FINAL NBA 2017. Tercer partido: El coloso en llamas

K.Durant

Con la interpretación del himno, y una buena presentación de los jugadores, el ambiente se había caldeado en Cleveland en los instantes previos al tercer partido de la eliminatoria. Y el equipo local respondía intentando marcar el territorio. Con una fuerte presión a la circulación exterior visitante, y los triples de JR Smith, iban cogiendo ventaja. El ritmo era alto, los errores escasos y en cinco minutos algunos jugadores estaban fundidos. El resultado era desfavorable para los Warriors, básicamente porque Zaza Pachulia no se enteraba de nada. Klay Thompson surgía para igualar el marcador y dar alivio a los nervios visitantes. Lebron James se quedaba conmocionado tras un choque con Tristan Thompson y el parón era obligado. Sin embargo el choque no frenaba a la estrella local. Claro que, como es normal, necesitaba un descanso. En su ausencia se da un parcial de diez a cero visitante, comandado por Stephen Curry, para cerrar el cuarto. Así Golden State contaba con siete puntos a su favor de cara al segundo cuarto.

K.Thomspon

Una ventaja que Lebron se encargaba de neutralizar mientras los titulares visitantes descansaban. Y es que los suplentes tenían problemas para circular el balón y, en ocasiones, se comían toda la posesión. En esos minutos, la aportación de David West se hacía importante para no quedarse atrás en el marcador. Regresaban todas las estrellas a la pista, aumentaban los errores en el tiro y Curry se encaraba con Iman Shumpert. Draymond Green se ganaba una técnica al no entender el criterio arbitral pero, sobre todo, porque cometía su tercera falta personal. La defensa de los Warriors se ponía más agresiva sobre el balón y mantenían las diferencias del inicio del cuarto para la segunda parte.

L.James

El regreso de los vestuarios no presentaba muchos cambios en el partido. Pachulia seguía siendo una rémora y Green se ganaba la cuarta falta por ir a lo loco. Consciente de la importancia del momento Steve Kerr arriesgaba manteniéndolo en cancha. El marcador se apretaba porque Kyrie Irving daba un recital de finalización en contacto y Durant apenas conseguía tocar el balón. La variedad de recursos de Golden State no era suficiente para frenar el acercamiento local. Aparecía el cansancio, los Cavaliers sacaban su mejor juego ofensivo y los visitantes se precipitaban. Como además tenía más energía para conquistar el rebote ofensivo, el equipo de Ohio se presentaba a los doce minutos finales con cinco puntos de ventaja.

K. Irving

Y por no cambiar la dinámica del partido, el último cuarto amanecía con la quinta falta personal de Green. Irving y Lebron cargaban con la responsabilidad del ataque local, Klay Thompson era la única estrella visitante en pista. Tras dos minutos Kerr reaccionaba viendo la necesidad de anotación en su equipo. Ambos equipos iban con todo, bueno, en realidad Kerr reservaba a Iguodala y daba minutos a David West. Con las segundas opciones conseguidas por Kevin Love, y el acierto exterior de Kyle Korver o JR Smith, Cleveland mantenía las diferencias pese a los intentos de Kevin Durant.  El cansancio surgía en el bando local, sus estrellas fallaban bandejas y Love apoyaba mal el pie tras un salto. Pese a ello, los Cavaliers contaban con cuatro puntos a su favor entrando en los noventa segundos finales. Daba igual; Lebron e Irving ya no llegaban bajo canasta y el tiro exterior ya no entraba. Durant, con siete puntos consecutivos, ponía por delante a los Warriors. Cleveland contaba con doce segundos para anotar un triple, el saque de banda iba a Lebron. Este se levantaba de inmediato, pero Andre Iguodala metía las garras y recuperaba la posesión. Curry cerraba el partido desde los tiros libres. Invitado inesperado: Andre Iguodala, David West (Warriors)

 

 

 

Leave a Reply

1 Comment on "FINAL NBA 2017. Tercer partido: El coloso en llamas"

Notify of

1 month 19 days ago

Tremendo este tercer partido. Cleveland juega sin red y Golden State contra la historia por segundo año consecutivo y, aunque no ganen el cuarto partido -el honor y la energía de Cleveland se presuponen-, este título no se les debería escapar como el de la temporada pasada. Para eso tienen a Durant, que está haciendo unas finales para el recuerdo. Es el factor diferencial, anotando, defendiendo y obligando a LeBron a jugar al máximo todos los minutos en que coinciden.

Espero poder ver el partido de mañana completo, que todavía no he podido en estas finales por culpa de los horarios.

wpDiscuz