JJOO RÍO 2016: Opciones españolas de medalla (I): Pilares de esperanza

la-nadadora-mireia-belmonte-oro

Ahora que estamos contando los días para que comience una nueva edición de los Juegos Olímpicos recupero una costumbre heredada de la inolvidable etapa en Nosolofutbol. Se trata de evaluar y analizar las opciones españolas de medalla en los respectivos deportes. Se trata de una entrada muy especial para mí ya que fue la primera que escribí en Nosolofutbol, cuando estaban cerca de comenzar los JJOO de Pekin en 2008. ¡Qué recuerdos! La de trabajo que le di a Nacho para publicar aquella primera entrada. Y desde entonces hasta aquí, en otros Juegos Olímpicos ocho años después, escribiendo para todos vosotros.

Como hice en las otras dos ocasiones anteriores conservaré el formato de estas entradas. Dividiré el análisis de las opciones de medalla en cuatro entradas bien diferenciadas. Como es tradición y respetando la lógica olímpica comenzaré con el examen de los deportes que forman los llamados pilares olímpicos, donde se encuentra el protagonismo de cada cita y salen los grandes triunfadores cada edición. Atletismo, natación y gimnasia artística forman el firme sustento en el que se apoyan y alimentan su leyenda los Juegos Olímpicos.

ATLETISMO:

El llamado deporte rey de los Juegos Olímpicos se ha convertido en un agujero negro para el deporte español en las últimas ediciones. Ni en Pekin ni en Londres se lograron medalla alguna. Al menos en el mismo momento de la competición ya que Ruth Beitia puede llevarse de rebote y con cuatro años de retraso el bronce de Londres si se confirma el positivo y descalificación de la rusa Chicherova, oro en la anterior cita olímpica. Pero de lo que no hay dudas es que es complicado firmar una buena actuación en unos JJOO, y mucho menos progresar, si no se ofrece un buen rendimiento global en atletismo. El precedente del Mundial del pasado año en Pekin no pudo ser más desolador. El oro de Miguel Ángel López y la plaza de finalista de Ruth Beitia fue el escuálido balance. La avalancha de eliminados en primera ronda con flojas actuaciones disparó el pesimismo y obligaba a una seria reflexión. Mucho pedir en la corte de Jose María Odriozola I El Eufórico, eterno dirigente del atletismo nacional. Sin embargo los Europeos del mes pasado, siempre extraños cuando se disputan en año olímpico, han despertado un moderado optimismo por la aparición de una nueva generación talentosa y muy competitiva en las grandes citas, lo que tanto se echaba de menos tradicionalmente en los atletas españoles salvo excepciones. No obstante las opciones recaen en las espaldas de nombres muy conocidos. Tres son las posibilidades reales de medalla para el atletismo español.

Miguel Angel Lopez

Fuente: 20minutos.es

La primera llega desde uno de los caladeros tradicionales en España, la marcha. Miguel Ángel López, actual campeón mundial de 20 kms marcha, es un valor seguro. No ha hecho más que progresar desde su 5º puesto en Londres en su debut olímpico. La caída en desgracia de la marcha rusa, vetado como todo el equipo ruso de atletismo debido al escándalo de dopaje masivo y organizado desde las altas esferas, le allana aún más el camino. Los chinos se presentan como rivales más peligrosos pero Miguel Ángel López ya les batió el año pasado en su propia casa. El marchador murciano llega en un estado de forma óptimo tras lograr una de las mejores marcas de la historia en 10 kms marcha en los pasados campeonatos de España. Cierto que no es la misma prueba pero las sensaciones son excelentes. No puede ser de otra forma, los JJOO son el punto culminante para la gran parte de deportistas en los últimos cuatro años y todos van a saco. Quien vaya a verlas venir acabará muy abajo. Le espera una dura e ilusionante prueba al campeón mundial porque decidió doblar y buscar también fortuna en los 50 kms marcha. Muy ambicioso, quien sabe si demasiado, pero al menos su prueba predilecta se disputa primero. Buena parte de las opciones de volver a subir a un podio en las pruebas de atletismo pasa por él.

