BRASIL 2014 – Fase Final

 

Llegamos a la fase final del campeonato, la que decidirá al campeón. Tras una fase de grupos muy entretenida y no exenta de buenos partidos y marcadores elevados, el miedo a caer eliminado fue la nota predominante en los octavos y la palabra para definir los cuartos de final ha sido decepción. Decepción por el juego desarrollado por los ocho equipos (a excepción de Holanda), timorato y rácano en la mayor fase de los encuentros, fiándolo todo a acciones individuales o a resguardar la portería a cero, y que sólo se animaban en los últimos minutos cuando los equipos se encontraban al borde de la eliminación.

De los cuatro favoritos inciales que dábamos para llegar a esta ronda final en el post inicial, han llegado tres, Brasil, Alemania y Argentina. Sólo ha faltado España, pero ha llegado a semifinales el otro favorito de su grupo, Holanda, actual subcampeón, por lo que no es una sorpresa la no presencia del actual campeón, sí por la imagen dada, pero no por la no presencia en las semifinales. Por lo tanto no hay que destacar ninguna selección sorpresa para estas semifinales, recalcar las actuaciones de Colombia por el juego realizado, el coraje de Costa Rica y la promesa europea Bélgica que personalmente me defraudó bastante en el cruce de cuartos. Las semifinales han quedado repartidas por igual entre europeos y sudamericanos, en dos duelos entre el viejo y el nuevo continente.

 

SEMIFINALES

 

Brasil – Alemania

Previa

Brasil sigue sin jugar bien pero siempre ha encontrado el camino para ganar. Esta vez lo tendrá mucho más complicado porque no podrá contar ni con su líder y mayor goleador Neymar (lesionado) ni con su mejor central Thiago Silva (suspendido), y enfrente tendrá nada menos que a Alemania. Evitar un ‘Mineirazo’ es el objetivo para un equipo brasileño que ha recibido muchas críticas, que no ha sido favorito en su propia casa y cuyas virtudes se han basado en su gran defensa (incluyendo en su faceta goleadora), mucho músculo y mucho pizarra. Es decir, nada que ver con su historia. Pero Brasil está obligada a ganar como sea, aunque sea “medio gol a cero” como decía Neymar antes del partido ante Colombia y llegar a la final de Maracaná. La mayor preocupación de Felipao debe ser ahora tapar el hueco dejado por Silva en el centro de su defensa. Una agujero por donde se le puede escapar el partido en las jugadas de estrategia con las torres alemanas. Y después ver quien será el reemplazo de Neymar. El cambio más natural sería apostar por la entrada de Willian o Bernard para mantener el esquema 4-2-3-1 usado hasta ahora. Brasil hará más de lo mismo, orden defensivo y salidas rápidas, en este caso de Hulk, y aprovechar las jugadas a balón parado.

Alemania ha mostrado mucho oficio y un juego muy compacto y práctico en todas sus líneas. Estas son sus cuartas semifinales consecutivas en un Mundial, lo que muestra su potencia y trayectoria. El gran problema de Löw es intentar que vuelva a mojar su artillero Thomas Müller, autor de cuatro tantos, pero anotados en la fase de grupos, para superar la gran defensa brasileña que sólo ha permitido dos goles en jugada en lo que llevamos de campeonato, el resto han sido de penalti o autogol. No sabemos que versión de Löw veremos, si la creadora apostando al toque, Götze y Ozil juntos más Lahm de medio centro o la del músculo con Khedira, Swchenteiger , Kroos y Muller en medio campo y dejando arriba a Ozil y Klose. En mi opinión, si apuesta por el músculo Brasil se sentirá más cómoda y el partido se decantará para el lado brasileño, si apuesta por la creatividad tarde o temprano encontraran el hueco y se llevarán el partido.

Ahora más que nunca es la hora de los entrenadores, de los cambios que puedan realizar depende gran parte de las opciones de sus equipos, y quién debe arriesgar más debe ser Löw, ya que Scolari tiene la escusa de las bajas.

Pronóstico: 1-0 para Brasil o 2-0 para Alemania, según a lo que apueste Löw.

