MUNDIALES ATLETISMO PEKIN 2015: RESUMEN Y ANÁLISIS. LEYENDA INMORTAL

usain bolt Pekin 2015

Aún se apagan los últimos rescoldos de los vibrantes Mundiales de atletismo celebrados en Pekin y llega el momento de echar la vista atrás. Es el tiempo para el resumen de lo acontecido y el análisis profundo de todo lo que nos deja la gran cita del año en el atletismo.

No sorprende que el gran protagonista haya sido de nuevo el gran referente de este deporte desde los JJOO celebrados en 2008 en este mismo lugar, en la capital china. Usain Bolt llegaba a Pekin en una situación desconocida desde que se aposentó en el trono del atletismo mundial. Una temporada gris en la que dejaba enormes dudas sobre su estado de forma, al mismo tiempo que el estadounidense Justin Gatlin se plantaba en el Mundial como máximo favorito tras llegar al momento cumbre de la temporada con unas marcas excelentes e imponiendo un dominio apabullante. La posición de privilegio de Bolt se tambaleaba. Las eliminatorias de los 100 metros confirmaban las previsiones. La diferencia de dos décimas en semifinales a favor de Gatlin hacían presagiar que al estadounidense no se le escapaba el oro, la distancia parecía insalvable. Bolt estaba condenado a sufrir su primera derrota importante desde 2008 ya que su sorprendente salida nula de la final de Daegu ni se tiene en cuenta. Pero llegado el momento de verdad surgió de nuevo la leyenda. Bolt realizó su mejor marca del año en la final, 9.79. Le bastó para superar por una centésima a Gatlin que corrió agarrotado, presa del pánico ante la responsabilidad histórica de destronar a Bolt. Esperaba un segundo asalto en los 200 metros pero todos los aficionados eran conscientes que si no logró derrotarle en los 100, menos opciones tendría en la especialidad del jamaicano. Así fue. Los últimos cincuenta metros de la final de los 200 fueron una exhibición de Bolt que recordó al portentoso fenómeno de sus mejores noches. Batió sin paliativos a Gatlin una vez más con otra marca magistral, 19.55, ante el delirio de los aficionados chinos, entregados a la majestuosidad del ídolo. Nadie puede arrojar desde lo más alto a Bolt que puso la guinda completando el relevo 4 x 100 jamaicano. Última posta portentosa en la que hundió en la miseria al relevo estadounidense, descalificado finalmente e impotente para acabar con el incontestable dominio de Jamaica en la velocidad. La sonrisa de Bolt es la imagen de una leyenda que pervivirá junto a los más grandes del atletismo. Río de Janeiro puede ser el lugar donde ponga punto y final a su carrera con la intención de hacerlo desde lo más alto, como incontestable dominador hasta que él decida que llegó el final.

UsainBolt oro 100m

Fuente: altaspulsaciones.com

No fue el único que se agarra a la supremacía que ejerce en su terreno aunque no comparta la majestuosidad ni la brillantez de Bolt. Mo Farah volvió a imponer la ley de su irresistible final en los 5000 y 10000 para frustración de la armada keniata que sigue sin entender cómo hacer frente al británico de origen somalí. Ni siquiera que Farah estuviera envuelto en el huracán que provoca las sospechas de dopaje entorno al grupo de Alberto Salazar, entrenador de Farah, varió el resultado. Siempre acaban enfangados en carreras tácticas en las que Farah les gana por la mano en la última vuelta en cada ocasión. El eterno día de la marmota en el fondo que se domina con marcas cada vez más pobres. El reverso tenebroso de un Mundial que ha arrojado marcas excelentes y un nivel altísimo. Christian Taylor se quedó a 7 centímetros de relegar al pasado el histórico record de triple salto Johnatan Edwards que ya tiene 20 años de vigencia. El sudafricano Van Niekerk se quedó a tres décimas de otro record estratosférico, el de Michael Johnson en los 400 metros. Casi nada. El keniata Yego logró una de las mejores marcas de la historia en … lanzamiento de jabalina. Una rara avis en la tierra de los fondistas. Pero el mejor registro se logró en el decathlon. El record mundial de Ashton Eaton tras apurar las escasas energías en la recta final de un 1500 agónico convierte al estadounidense en uno de los héroes de Pekin. También hubo decepciones sonadas, en especial la del francés Lavillenie que se tuvo que conformar con el bronce en salto con pértiga. Al gran dominador de esta prueba se le sigue resistiendo el oro en un Mundial. El sorprendente bosnio Tuka, que partía con la mejor marca del año en 800, fue batido por la inagotable clase de Rudisha y el oficio del polaco Kszczot. Bondarenko, lejos del nivel que le permitió rozar el año pasado el legendario record de Javier Sotomayor, también mordió el polvo en salto de altura. Al igual que Storl en peso aunque este año el favoritismo recayera en el estadounidense Joe Kovacs que cumplió los pronósticos.

