PLAYOFFS LIGA ACB 2016-17: Final. 4º partido. Valencia toca la gloria

Valencia Basket campeón Liga ACB 2017

Valencia Basket se convierte en el séptimo equipo que logra alzarse con el título de la Liga ACB. Es el mayor hito en la historia del club valenciano, la mejor forma de festejar sus 30 años de existencia. La Fonteta se entregó a la euforia para celebrar un triunfo muy merecido, forjado en el éxito de un bloque que rompió el encuentro en un segundo cuarto para el recuerdo con un recital del mejor baloncesto. Valencia Basket se ha quitado de un plumazo la etiqueta de equipo perdedor, de enfermo de mal de altura que se derrumba en situaciones muy favorables. Todo ello ha pasado a la historia con un título liguero que puede marcar un antes y un después en la trayectoria del club. Quién sabe si en los próximos años del baloncesto español. Es muy osado pensar que pueda ser un equipo que marque una época pero se ha ganado el derecho a tenerlo en cuenta como aspirante a todo a partir de este momento. Bien podría ocupar el puesto que ostentó Baskonia como tercera vía en la pasada década y que estaba vacante tras siete años de títulos de los grandes futboleros. Su bautismo triunfal le sitúa definitivamente como equipo grande. Valencia alcanza la gloria para ocupar un sitio entre los ilustres.

Valencia Basket 87 – Real Madrid 76 (3-1): Valencia Basket estaba ante el momento de hacer historia, no podía fallar en una Fonteta entregada en busca del primer título de Liga. Salió con la mentalidad necesaria, anotando en los primeros ataques para mandar en el marcador. Sin embargo llegó rápidamente la reacción del Real Madrid. Un parcial de 3-10 le daba su primera ventaja al equipo de Laso que se sacudía el dominio inicial de los locales. Valencia Basket se sostuvo dominando el rebote ofensivo, un apartado que siempre estuvo bajo su control. Un nuevo elemento venía a sumarse a los recitales individuales del equipo valenciano. Sastre (19 puntos, 6 rebotes, 19 de valoración) llevaba el peso anotador de su equipo. 9 de los 14 primeros puntos de Valencia Basket llevaban su firma. La defensa del Madrid buscaba cerrarse sobre los pivots pero los dos contra uno a Dubljevic sólo servían para generar espacios que aprovechaban los tiradores para anotar de tres. El equipo blanco buscó a los pivots tras el tiempo muerto pedido por Laso. Mayor paciencia en ataque para beneficio del juego interior. Ayón (10 puntos, 7 rebotes, 3 asistencias, 17 de valoración) y Felipe Reyes ponían de nuevo por delante al Real Madrid hasta que fueron llegando los primeros cambios. El inicio de la rotación no le sentó nada bien al equipo de Laso. Los suplentes dieron una imagen de inferioridad manifiesta ante los hombres de refresco de Valencia Basket que daba comienzo al festín con el inicio del segundo cuarto. Al Real Madrid se le vino encima una avalancha que le sepultó por completo. Los hombres de Pedro Martínez practicaban algo completamente opuesto a la falta de ideas y dinamismo del Real Madrid. No fallaban nada para desesperación de Laso que no sabía cómo poner fin a la tortura. El fracaso de jugadores como Randolph, Doncic o Maciulis fue innegable. Se estrellaron ante una defensa de granito que fue un prodigio de intensidad y disciplina. En ataque rozó la perfección el equipo valenciano, desarbolando con una velocidad meteórica que no dejaba espacio a la reacción rival. No desperdició un solo ataque en casi seis minutos. Simplemente baloncesto total. El parcial no podía ser más rotundo y claro. ¡¡26-3!!, un recital inolvidable para un segundo cuarto fastuoso que hacía añicos la final (43-23, min 16). El Real Madrid era un equipo estupefacto y anulado. Imagen de la más absoluta decadencia. Puro individualismo ante la exaltación de juego colectivo que llevaba a Valencia Basket camino del título. No hacía falta más, el partido parecía decidido antes de llegar al descanso (48-31, min 20). La segunda parte se antojaba un trámite para el disfrute de la afición valenciana.