Partido (8 de julio, 22:00)

Brasil 1 – 7 Alemania (Óscar 90′ / Müller 11′, Klose 23′, Kroos 24′, 26′, Khedira 29′, Schurrle 69′, 79′)

Humillación, exhibición, masacre, repaso histórico, etc. cualquier adjetivo de estos vale para calificar la victoria alemana frente a Brasil, sea quién sea el equipo que gane este campeonato, este mundial será recordado por este partido y esta goleada. Fueron 25 minutos perfectos por parte alemana, y como casi siempre que ocurre una goleada de este calibre aparte de alabar el buen juego alemán también hay que destacar la mala organización brasileña y el desaliento ( o bajada de brazos) que padecieron al encajar el segundo gol. Yo mismo critiqué la alineación alemana inicial, porque esperaba más juego de toque por parte de Löw (pedía la entrada de Gotze), pero no hizo falta, aunaron presión, técnica, velocidad de balón, movilidad de todos los jugadores, verticalidad y gol, también tengo la sensación que Brasil lo apostaba todo al 1-0 (o en su caso al 1-1) y al encajar el segundo gol bajaron los brazos (como le ocurrió a España) de tal forma que parecía un partido de hombres contra niños.

Aunque parezca extraño Brasil comenzó bien el partido, en los primeros cinco minutos tuvo un córner a favor y dos llegadas por medio de Marcelo y Hulk, pero fue sólo eso cinco minutos. A partir de ese momento los alemanes subieron la línea de presión y obligaban a los centrales brasileños a sacar el balón con pelotazo largo a la espalda de la defensa alemana, pero sin que nadie pudiese crear peligro, y si jugaban atrás con el portero era Julio César el que acababa dando el pelotazo. Los teutones empezaron a desplegar su sistema de juego, a ganar en cada sector de la cancha, a manejar la pelota y a atacar con profundidad. Así generaron varias ocasiones, hasta que a los 11 minutos Muller, recibió sólo en el segundo palo un gran corner sacado por Kroos, definió de primeras con la derecha y abría el marcador. A partir de aquí comenzó la exhibición alemana, tocaban en medio campo, buscadan la espalda de la defensa y combinaban entre líneas a la perfección, el segundo gol estaba al caer, y diez minutos después, fue Klose el que lo consiguió, y pasa a ser el máximo goleador histórico de los mundiales con 16 tantos en 23 partidos disputados. Marcelo perdió una pelota en la salida, Kroos filtró el pase para Müller, quien en el área vio a su compañero de ataque solo, se la dio y este definió de primera, Julio César tapó pero dejó un rebote corto y Klose de segundas no perdonó. A partir de aquí la tormenta perfecta, lejos de bajar el ritmo, los dirigidos por Löw fueron a por más y un minuto más tarde, a los 24, Lahm armó una gran jugada y se la cedió a Kroos para que subiese el 3-0 al marcador. La máquina europea siguió atacando y 60 segundos más tarde, Khedira, una de las figuras, distribuyó el ataque y se la dio a Kroos, quien estaba nuevamente solo en el área para poner el 4-0,el segundo en su cuenta personal. Brasil estaba noqueada, sin reacción, y Alemania aprovechó para poner el 5-0 a la media hora de juego por medio de Khedira. Los 15 minutos finales del primer tiempo fueron una pesadilla para los de Scolari, quienes no sufrieron el sexto gol en contra, más por la piedad alemana que por méritos propios. Cuando el árbitro del partido pitó el final de los primeros 45 minutos, la gente despidió a la canarinha con silbidos y algunos hasta se iban del estadio.

La segunda fue un mero trámite, Scolari decidió sacar a Hulk y a Fernandinho y mandar a la cancha a Paulinho y Ramires, buscando ganar el medio campo, donde claramente estaban recibiendo un baile de proporciones catastróficas. Mientras que Löw decidió cuidar a Hummels, quien había llegado con lo justo y mandar a la cancha a Mertesacker. Los cambios parecieron surgir efecto en Brasil, que estuvo a punto de marcar varias veces (tambień ayudados por Alemania, que no quería jugar más), pero entonces apareció Neuer. Ante esto, el técnico alemán decidió sacar a Klose y poner a Schurrle para tener mayor movilidad y velocidad en la contra, algo que funcionó y tuvo varias jugadas que por Julio César no terminaron en el sexto gol, el cual llegó a los 69 minutos tras un desborde de Lahm hasta línea de fondo, que se la cedió a Schürrle para que la empujara a la red. Minutos más tarde llegó el séptimo, balón a la espalda de la defensa brasileña, Müller lucha el balón, lo gana y centra de primeras para que Schurrle controle y golpee con pierna izquierda marcando un golazo, les salía todo a los alemanes. Brasil aspiraba a meter el gol del honor y Oscar en el último minuto del partido tras jugada personal lo consiguió de tiro cruzado.