Otra opción clara es Ruth Beitia, la Gran Dama del atletismo español como la bautizó Hobbes. Londres parecía el final del camino para la saltadora cántabra. Una despedida amarga tras acabar cuarta la final de salto de altura pese a rebasar los dos metros. Afortunadamente Beitia dio marcha atrás en su retirada por puro aburrimiento unos meses después. Pocas veces un cambio de decisión resultó tan acertado. En este periodo olímpico Beitia ha conseguido los mejores resultados de su carrera deportiva. Un título mundial, tres títulos europeos consecutivos y varios logros en pista cubierta para jalonar un palmarés glorioso dentro del atletismo español. Competitividad fuera de toda duda que le permite rendir al máximo nivel cuando muchos piensan en la retirada. A Beitia se le presenta una última oportunidad para conseguir al fin una medalla olímpica sobre la pista, sin el sinsabor de recibirla posteriormente por la descalificación de una rival por dopaje sin recibir la ovación de un estadio ni la gloria de subir a un podio olímpico. Por trayectoria y talento se merece este logro. Otra apuesta para las esperanzas de medalla.

Ruth-Beitia-medalla-Europeo-cubierta

Fuente: teinteresa.es

La última oportunidad procede, como bien dice rosschak irónicamente, de la provincia española número 51 en cuanto al atletismo se refiere: Cuba. No son pocos los atletas del país caribeño que se han incorporado a la selección española en los últimos años pero ninguno tan notable como Orlando Ortega, uno de los mejores especialistas mundiales en los 110 vallas. Adquirida la nacional española este año, suyo es el record nacional tras batirlo con facilidad varias veces. Aún no ha conseguido alcanzar su marca del pasado año (12.94), cuando aún competía por Cuba, pero está en el grupo de los llamados a pelear por las medallas. Más si cabe tras la escabechina de candidatos que se produjo en los trials estadounidenses en esta prueba. Se da por descontado que estará entre los finalistas. En la final ya se verá.

Si estas tres posibilidades acaban en éxito ni qué decir tiene lo que se puede inflar el ego de El Eufórico para vender las excelencias del atletismo español durante los próximos años y seguir bien amarrado a la poltrona. Pero tampoco hace falta necesariamente una opción de medalla para llamar la atención. Seguro que muchos estarán atentos a las evoluciones del hombre del momento, el revolucionario de la velocidad en España: Bruno Hortelano. Un extraño especimen en un atletismo lleno por tradición de marchadores y mediofondistas. El hombre que ha puesto al día las pruebas de velocidad en el atletismo español. Campeón de Europa de los 200 metros y reclamado por los grandes mitines, como el de Londres donde compartió pista con el gran Usain Bolt. Muchos aficionados darían lo que fuera por ver repetida esta escena en la final de Río. Cuando Hortelano afirmó hace unos meses que no descartaba una medalla todos sonreímos socarronamente. Ahora nadie duda que no dice las cosas por decir. Una medalla suena a locura absoluta pero una final… Total, ya lo consiguió Lemaitre y el francés ha probado lo que es acabar detrás de Bruno.

orlando_ortega

Fuente: cibercuba.com

NATACIÓN:

Durante muchos años la natación fue el patito feo de los pilares olímpicos en el deporte español. Un sinfín de frustraciones y decepciones dentro de un fracaso absoluto de la natación española en cada cita olímpica. Un escenario de derribo que se repetía cada cuatro años. Los escasos medallistas provenían de nadadores nacidos fuera de España (David y Martín López Zubero, Nina Zhivanevskaia) o formados en el extranjero (Sergi López) hasta que llegó ella. Mireia Belmonte consiguió en Londres dos medallas de plata que reflotaban la natación española y la convertían en la primera medallista española nacida y formada exclusivamente en España. Un logro que le situaba en la primera plana del deporte español, en la cara visible de lo que debía ser el despertar de la natación en España. A su estela aparecieron otras jóvenes nadadoras que albergaron esperanzas para que el equipo femenino español se situara como una potencia media dentro del concierto mundial. Sin embargo el Mundial de Kazan nos descubrió que casi todo empieza y acaba en Mireia. Su ausencia por lesión provocó un terremoto que afectó a casi todo el equipo, decepcionante en global en un campeonato que fue un serio golpe a la autoestima de la natación nacional. La gran mayoría de las opciones en Río de Janeiro pasan por una Mireia Belmonte en plenitud de forma. El calendario de la nadadora de Badalona no es tan recargado como en otros campeonatos pero sigue siendo denso y se concentra la mayor parte en la primera mitad. Los 200 mariposa es su principal baza. Sólo las asiáticas están a su altura cuando Mireía Belmonte se encuentra en plena forma. En los 400 estilos tendrá delante el muro infranqueable que representa Katinka Hosszu y en los 400 y 800 libres Katie Ledecky es completamente inabordable. Si es necesario debería replantearse los 200 estilos, prueba que no es su fuerte y cuya final coincide con la semifinal de los 200 mariposa. Con una medalla en juego conviene hilar muy fino. Deben tenerlo en cuenta tanto ella como Fred Vergnoux.

mireia-belmonte

Fuente: tri-woman.com

Aún queda una baza fuera de Mireia Belmonte. Se trata de Jessica Vall, plata en los últimos Europeos y bronce en los pasados Mundiales en los 200 braza. Una nadadora de explosión tardía debido a la prioridad que dio a sus estudios de Biomedicina pero que cuando se ha dedicado más en serio a la natación ha destacado sobremanera. Gran competidora que se crece a mayor dificultad, tiene unos 50 últimos metros portentosos que siembran el pánico entre las rivales. Compagina la natación con su trabajo en el Parque de Investigación Biomédica de Barcelona. Que sea capaz de entrenar duro y rendir a este nivel echando sus ocho horas de rigor en el trabajo debería poner la cara colorada a más de uno/a que recita al pie de la letra el catálogo inagotable de excusas que por tradición ha tenido la natación española. No es una opción segura de medalla pero Jessica Vall se ha ganado el crédito suficiente para confiar en ella y pensar en lograr algo cuando salte a nadar en los 200 braza. Pocas nadadoras hay en España con su capacidad competitiva.

A la hora de hablar de finalistas podíamos considerar como candidatas a Melani Costa o Judith Ignacio. También podría serlo Duane da Rocha pero no la veo al nivel de otros años como para confiar en un puesto reseñable de la malagueña que está ante una cita especial debido a los orígenes brasileños de su familia. Carlos Peralta es un excelente competidor pero no sé si le dará para llegar a la final en los 200 mariposa. Por último, subrayad el nombre de Hugo González, el señalado como la gran promesa de la natación mundial y que ha causado sensación con sus resultados en los campeonatos juniors. Estará presente en las dos pruebas de espalda. Río le llega demasiado pronto, no en vano sólo tiene 17 años, pero posee tanto talento que no hay que perderle de vista. No han sido pocos los grandes prodigios que han explotado de forma precoz y a Hugo González se le ha comparado con algunos de los más grandes nadadores, incluido a todo un Ryan Lochte. Casi nada. Si eclosiona como se espera podríamos estar en los próximos años ante el nacimiento de un fenómeno nunca visto antes en la natación española. El nombre a vigilar en el futuro cercano.

Jessica Vall

Fuente: hamsgrupu.blogspot.com

GIMNASIA ARTÍSTICA:

La gimnasia ha sido una prueba de grandes contrastes para el deporte español en la historia olímpica. Está llena de episodios de mala suerte. El boicot a Melbourne 1956 y un desgraciado accidente de aviación que acabó con su vida privó de la gloria olímpica al mejor gimnasta español de la historia, Joaquín Blume. Una caída en la final de barra fija en Atlanta 1996 y una grave lesión que le apartó de Sidney 2000 privaron a Jesús Carballo de sus opciones de medalla olímpica. Pero la gimnasia artística también contiene numerosos capítulos exitosos. Gervasio Deferr coleccionó dos oros y una plata entre Sidney, Atenas y Pekin. Elena Gómez y Patricia Moreno encontraron un lugar en el podio para la gimnasia femenina española. Durante varias citas olímpicas la gimnasia lavó la cara del triste papel del deporte español en los pilares olímpicos. Desgraciadamente las cosas han cambiado a peor. No aparecen los gimnastas prodigiosos que mantuvieron el peso de este deporte en España durante dos décadas. Ninguno de los dos equipos logró la clasificación para Río. Especialmente triste es el panorama de la gimnasia femenina, de notable potencial en los años 90 y la primera mitad de la década pasada. La salida de Jesús Carballo padre, máximo responsable y gran impulsor de la gimnasia femenina en España durante más de 30 años, en medio de un escándalo de unos supuestos abusos sobre antiguas pupilas aceleró la caída al vacío de una especialidad en época de vacas flacas. Entre los chicos no aparece un talento descomunal como los que atesoraban Deferr o Carballo. Tampoco un notable gimnasta completo como era Rafa Martínez. Sin embargo hay una buena opción de medalla en la prueba de suelo. De origen dominicano, Rayderley Zapata es la gran esperanza de la gimnasia española para subir al podio en Río de Janeiro. Se centrará exclusivamente en suelo, su gran especialidad en la que consiguió el bronce en los Mundiales de 2015. La única baza con la que se puede contar en un deporte que ha vivido tiempos mucho mejores en España.

Rayderley Zapata

Fuente: eldeportedesdemadrid.com

 

Leave a Reply

5 Comments on "JJOO RÍO 2016: Opciones españolas de medalla (I): Pilares de esperanza"

Notify of

4 years 2 months ago

Magnífica primera entrada Perdi. Como las medallas son lo que son, habas que ya has contado, si te parece voy a completar tu análisis con las posibilidades de deportistas que pueden llegar a ser finalistas o quizás mejor, deportista a seguir. En Atletismo creo que ha hecho bien M.A. López en apuntarse a los 50 km marcha. Si consigue el oro en 20 o una medalla sus sensaciones serán buenas y no veo mal probar más incluso teniendo en cuenta que la prueba larga será una semana después. No veo opciones de finalistas en 20 Km, quizás un décimo o… Read more »

4 years 2 months ago

Sigo con natación. Efectivamente todo o casi todo empieza y acaba en Mireia Belmonte, pero…. Jessica Valls creo que será finalista (tiene la 5ª marca de este año) y solo si bate el récord de España y nada con inteligencia (algo que se le supone) puede estar con opciones de medalla. La otra esperanza de final pasa por melani Costa, que aunque no está al nivel de 2013 la he visto muy bien el Campeonato de España. Pienso que tiene claras opciones de ser finalista en 400 libre. Otra opción sería la de Judith Ignacio en 200 mariposa, pero habrá… Read more »

4 years 2 months ago

Puff los dientes largos. Pero largos largos. Qué ganas de que empiece esto. La fiesta olímpica El único momento cada 4 años que el futbol profesional (a pesar de Neymar) pasa a un segundo plano. Qué recuerdos de 2008, Perdi. Y de 2012 también. La previa, completada además por ross, es perfecta. Poco que añadir, sólo desear suerte a los \”nuestros\” y espectáculo en general. Las habas están contadas en estas tres disciplina. Lo único curiosidad por ver cómo rinde Ortega con la máxima exigencia, en una prueba muy abierta (el año pasado el Mundial lo ganó Shubenkov por el… Read more »

4 years 2 months ago

Poco más que decir a lo dicho en el artículo y comentarios. Personalmente soy bastante optimista – en cuanto a resultados – en el atletismo de estos Juegos. Si quitamos Barcelona 92 donde se consiguieron cuatro medallas incluyendo los dos únicos oros que poseemos (Cacho y Plaza) la verdad es que en esto no podemos presumir mucho. Nuestra primera medalla fue de Llopart en el 80, después el bronce de Abascal en el 84, en el 88 nos fuimos de vacío y así hasta la explosión de Barcelona para ir bajando otra vez en Atlanta con la plata de cacho… Read more »

wpDiscuz