PLAYOFFS LIGA ACB 2015-16: FINAL. 4º PARTIDO. SIMPLEMENTE EL MEJOR

Felipe Reyes levanta el trofeo

El Real Madrid se proclamó campeón de la Liga ACB 2015-16 en el cuarto partido de la serie final ante el Barça. Retiene el título, algo que no conseguía desde 1994, y se reafirma como el gran dominador del baloncesto español. La llegada de Pablo Laso ha cambiado en el último lustro al equipo blanco, que pasó de vivir en las tinieblas demasiados años a convertirse en la gran referencia en este deporte como lo era antaño. En el encuentro que le ha dado el título tuvo que sufrir más que en los dos triunfos anteriores. El Barça dejó atrás la innegable sensación de inferioridad del segundo y tercer choque para presentar batalla en un choque más exigente pero acabó claudicando ante un rival con mayor talento y sobrado de carácter, una bestia competitiva rodeada de un aura de magia y fantasía que ha cambiado el devenir del baloncesto en España y Europa en los últimos años. Dejó atrás el peso de maldiciones estadísticas para confiar en sus numerosas virtudes, las que le han dado un triunfo más en la larga lista de éxitos del club más laureado del Viejo Continente. Es indudable su hegemonía en la ACB en estos momentos. Como cantaba Tina Turner, simply the best. Simplemente el mejor.

Real Madrid 91 – Barça 84 (3-1): Ambiente inmejorable y entusiasta en el Palacio de los Deportes, sobre el que se sobrevolaba la sensación que esa era la noche, que de este cuarto partido no pasaba la final. El 2+1 de Thompkins con el que se iniciaba el encuentro alimentó aún más la caldera generada en las gradas. Pero la pequeña ventaja de los instantes iniciales fue pronto neutralizada por un Barça infalible en el tiro. Ni un error en los primeros cuatro minutos, sólo un fallo en seis minutos de cuarto. Un parcial de 0-8, con dos acciones de 2+1 incluidas, puso al Barça por delante (9-15, min 5). Los azulgranas atacaban con mucha tranquilidad, moviendo el balón con buen criterio. Encontraron un referente en Tomic (17 puntos, 8 rebotes) que anotaba con mucha facilidad cerca del aro. En defensa también le funcionaban las cosas. Xavi Pascual había planteado una zona que se indigestó al Madrid como lo hizo en el último cuarto del tercer partido. Faltaba fluidez al juego del equipo blanco que no encontraba tampoco solución en el tiro exterior. Por primera vez en la final el Barça se sentía dominador durante un cuarto entero. La situación se agravó para el equipo de Laso al comenzar el siguiente periodo. Sin las ideas claras recibió un 0-6 de inicio que le colocaba en una posición delicada (19-30, min 11). Laso apostó por el quinteto bajito, con Felipe Reyes y Nocioni en el juego interior. Xavi Pascual respondió poniendo en pista a la vez a Samuels y Lawal. La afición madridista se temía lo peor ante la perspectiva del daño que podían hacer dos mostrencos en la zona ante rivales más livianos pero el resultado sería muy diferente. Dos triples seguidos de Llull levantaron al Palacio de los Deportes. Xavi Pascual cambió de idea y sentó a Samuels, buscando un quinteto más ortodoxo pero las acciones de los Sergios habían despertado ya al Real Madrid que encontró la agresividad defensiva de la que había adolecido hasta el momento. Las pérdidas de balón de los hombres de banquillo frenaron la alegría ofensiva de la que había disfrutado el equipo azulgrana. Ni Arroyo ni Ribas encontraban el punto en la dirección. La diferencia menguaba de forma imparable. Los tiros libres de Felipe Reyes (11 puntos, 4 rebotes, 18 de valoración) y Nocioni igualaban el partido. Un triple de Rudy completaba un parcial de 17-4 que daba la vuelta al marcador. Perperoglou se ocuparía de sacar del bache ofensivo a su equipo. Los últimos minutos se convirtieron en un continuo intercambio de golpes que acabó dando una pequeña ventaja al descanso a los azulgranas (45-47, min 20). El partido se parecía al emocionante desenfreno ofensivo ofrecido en el primer encuentro de la final.