Es la primera vez que una selección anota siete goles en una semifinal, Klose se convierte en el máximo goleador de los mundiales (16), Alemania se convierte en la selección que más goles ha marcado en los mundiales (223 frente a los 220 de Brasil, con dos mundiales menos disputados) y es la primera selección que disputa por cuarta vez consecutiva una semifinal de mundial. Son datos que demuestran que Alemania siempre está ahí y siempre compiten, y que tras ser apeada de los últimos títulos (en mundial y europeo) en semifinales por España e Italia esta generación de jugadores teutones fueron formados para esto, juntos consiguieron en 2009 la Eurocopa Sub 21 y hoy, sumándole algunos jugadores de experiencia y otros más jóvenes más la confianza en un técnico que trabaja hace 12 años con la selección, con una idea clara de a lo que quiere jugar y buscando jugadores para ello, ridiculizaron a Brasil en su casa y llegaron a la final de la Copa del Mundo de forma brillante.

Sólo añadir que no sabemos como afectará este resultado tanto a ellos como al rival en el partido final, pero con este resultado y esa media hora mágica han pasado a la HISTORIA del fútbol, con mayúsculas.

 

Holanda – Argentina

Previa

Argentina no termina de arrancar, es todo lo contrario de Brasil, tiene un cohete en ataque pero son unos petardos en defensa. Y eso en estas instancias ya se empieza a pagar caro. El técnico argentino Alejandro Sabella tiene ahora además el gran problema que su mejor hombre en la creación y volumen de fútbol, Ángel di Maria, es baja por lesión, así que se le caído el mejor socio que tenía Messi. No obstante y aunque sufriendo mucho, Argentina siempre ha encontrado el camino para ganar y gracias a la experiencia de sus jugadores y el talento individual ya está en semifinales. Tener a Messi, el mejor jugador del mundo, es suficiente garantía, y aunque el ‘enano cabrón’ no deslumbra como antaño, en cualquier momento te resuelve un partido con un gol o un pase, aunque en esta ocasión va a necesitar más apoyo de sus compañeros y ya que han conseguido clasificarse para una semifinal 24 años después no dejarán escapar la oportunidad de meterse en la gran final.

Holanda, el equipo más goleador del Mundial (12 goles) y liderados por Robben, Sneijder y Van Persie, pondrá a prueba la inestable defensa argentina. Robben y Sneijder son dos de los jugadores más en forma del mundial y el primero, de momento, el más determinante. También posee un técnico mejor que Argentina, por lo menos toma decisiones (como la del cambio de portero en los penaltis), y debería ir a por el partido desde el inicio, es decir, dejarse de experimentos con tres centrales y salir a apretar arriba desde el inicio, a costa de dejar espacios para las arrancadas de Messi, aunque conociendo a Van Gaal, lo mismo tiene algún as bajo la manga para volver a la final por segundo Mundial consecutivo. Como punto a favor no posee ningún lesionado importante y parece el equipo que llega mejor físicamente a las semifinales.

Pronóstico: 1-0 para Argentina o 3-1 para Holanda,  si Van Gaal no desperdicia la mitad del partido.

Partido (9 de julio, 22:00)

Holanda 0 – 0 Argentina Clasificada Argentina para la final al ganar 4-2 en la tanda de penaltis.

Partido táctico donde los haya, en el que ninguno de los dos equipos quiso cometer ningún error y ante todo mantener su portería a cero. Desde este punto de vista el partido fue perfecto, ambos consiguieron su objetivo, no encajar un gol, es más no en los 90 minutos de juego no cedieron ni una ocasión clara de gol. Los holandeses decidieron esperar en su campo y ceder la posesión, incluso con una línea de seis defensores y el equipo albiceleste más de lo mismo, movía algo más la pelota pero no encontraba a Messi que estaba siempre bien cubierto. La jugada más repetida del partido fue el ‘pase atrás’, cuando un jugador tenía algún mínimo problema, pase atrás y si la cuestión era más peligrosa balón en largo. Hubo que esperar un cuarto de hora para la primera situación peligrosa, cuando Sneijder encontró un mal despeje de Mascherano y remató desviado. La respuesta fue un tiro libre de Messi que paró bien colocado Cillesen. En los minutos finales de la primera parte, los de Sabella crecieron en cuanto a la actitud pero sin llevarse por delante el encuentro, cuidadosos de no dar espacios para los contragolpes holandeses.

La segunda parte fue más de lo mismo, aunque al inicio Holanda pareció tomar otra postura, tampoco arriesgaron en exceso, cubriéndose siempre las espaldas. Reseñar un tiro de Sneijder de falta, por parte Argentina Higuaín tuvo su oportunidad tras un centro de Lavezzi desde la derecha, pero no pudo conectar de cabeza. La ocasión más clara llegó cumplido el tiempo reglamentario, Robben encontró el espacio por primera vez en toda la noche, pero cuando estaba a punto de definir ante Romero apareció la pierna salvadora de Mascherano para interponerse en el camino y enviarla afuera. Así se fueron los 90 minutos, sin diferencias entre los dos equipos tras un duelo extremadamente táctico.