Yego

Fuente: excelsior.com.mx

En categoría femenina no encontramos una figura tan elevada como la de Usain Bolt pero si tenemos que ponerle rostro lo haría con el de la holandesa Dafne Schippers. Con sólo 23 años esta heptatleta reconvertida a velocista se ha convertido en uno de los grandes referentes de la velocidad femenina. Logró la plata en los 100 metros por detrás de la intratable Shelley-Ann Fraser-Pryce pero dejó lo mejor para los 200 metros, alzándose con el oro con la tercera marca de la historia, 21.63, acercándose al record oscuro e imposible de Florence Griffith. Con su juventud está llamada a marcar una época en las pruebas de velocidad. Logró robarle el protagonismo a la que se postulaba como la gran aspirante a estrella femenina de los campeonatos, la impresionante y joven etíope Genzebe Dibaba que este año pulverizó uno de los records de las chinas, el de 1500. Nadie se resistió a su elegante y poderosa zancada en esta prueba y parecía muy probable que se convirtiera en la primera mujer campeona del mundo que lograra el doblete en 1500 y 5000. Sin embargo encontró el muro en una compatriota, Ayana, que con un ritmo brutal logró reventar a Dibaba que tuvo que sufrir para lograr la medalla de bronce. Ayana logró lo que los keniatas no son capaces de hacer con Mo Farah, leña hasta que caiga. Las marcas también brillaron con fuerza entre las mujeres. Wlodarczyck se quedó a pocos centímetros de batir sus record mundial en lanzamiento de martillo. El podio de la longitud estuvo por encima de los siete metros, algo propio de otros tiempos. El regreso triunfal a la heptatlon de la británica Ennis-Hill, la derrota de la intratable Perkovic en disco, el dominio de las jamaicanas en los relevos que sigue destrozando la moral de las estadounidenses y el pasteleo entre las chinas en el final de los 20 kms marcha con el doblete asegurado son las otras notas destacadas de la participación femenina.

Dafne-Schippers

Fuente: planetadeporte.es

Vayamos al balance global. El medallero nos depara una sorpresa histórica. Lo lidera por primera vez Kenia (7 oros, 6 platas, 3 bronces, 16 medallas), seguida por Jamaica (7 oros, 2 platas, 3 bronces, 13 medallas) y Estados Unidos (6 oros, 6 platas, 6 bronces, 18 medallas) que queda relegada a la tercera plaza. Gran Bretaña, Etiopía y Polonia les siguen ya a cierta distancia. Pero como siempre gustamos en este blog a la hora de hacer un análisis profundo recurro a un sistema más fiable que el medallero, el método Perdi-Rosschak. El resultado es ajustado. Estados Unidos acaba como líder con 129 puntos, Jamaica es segunda con 119 y Kenia baja al tercer lugar con 118. A mucha más distancia quedan Gran Bretaña (58 puntos), Etiopía (56 puntos), Polonia y Canadá (ambas con 52 puntos). Estos resultados merecen un examen muy concienzudo. Ya no sólo es que el liderazgo estadounidense esté en discusión. Los relevos le permiten superar a Kenia y una mayor variedad a Jamaica pero su estatus de primera potencia atlética está seriamente amenazado. El poderío jamaicano en la velocidad ha relegado a Estados Unidos a un segundo plano en uno de sus puntales tradicionales y permite reducir la diferencia con el gigante americano. Pero más impactante es el avance de Kenia, uno de los grandes dominadores del fondo y mediofondo que comienza a explorar nuevos horizontes. Yego ha abierto el camino en los concursos con su oro en jabalina pero han empezado a aparecer atletas keniatas con buen nivel en los 400 metros y 400 vallas, a las puertas de las pruebas de velocidad. Un avance impensable que permite cuestionar los límites del potencial de Kenia en el atletismo que se han dado por sentados hasta ahora. La opción de convertirse en primera potencia mundial es muy real. Como pasara en natación no deben estar muy tranquilos en la Federación Estadounidense.

