acostumbrado al caos y la anarquía como Laprovittola. El base argentino disfrutó en un encuentro lleno de espacios donde disfruta como pocos. La defensa de Basket Zaragoza no supo detectarle, como tampoco lo consiguió semanas antes con su compatriota Campazzo. Laprovittola se marchó al banquillo tras cambiar el encuentro por completo y con los verdinegros por delante tras lograr un parcial de 3-11. Neal hizo lo de costumbre, echarse a Basket Zaragoza a la espalda para mantener sus opciones intactas, pero su esfuerzo se desvaneció con el acierto en el triple de Joventut. La rúbrica la puso Laprovittola (23 puntos, 6 asistencias, 28 de valoración), pletórico en la recta final. Martirizó a la defensa rival cada vez que penetraba hacia el aro y tuvo cabeza para gestionar el tiempo, cosa que no suele hacer a menudo. El Joventut parece el lugar ideal para un jugador entregado al desenfreno. Joventut aún vive tras dos victorias consecutivas que le permiten soñar con la permanencia. Así lo gritaron los aficionados verdinegros presentes en Zaragoza. La derrota mete en un lío a Basket Zaragoza que ya ve de cerca las orejas al lobo.

Jerome Jordan trata de matear pese a la oposición de Álex Suárez

Fuente: piratasdelbasket.net

Real Madrid 78 – Obradoiro 65: El escaso ambiente en el Palacio de los Deportes se contagió al Real Madrid, frío y falto de intensidad. Poco interés en defensa, concesiones continuas al rebote ofensivo a Obradoiro. Randolph fue el primer sustituido, el rival no parecía digno para que el señorito se esforzara. Radoncic tuvo mucha mayor actitud pese a su bisoñez. Tavares estaba en la inopia. Pocas veces Pustovyi tuvo tantas facilidades en el rebote. El acierto de Bendzius colmó la paciencia de Laso que pidió tiempo muerto con visible irritación (8-18, min 7). La reacción fue inmediata. Entre Carroll y Doncic se ocuparon del despertar en ataque del Madrid que mejoró su actitud defensiva, empujando a Obradoiro a tirar de fuera. Ahora Moncho Fernández fue quien estuvo lento en pedir tiempo muerto. Sólo lo solicitó para la última jugada, que acabó en un triple de Pustovyi. Dudo que fuera lo que tenía pensado. El parcial no paró de crecer hasta un 15-0 al inicio del segundo cuarto y coronado por un absurdo error en un saque de fondo que supuso una canasta fácil de Randle. El Madrid ponía las cosas en su sitio pero levantó el pie del acelerador demasiado pronto. Obradoiro se mantuvo a rebufo unos minutos más con la segunda unidad. Radovic sacó ventaja de la ternura de Radoncic. Laso no tardó en sacar a Felipe Reyes, que ya ni debía acordarse de jugar de ‘4’. Obradoiro tuvo ocasión de ponerse por delante pero arrojó sus opciones con dos faltas en ataque y un balón perdido. Moncho Fernández decidió acabar con el disparate pidiendo tiempo muerto pero de nada sirvió. El Madrid ya estaba asentado en la pista. La conexión entre Ayón y Felipe Reyes resultaba provechosa bajo el aro para allanar el camino (40-30, min 19). Las dos faltas de Bendzius lastraban el juego ofensivo de Obradoiro, que sumaba punto por minuto desde que el alero estaba en el banquillo. Regresó a pista tras el descanso y anotó de tres en la primera jugada. Más no se acercaría el equipo gallego, maniatado por una defensa rival que ahora sí estaba al nivel exigido. El tiro exterior no funcionaba en absoluto. Los robos de balón permitieron al Madrid romper el partido al contraataque. 11-0 de parcial que supuso el definitivo punto de inflexión (51-35, min 24). Obradoiro era presa de las miserias ofensivas y la mejoría en la actitud del conjunto de Laso. Randolph ahora sí tenía un mínimo de interés sobre la cancha. Tavares seguía empanado pero obsequió al respetable con un soberano tapón para repetir una y otra vez. Bendzius quería aparecer en las mejores jugadas pero acabó haciéndolo muy a su pesar. Por si faltaba poco, Carroll (22 puntos, 9 rebotes, 22 de valoración) se encargó de enterrar a Obradoiro con su proverbial facilidad para anotar. La tensión seguía baja en las gradas. Incluso se escuchaban los gritos de Laso a sus jugadores con total nitidez. Poco pescado quedaba por vender (60-39, min 28). Laso, pensando en el exigente calendario que espera próximamente, repartió esfuerzos. Radoncic y Yusta disfrutaron de una buena ración de minutos. También los hubo para Randle aunque estuvo menos entonado que en el segundo cuarto. Acabó sustituido por Doncic (10 puntos, 7 asistencias, 6 rebotes, 23 de valoración) puesto que Obradoiro amagaba con inquietar ligeramente en la parte final (71-61, min 37). Con jugadores de banquillo como Spires, Simmons y Laksa en pista redujeron la diferencia los visitantes, mejor cerrados atrás y más acertados en el perímetro. La sangre no llegaría al río. Le bastó al equipo blanco con varias acciones de aliño para forzar los tiros libres que cerraban un partido con poca historia. La mente del madridismo está en la eliminatoria de cuartos contra Panathinaikos y el factor campo que se escapó de manera casi inverosímil.