Randolph tapado por Vives y Oriola

Fuente: teinteresa.es

No levantó el pie del acelerador el equipo de Pedro Martínez. Sastre continuó demoliendo al Madrid para elevar la diferencia por encima de los veinte puntos. Valencia Basket seguía disfrutando de unos porcentajes muy altos de tiro, anotaba con una facilidad pasmosa desde todas las posiciones. El Madrid sólo pudo entrar en un intercambio de canastas que no le llevaban a ninguna parte. Incluso salía perdiendo en él (60-37, min 23). Pecaba de un individualismo que no podía traer nada bueno. La diferencia en la movilidad del balón era palpable. Valencia Basket atacaba con mucha fluidez, contrastando con el ataque rival que fiaba todo a la inspiración y el genio de Llull (23 puntos, 7 asistencias, 3 rebotes, 31 de valoración). Penetró una y otra vez hacia canasta buscando lo imposible. Era una lucha contra el mundo. Llull era el único capaz de sembrar inquietud en la defensa local, estuvo demasiado solo. Hacía falta mucho más para avivar un partido que mantenía la diferencia en torno a los 20 puntos. La reacción llegó con una zona 3-2 que despistó a Valencia Basket. Los triples dejaron de entrar y el Madrid encontró un pequeño resquicio al que asomarse. Llull continuó jugándose todo, abriendo huecos a base de potencia y orgullo. El rebote ofensivo seguía sacando de apuros a Valencia Basket pero no impidió que la diferencia bajara de los diez puntos. La falta de acierto en el triple, otro día más, del Real Madrid también suponía un alivio. Llull y Nocioni se estrellaron desde el perímetro pero había desaparecido la facilidad anotadora del equipo de Pedro Martínez. Carroll metía en el partido al Real Madrid (75-69, min 36) pero Valencia Basket conservó la sangre fría para evitar la aparición de sus históricos fantasmas. Un triple de Sato y un rebote ofensivo de Sikma permitieron mantener la calma. Era el Real Madrid quien tenía prisa y no supo gestionar bien las urgencias. Se estrelló en el tiro exterior, el arma que es seña de identidad en el equipo de Laso pero que no funcionó en toda la final. Tampoco fue capaz de cerrar el rebote, la superioridad en este aspecto de su rival era abrumadora. El rebote ofensivo aupaba a Valencia Basket a un triunfo indiscutible, inapelable. Sastre cerró la cuenta con un mate al contraataque para dar comienzo al delirio en la Fonteta. Se ponía fin a una larga lista de sinsabores y decepciones. Valencia Basket es campeón de Liga ACB, nadie podía arrebatarle la gloria que se le negó tantas veces. La confirmación de un equipo que ya está en lo más alto.

Vives celebra una canasta

Fuente: acb.com

Y DIGO YO…:

  • Dubljevic, MVP de la final. Llegó con 20 años a Valencia y allí es donde ha progresado durante cinco temporadas hasta convertirse en uno de los jugadores más determinantes de la ACB. Un producto completamente formado en Valencia Basket. Curiosamente consigue el galardón tras un cuarto partido en el que sólo anotó un punto. Bien podía concederse el MVP a todo el bloque, un EQUIPO con mayúsculas y admiraciones.
  • 52-26 en rebotes en el cuarto y definitivo partido. 19-7 en rebotes ofensivos. No admite el dato otra interpretación que la abrumadora superioridad del juego interior de Valencia Basket. Evidencia palmaria de los innegables problemas en el juego interior del Real Madrid que no es competitivo actualmente ni en la ACB. Apartado indispensable a reforzar en la inminente renovación que se aproxima en el equipo blanco.
  • En la previa de la final apunté que el acierto en el tiro exterior iba a resultar muy importante en la consecución del título. El porcentaje en el tiro de tres no pudo ser más elocuente. Valencia Basket 43’13%, Real Madrid 28’82%. El juego exterior del equipo taronja ganó la partida claramente, aprovechando la atención generada por los pivots para tirar con comodidad desde fuera. Claro y evidente.
  • Valencia Basket se ha proclamado campeón tras derrotar a Barça, Baskonia y Real Madrid, los tres equipos de Euroliga. Difícil mejorar la proeza. Queda la sensación que el mejor equipo español de la temporada no estaba en la máxima competición continental. Por cierto, Pedro Martínez termina contrato y aún no ha renovado. Imprescindible mantener al técnico, uno de los grandes artífices del éxito del equipo valenciano.
  • Terminó la búsqueda de entrenador en el Barça. Sito Alonso será el ocupante del banquillo azulgrana las dos próximas temporadas. Tras anunciar su marcha de Baskonia todo apuntaba a que su futuro estaba en Barcelona. Su sustituto en Vitoria será Pablo Prigioni que debutará como entrenador en el club donde logró sus mayores éxitos. En el conjunto culé sigue aumentando la lista de bajas. Doellman engrosa un nombre más en la profunda y difícil reconstrucción del Barça.

Leave a Reply

3 Comments on "PLAYOFFS LIGA ACB 2016-17: Final. 4º partido. Valencia toca la gloria"

Notify of

jonyintheplace
1 month 11 days ago

Espectacular. Y ya era hora que ganara un equipo distinto a los dos de siempre, han sido muchos años seguidos.

1 month 11 days ago

Primero de todo, enhorabuena, @Perdi, por el increíble y detallado seguimiento que le has dedicado a la ACB toda la temporada -y año tras año-.

Lo siguiente, celebrar la victoria del València Basket como un logro increíble para acabar con años de férreo dominio de los dos gigantes del fútbol. Es bueno para la ACB y ahora, a ver si consigue manterse en la élite.

Y, para terminar, la pregunta del que poco o nada sabe: ¿la consecución de la liga le da al Valencia la posibilidad de disputar la Euroliga o esta es ya una liga cerrada?

wpDiscuz