Miguel-Angel-Lopez-campeón-mundial-20-kilómetros-marcha

Fuente: lasvocesdelpueblo.com

Llega el turno del papel del atletismo español. Conviene tener la caja de pañuelos bien cerca. Al inicio del Mundial, el eterno Jose María Odriozola I El Eufórico hacía gala de su inagotable optimismo pronosticando alguna medalla y once finalistas. El vaticinio de medalla se cumplió. Miguel Ángel López demostró que es el gran referente mundial en los 20 kms marcha. Desarticulada la marcha rusa tras los continuos escándalos de dopaje masivo, no hay rival en estos momentos para el marchador murciano que logró el oro con todo merecimiento gracias a su depurada técnica y magnífica lectura de las pruebas. Este oro le dio a España el 15º puesto en el medallero, 16º en el método Perdi-Rosschak con 10 puntos. Continuemos con un examen más detallado con los finalistas, el baremo que siempre ha esgrimido Odriozola para defender el nivel del atletismo español. A Miguel Ángel López sólo se le añade Ruth Beitia con su 5º puesto en salto de altura. Dos finalistas, el mismo bagaje que en Daegu en 2011 cuando Natalia Rodríguez fue bronce y Manolo Olmedo 4º en 1500. Distancia fetiche por tradición del atletismo español y que ahora mismo refleja el pozo negro en el que se ha convertido. Un bagaje paupérrimo que no admite paños calientes. Sólo se quedaron cerca de acceder a puestos de finalistas dos marchadores, en el único nicho en el que el atletismo español puede mantener alta la cabeza: el inagotable García Bragado (9º en 50 kms marcha) y María José Povés (10ª en 20 kms marcha). El primer caso admite dos lecturas. El mérito indiscutible de un atleta de 45 años que es un competidor con mayúsculas y lo grave que resulte que a su edad nadie se le acerque ni de lejos en España en los 50 kms marcha. Desde luego la actuación española da para quedarse con el lado pesimista. Se presentó un equipo lleno de atletas que cayeron como moscas en las primeras eliminatorias dando una imagen lamentable y muy distante de un nivel realmente competitivo. Muy pocos compitieron con dignidad y al límite de sus posibilidades en Pekin. Las repescas y mitines improvisados para engordar la lista de participantes no han hecho más que aumentar el desastre. A un año de los JJOO de Río el aspecto es desolador. Ni siquiera Ramón Cid, director técnico, pudo aliviar el fracaso absoluto en tierras chinas. Si en los Mundiales de natación salimos cabizbajos, de los de atletismo salimos con la cara colorada. En Kazan se podía presentar como coartada la ausencia de Mireia Belmonte pero en Pekin estaba casi todo lo que hay. Únicamente Eusebio Cáceres se presentaba como baja notable con aspiraciones potenciales.

Beitia nulo 195

Fuente: cadenaser.com

El nefasto balance pide una revisión completa de la estructura, mentalidad, selección y métodos de trabajo en el atletismo español. El agotamiento ante el bajo rendimiento, falta de mentalidad y el inacabable repertorio de excusas es evidente. La sensación de que no son pocos los que van de paseo resulta frustrante y, desgraciadamente, endémica. Miguel Ángel López dijo en una entrevista para Eurosport en la última jornada que las mínimas habían sido las más duras de la historia. Observando el nivel de estos Mundiales está más que justificado. Lo que no es admisible es quedarte a verlas venir cuando los demás mejoran a pasos agigantados. Y aún más que lo harán el próximo años en los JJOO, donde todos van a saco. Ni el papel aguanta esta ruina. Desde luego mejor no comparar con aquellos países en los que nos queremos reflejar deportivamente como Gran Bretaña o Alemania. Esta vez no es válida la comparación con Francia ya que tenía a la mitad de sus atletas más destacados lesionados y pese a eso ha obtenido 2 medallas de bronce y muchos más finalistas que España que acabó por delante en el medallero y el método Perdi-Rosschak pero a nadie se le ocurre pensar que esta sera la realidad hoy por hoy. Pero sí la podemos hacer con un país muy parecido en medios y recursos como es Polonia. Como dije más arriba, el resultado del atletismo polaco es excepcional, con ocho medallas que le colocan en el 6º puesto del método Perdi-Rosschak, entre la élite mundial. Además gozó de un buen número de finalistas en una gran variedad de pruebas que convierte al atletismo de Polonia en uno de los más completos. Un referente a seguir que está perfectamente al alcance de las posibilidades de España pero la enorme diferencia demuestra el opuesto resultado del trabajo de cada uno. Los cambios son tan profundos que requieren un planteamiento a largo plazo. Río queda muy cerca y poco se podrá modificar, la mente debe estar puesta en Tokio pero el cortoplacismo y el brillo cegador olímpico pueden desviar a todos de la perspectiva adecuada. Pese a los palos de Kazan y Pekin nos podemos encontrar en Río que sale todo de maravilla, que es mucho pedir, y con una Mireia Belmonte recuperada y pletórica, Jessica Vall sorprendiendo de nuevo, Melani Costa a su mejor nivel, Miguel Ángel López arrasando otra vez, Beitia dando su último gran salto, Cáceres sano, en plena forma y rompiendo como ya se espera de él o Rayderley Zapata dando el golpe en suelo. 7 u 8 medallas que significarían el mayor éxito histórico en los pilares olímpicos y que taparían el bosque. Y de ahí al inmovilismo y la autocomplacencia sólo hay un paso muy pequeño.

Leave a Reply

1 Comment on "MUNDIALES ATLETISMO PEKIN 2015: RESUMEN Y ANÁLISIS. LEYENDA INMORTAL"

Notify of

3 years 11 months ago

Buen y completo resumen @perdi Bolt ha salido como el gran triunfador del evento pero, para mí, mucha de la culpa de ese éxito la tiene Gatlin. Primero porque sin él no hubiera existido duelo y habría deslucido, en parte, el triunfo y segundo y fundamental, porque es Gatlin quien pierde el 100. Sí, creo que si en vez de Bolt está cualquier otro atleta el americano gana bien, es más, se puede decir que a falta de menos de diez metros la tenía ganada y ese ansia de superar al jamaicano antes de tiempo lanzándose a meta hizo tener… Read more »

wpDiscuz