Pase de Ayón entre Pustovyi y Radovic

Fuente: yahoo.com

Unicaja 72 – CB Canarias 62: Vital duelo en el Martín Carpena en la pelea por las últimas plazas que dan derecho a disputar los playoffs. Unicaja entró a un encuentro tan importante muy centrado e intenso en defensa. 9-2 de salida y CB Canarias penando con sus habituales problemas para anotar desde fuera. El conjunto de Katsikaris buscó salir del atolladero metiendo balones dentro de la zona pero la salida a pista de Nedovic estuvo a punto de dinamitar el choque. Entró de forma tan arrolladora como ante el Real Madrid. No se limitó a anotar, hizo absolutamente de todo. Su segunda personal le llevó al banquillo antes de acabar el primer cuarto. Un alivio para CB Canarias que estaba a punto de desengancharse tras recibir un parcial de 12-0 (24-8, min 9). La ausencia del escolta serbio supuso un revés para el ataque de Unicaja que se encalló de forma notable en un segundo cuarto en el que echó por tierra todo el trabajo acumulado en los primeros diez minutos. Vasileiadis (16 puntos, 4 asistencias) volvió a desempeñar el rol de revulsivo en CB Canarias. El tiro exterior funcionó mejor en el segundo cuarto. Entre Vasileiadis y San Miguel se ocuparon de remontar a golpe de triple mientras los locales estaban peleados con el aro. Ni siquiera el tiro libre le sacaba de apuros a Unicaja que sólo anotó ocho puntos en todo el periodo. La pájara ofensiva le costó toda la diferencia a Unicaja (32-31, min 20). Los hombres de Joan Plaza debían volver a picar piedra en un partido áspero. Regresó a las virtudes que le permitieron dominar con absoluta claridad en el primer cuarto. El retorno de Nedovic devolvió la producción ofensiva al equipo malagueño. Alberto Díaz llevó la dirección con soltura. Entre ambos se encargaron de abrir brecha de forma inexorable. CB Canarias sólo disponía de los triples de Vasileiadis como argumento. Escaso bagaje para frenar a un rival que trabajaba mejor colectivamente (58-44, min 29). Bassas trató de levantar a su equipo al final del tercer cuarto pero Unicaja no necesitó más que un buen nivel defensivo en los últimos diez minutos para mantener a raya a un rival ofuscado. Un poco de acierto de Waczynski bastó para controlar el último cuarto con tranquilidad. CB Canarias estaba completamente bloqueado. Un horrible Akognon (con su -11 hubiera sido competitivo en el pasado Masters de Augusta) se empeñó en buscar con insistencia el triple sin ser capaz de anotar alguno. Los fallos en el tiro libre ya fueron el remate para un CB Canarias hundido. Sin brillo pero Unicaja logra un triunfo vital para mantener su lugar entre los ocho primeros.