Arroyo intenta dar un pase entre Felipe Reyes y Llull

Fuente: eurosport.com

El Barça regresó tras el descanso con el mismo acierto mostrado en el primer cuarto. Infalibles los jugadores azulgranas durante los primeros minutos y en todas las posiciones. Cinco minutos tardaría en fallar su primer lanzamiento pero no fue capaz de conseguir ventaja alguna de su notable acierto. Si un equipo disfruta en un duelo ofensivo ese es el Real Madrid. Llull (21 puntos, 5 asistencias, 23 de valoración) combatió el fuego con más fuego. Thompkins le echó un buen cable en ataque, ofreciendo la agresividad cerca del aro que le ha faltado casi toda la temporada. El Madrid no estaba dispuesto a dejar un resquicio que pudiera aprovechar su rival para sacar una pequeña ventaja. Anotaba aunque fuera por coraje e insistencia. La tercera falta de Satoransky llevó a Xavi Pascual a reservar al base checo pasada la mitad del tercer cuarto. Le resguardó con vistas al cuarto decisivo. La decisión tuvo consecuencias para su equipo. Sin su base titular, el pilar del juego culé, el ataque se resintió. Se acabó la fluidez en ataque. Navarro, que había empezado acertado el tercer cuarto, insistió demasiado en las jugadas individuales. La defensa madridista supo secarle. El Madrid no frenó, en cambio, su inagotable producción ofensiva. Encontró un buen recurso en Ayón que superó de medio a medio a Samuels. Poco entendible la decisión de Xavi Pascual de sentar pronto a Tomic pese a sólo tener una falta. Un parcial de 9-0 le daba al Madrid una ventaja que resultaba oro puro en un partido tan igualado (67-60, min 28). El técnico azulgrana estaba obligado a arriesgar. Dio sus primeros minutos a Abrines en el partido. Devolvió a pista a Satoransky pese a sus tres personales, no podía dejar pasar más tiempo. El Barça no consiguió disminuir la diferencia en lo que restaba de tercer cuarto. Tuvo que esperar al último periodo para poner coto al ataque local con una buena defensa zonal. Al Madrid le faltó frescura ofensiva durante unos minutos. Se empeñó en atacar la defensa rival desde la línea de tres y se atascó de forma evidente. Sólo anotó dos puntos en los primeros cinco minutos y el Barça asomaba la cabeza tras un parcial de 2-8 (76-75, min 35). El Real Madrid necesitaba un cambio de timón para acabar con la falta de ideas pero Laso mantuvo a Sergio Rodríguez. Le devolvió la confianza con creces. Un triple de El Chacho acababa con el frenazo ofensivo. Un buen pase a Felipe Reyes supuso un 2+1 que respondía a un triple de Satoransky (17 puntos, 5 asistencias, 7 faltas recibidas, 25 de valoración). El genio cerró esos instantes mágicos con otro triple que desataba la euforia en la afición madridista. El Barça no era capaz de aguantar el derroche de talento de su eterno rival en los momentos decisivos. Se le escapaban el tiempo y las esperanzas entre las manos. Una buena acción de un valiente Thompkins, superando a Tomic, ponía el 87-80 a 1:27 del final. El Madrid acariciaba el triunfo definitivo, le bastaba una defensa. Dos tiros libres de Navarro y un contraataque finalizado por Doellman tras un balón perdido por Carroll metían en el partido al Barça dentro del último minuto. El Madrid dejó pasar los segundos hasta que Rudy buscó una entrada a canasta. Provocó la falta de Tomic que le llevó a la línea de tiros libres. No falló Rudy que trasladó de nuevo la presión al Barça. Tomic no fue capaz de anotar en la siguiente jugada, entregando las opciones que restaban de remontada. Llull la convertiría en una quimera anotando sus dos tiros libres. Otro fallo de Tomic certificó un final anunciado. Llull agotó los segundos mientras toda la afición madridista gritaba “¡Campeones, campeones!”. El Real Madrid lo había conseguido, revalidaba su título de campeón de Liga. Es la constatación de la innegable hegemonía del equipo blanco en el baloncesto español durante los últimos años.

Jugadores del Madrid felicitan a Llull

Fuente: lainformacion.com

Y DIGO YO…:

  • Sergio Llull, MVP de la final por segunda temporada consecutiva. Un logro que no conseguía ningún jugador desde Arvydas Sabonis. Casi nada. A su máximo nivel Llull es un jugador cuyo lugar bien podría estar al otro lado del Atlántico pero renunció al sueño americano para seguir siendo un héroe en Madrid. Un lujo para el baloncesto europeo que se pueda disfrutar en las canchas sin tener que trasnochar.
  • El Real Madrid no repetía título de Liga ACB desde 1994, con Clifford Luyk en el banquillo y Sabonis como líder indiscutible aterrorizando a cada rival. Desde la llegada de Laso el Real Madrid ha regresado a cotas olvidadas que sonaban a baloncesto prehistórico. Es el heredero de Ferrándiz y Lolo Sainz, superando reticencias y un par de vaivenes que estuvieron cerca de sacarle del banquillo blanco para marcar una etapa dorada en el Real Madrid.
  • Sigamos con datos. Desde 1995 nadie era campeón tras perder el primer encuentro. Sólo una vez en los playoffs un equipo (Bilbao Basket en 2011, precisamente ante el Madrid) ganó tres encuentros seguidos tras perder el primero. De 72 eliminatorias en las que se adelantó el Barça sólo había caído en una. Todas las estadísticas históricas hechas trizas. A este Real Madrid ninguna cota le resulta insuperable. Como si tiene que ascender el Himalaya del tirón.
  • Por segunda temporada consecutiva el Barça acaba en blanco en cuanto a grandes títulos se refiere, algo que no ocurría en el equipo azulgrana desde 2006. Fiasco que no se conoce desde hace una década en el club y que abre una crisis seria, en especial por la clara inferioridad mostrada ante el Real Madrid en muchos momentos de la final.
  • Esta derrota abre una profunda herida en el Barça. Muchos damnificados. Doellman volvió a esfumarse en un encuentro de vital importancia. Abrines sigue sin dar el paso para explotar. Oleson y Arroyo son jugadores de vuelta. Navarro está inmerso en un triste ocaso aunque no estuviera mal en el último partido de la final. Sin embargo el gran perdedor es Xavi Pascual. Con un historial trufado de éxitos, la era del Real Madrid de Laso le ha superado. La etapa del técnico en el Barça parece que va llegando a su fin.

Leave a Reply

1 Comment on "PLAYOFFS LIGA ACB 2015-16: FINAL. 4º PARTIDO. SIMPLEMENTE EL MEJOR"

Notify of

strum
6 years 3 months ago

Siendo la temporada del Madrid bastante discreta, en cuanto a juego, acaba ganando dos de los tres títulos importantes. La copa en Febrero, y esta ACB con factor cancha en contra ganando tres partidos seguidos, y perdiendo el primero por no controlar un rebote defensivo y una jugada de fondo… Creo que han llegado al final de temporada en el mejor momento, y una de las claves del dominio ha sido Rudy. Nos olvidamos de Rudy siempre pero los mejores parciales del Madrid vienen con él en pista, aportando en ataque y sobre todo en defensa. En los partidos de… Read more »

wpDiscuz