Milosavljevic pasa entre Vasileiadis y Akognon

Fuente: laopiniondemalaga.es

Fuenlabrada 69 – Burgos 79: El 5-0 de salida resultó un espejismo para Fuenlabrada. No tardó Burgos en tomar el mando en el marcador aunque fuera con ligeras ventajas. Le faltaba regularidad a los locales, que sólo contaban con el acierto de Paco Cruz (16 puntos, 7 rebotes) para mantenerse cerca en el marcador. Le valió para resistir el primer cuarto pero el dominio de Burgos se intensificó en el siguiente periodo. Las facilidades cerca de la zona permitieron a Burgos anotar con frecuencia bajo el aro. Néstor Che García buscó frenar la movilidad de Burgos con un quinteto bajito, con Smits y O’Leary en el juego interior. Sebas Sáiz lo aprovechó. Cancar también generó muchos problemas con un juego muy móvil. El Fuenla estaba completamente atascado. Smits (15 puntos, 8 rebotes, 17 de valoración) trató de sacarle del apuro pero la falta de consistencia era acuciante. Los balones perdidos de los locales permitieron a Burgos marcharse en el marcador (24-40, min 16). Deon Thompson (12 puntos, 11 rebotes, 24 de valoración) mantuvo la diferencia pero esta acabó reduciéndose al descanso debido a los balones perdidos por Burgos en el tramo final del segundo cuarto. Los contraataques le permitieron a Fuenlabrada reducir daños (36-44, min 20) pero esta reacción no sirvió para asentar el juego de los locales tras el descanso. Cayeron en otro bache y llegó otro estirón de los de Diego Epifanio que condicionó el transcurso del encuentro. A Fuenlabrada le esperaba una pelea frustrante. Jenkins se encargó de frenar cada intento de reacción en el tercer cuarto. Esperó el mismo guion en el último periodo. Popovic trató de volver loco el partido. No tuvo el día en la línea de tres. Lo intentó Paco Cruz. Quedó en nada su esfuerzo. A cada amago de acercamiento llegaba un triple de Burgos para golpear la moral de Fuenlabrada. No le quedó más remedio que reconocer que esa mañana tocaba un trago amargo (62-76, min 35). Burgos gestionó con tranquilidad los últimos minutos para regocijo de los numerosos seguidores burgaleses presentes en el pabellón Fernando Martín y que siempre se dejan oír. El viaje al sur de Madrid les llevó a disfrutar de una victoria muy importante para lograr la permanencia.

Jenkins se lanza por un balón

Fuenlabradanoticias.com

GBC 77 – Valencia Basket 95: En San Sebastián no se iba a disputar un partido de baloncesto aunque estuviera anunciado. Valencia Basket llegó a Illumbe dispuesto a convertirlo en un concurso de triples. Iba a llevar al extremo la decidida e incondicional apuesta por el tiro exterior que lleva desarrollando en los últimos encuentros. Una estrategia muy previsible pero GBC ni lo vio venir. Porfi Fisac apenas tardó dos minutos en parar el encuentro pero su equipo se derrumbó ante la brutal efectividad de Valencia Basket en el triple. Incluso Dubljevic (13 puntos, 4 asistencias, 17 de valoración) dejaba desierta la zona para lanzar desde fuera. GBC quedaba fuera de combate tras el 0-17 encajado de salida y sin anestesia. No reaccionó hasta que entró a pista a Chery (20 puntos, 2 asistencias, 19 de valoración), único anotador del equipo donostiarra en el primer cuarto. Los diez puntos de GBC en este periodo fueron todos del base canadiense. Ni paliaron los efectos de un bombardeo que no cesaba. Rafa Martínez (15 puntos con 5/6 en t3, 3 rebotes, 16 de valoración) se gustó anotando a sus anchas desde la línea de tres. Las cifras hablan por sí solas. Valencia Basket anotó siete de los primeros nueve triples que lanzó. Efectividad que acabó con la resistencia rival en apenas un cuarto (10-31, min 10). GBC mejoró en ataque en el segundo periodo pero Valencia Basket continuaba en estado de gracia en el perímetro. Dos triples de Green marcaron otra máxima diferencia. En Jordan Swing recayó el peso anotador en el segundo cuarto pero sólo consiguió rebajar ligeramente de los veinte puntos la desventaja. Siempre llegaban triples, buscados sin ningún reparo por los hombres de Vidorreta. La zona ni existía pero no le hacía ninguna falta. El fabuloso acierto en el tiro exterior le bastaba para continuar con el castigo (31-55, min 20). Y dispuesto estaba Valencia Basket a seguir con el mismo plan tras el descanso. En un breve parón de acierto en la línea de tres pudo sacar la cabeza GBC, liderado por un inspirado Chery que supo conectar con los pivots para encontrar agujeros en la defensa rival. Vidorreta tuvo que pedir tiempo muerto tras el 15-3 de salida que había logrado el equipo donostiarra, a un paso de meterse de nuevo en el partido (46-58, min 24). Los tiros libres le permitieron a Valencia Basket salir airoso del único momento de duda. Un triple, otro más, de Sergi García (10 puntos, 5 rebotes, 17 de valoración) al filo del final del tercer cuarto supuso un nuevo jarro de agua fría. La remontada era un imposible para GBC aunque hubo un último intento al comienzo del último periodo. Anotaba en cada ataque y recuperaba terreno a un rival con un porcentaje de tiro de dos muy bajo y que no tenía otro recurso cuando no llegaba el triple (66-75, min 34). De nuevo los tiros libres fueron la tabla de salvación para Valencia Basket que acabó el partido como lo empezó, enganchado al acierto en la línea de tres. Sastre y Doornekamp (17 puntos, 3 rebotes, 3 asistencias, 16 de valoración) anotaron dos triples cada uno en los últimos minutos para poner la rúbrica a una marca asombrosa. 22 triples que suponen una nuevo record en la Liga ACB. La nueva seña de identidad del actual campeón.

Entrada a canasta de Erick Green

Fuente: valenciaextra.com

Gran Canaria 77 – Barça 93: El Barça regresaba a la cancha donde cambió el sino de su temporada. Del desastre inevitable al triunfo en la Copa en el Gran Canaria Arena. Los buenos recuerdos impulsaron a los azulgranas que comenzaron dominando con acierto en el tiro exterior. Heurtel conserva la magia que le acompañó en la Copa en este mismo escenario. Koponen es otro jugador desde la llegada de Pesic. Ha recuperado el aura de tirador contrastado. Luis Casimiro había contado con dos bases de inicio pero tuvo que dar pronto marcha atrás. No funcionó la mezcla de Oliver y Mekel y el técnico de Gran Canaria tuvo que cambiar de planes. Optó por la efervescencia de Radicevic que agitó el partido. A Gran Canaria le vinieron bien los movimientos en el quinteto. El tiro exterior funcionó mejor. La defensa frenó al ataque azulgrana que estuvo menos acertado durante muchos momentos del segundo cuarto. El juego interior local dominaba la zona rival. Pasecnicks obtenía fruto del rebote ofensivo y Pesic tuvo que pedir tiempo muerto porque la situación empezaba a escaparse de su control (36-30, min 17). Medida tomada a tiempo puesto que su equipo despertó para apretar el marcador con un 2-7 de parcial hasta el descanso. Gran Canaria siguió al frente en los primeros compases del segundo tiempo. Encontró facilidades para entrar en la zona azulgrana aunque Koponen continuó su idilio con la línea de tres para mantener el marcador muy igualado. El punto de inflexión llegaría precisamente en el juego interior pero lo marcaría un pivot culé. El Barça volcó el juego sobre Tomic que trajo por la calle de la amargura a los hombres altos de Gran Canaria. Balvin terminó frustrado. Se llevó una técnica por protestar, más propia de la impotencia. Pasecniks tampoco pudo con Tomic (19 puntos, 6 rebotes, 2 tapones, 27 de valoración) que anotaba cada vez que recibía el balón. Una vía de agua que estaba causando el hundimiento de la nave grancanaria (48-59, min 26). Los locales iban con el gancho, resistiendo como buenamente podía. Pese a algún fallo, Paulí regresó de su lesión ambicioso y sin miedo a atacar el aro. Radicevic (20 puntos, 5 faltas recibidas, 26 de valoración) gozó de un acierto sorprendente en el tiro exterior para un jugador con problemas en el tiro de tres. Pero los problemas se le acumulaban a los locales. El triple le funcionaba bien a los azulgranas. Ribas y Navarro elevaron la diferencia por encima de los diez puntos. El rebote ofensivo concedía oportunidades extra al Barça que supo aprovechar. Gran Canaria se hundía lentamente. Báez, importante en los últimos partidos, estuvo nefasto. Seeley y Brussino no estaban inspirados. Los hombres de Pesic tenían todo bajo control, sólo faltaba la rúbrica. La puso Koponen (23 puntos, 4 rebotes, 3 asistencias, 30 de valoración, MVP de la jornada) cerrando su gran actuación en el tiro. Sólo dos tiros falló el finés que realizó su mejor actuación en la Liga ACB. Una de las caras visibles del cambio que ha supuesto la llegada de Pesic al banquillo azulgrana.

Pase de Koponen

Fuente: eldiarioalerta.com

Otros resultados: Betis 87 – UCAM Murcia 102, Estudiantes 96 – Bilbao Basket 84.

Todo sigue igual en la parte alta. El Real Madrid(23-3) conserva una enorme ventaja sobre Baskonia (19-7), Barça (18-8) y Valencia Basket (17-9). Unicaja, Andorra, Gran Canaria y Fuenlabrada cierren los puestos de playoffs con 15-11, una victoria por encima de CB Canarias y UCAM Murcia. La permanencia está que arde. El Betis (7-19) sigue en descenso aunque igualado con Bilbao Basket. Joventut (6-20) se acerca a la zona de salvación tras su segunda victoria consecutiva.

Resultados y clasificación

Leave a Reply

1 Comment on "LIGA ACB 2017-18: Jornada 26. Bombardeo de record"

Notify of

amirtam
10 days 5 hours ago

La tendencia en el triple es global, seguramente marcada por la influencia nba, y reconozco que no me agrada mucho la idea.
Imagino que algunos equipos ganadores han marcado estilo, Curry y compañía, y aquí en Euroliga creo que la permisividad arbitral con la defensa interior también puede haber contribuído a incentivar el lanzamiento triple.

wpDiscuz