En la prolongación se vieron varios destellos de Robben, que quiso sorprender con su jugada hacia adentro y latigazo a la carrera, pero Romero estaba bien colocado. Argentina logró salir del asedio y sobre el final tuvo un centro de Palacio, que el Kun no llegó a tocar. En la segunda parte, fue Argentina quién tuvo sus ocasiones,tras un gran pase de Maxi Rodríguez, Palacio quedó frente a Cillessen, eligió la peor opción, cabecear por arriba y no tuvo fuerzas. Maxi también tuvo su ocasión cuando Messi se escapó por la izquierda, sin embargo su volea fue sin potencia y a la mano del portero. Se llegaban a los penaltis y esta vez Van Gaal no usó la carta de Krul porque ya había efectuado los tres cambios.

Los penaltis encontraron a Sergio Romero como héroe, tras para los disparos a Vlaar y a Sneijder. y Argentina no falló, convirtieron Messi, Garay, Agüero y Maxi Rodríguez, para volver a una final de la Copa del Mundo después de 24 años que jugará el domingo frente a Alemania en Maracaná en busca de su tercer título.

 

Tercer y Cuarto Puesto

Brasil – Holanda

Previa

Personalmente me parece el partido más innecesario del mundial, en otras disciplinas tiene sentido (baloncesto, balonmano, etc.) ya que se pone en juego la consecución de la medalla de bronce, pero no existe esa tradición en fútbol y este es un partido para dar minutos a jugadores que no han participado o para que algún jugador mejore sus estadísticas de forma individual (máximo goleador, etc.). Yo eliminaría este partido del campeonato, pero la Fifa hace caja y como ellos mandan pues un partido más. Tras la humillación sufrida por Brasil este partido puede servir para reconciliarse con su afición o para hundirles aún más en la miseria y poner fin a la época de Scolari (que aún no ha dimitido). Por parte holandesa espero que Van Gaal proponga un partido abierto y al ataque y que al menos se vean ocasiones de gol. Lo único que le pido a este encuentro es eso, que se vean ocasiones y que sea entretenido, bastante juego táctico tuvimos en la segunda semifinal.

Pronóstico: victoria holandesa.

Partido (12 de julio, 22:00)

Brasil 0 – 3 Holanda (Van Persie 2′ (p), Blind 16′, Vijnaldum 92′)

Holanda ha ganado el partido que nadie quiere jugar. Hubo cambio de nombres en los onces iniciales en los dos equipos, pero no cambio de esquemas y ambas selecciones mostraron las virtudes y carencias que les han llevado hasta este partido. Holanda con defensa de 5 y carrileros largos, apostando su juego a la contra y las galopadas de Robben, que ante una defensa brasileña adelantada se ha sentido mucho más cómoda que ante el férreo entramado defensivo argentino. Brasil sin ningún referente arriba lo ha fiado todo al orden defensivo pero ante la desmoralización del golpe de la semifinal le ha fallado hasta Thiago Silva, el mejor central del torneo. Nada más comenzar el partido Holanda golpeó fuerte, triangulación rápida en medio campo y balón en profundidad para Robben ante una defensa adelantada, que entra como cuchillo en mantequilla, se escapa de todos y es agarrado y derribado en el borde del área por Silva, el árbitro se confunde por partida doble, pita penalti y no expulsa a Silva. Van Persie lanza la pena máxima e inaugura el marcador. Los de van Gaal imponían el ritmo y este era vertiginoso con carreras de Robben que llevan desquiciando a las zagas rivales todo el torneo. El dominio oranje era tan claro que no tuvo que pasar demasiado tiempo ni asediar a Julio César para que llegara el segundo tanto del choque, De Guzman, aunque en posición ilegal, rompió a la defensa brasileña por la derecha, centró y tras un lamentable despeje de David Luiz, Blind llegó desde atrás para controlar con la izquierda y dispara con la derecha a la escuadra de la portería brasileña. Las heridas seguían abiertas y Brasil parecía demasiado pesimista como para afrontar un nuevo partido en este torneo. Sólo Oscar trató de tirar de vergüenza torera pero sus individualidades no fueron suficientes para ni siquiera inquietar el orden defensivo que ha implantado Van Gaal con su defensa de cinco jugadores y tampoco Jo, novedad en el once, olía los balones que le enviaban con desesperación sus compañeros. Scolari tenía que hacer algo para intentar de cambiar el triste final del torneo.

En la segunda mitad la reacción de Scolari fue meter a Fernandinho por Luiz Gustavo y 15 minutos después cambiaría su doble pivote por completo con la entrada de Hernanes por Paulinho, que volvió a estar muy gris en el choque. Más por inercia que por convicción futbolística, Brasil empezó a atacar y la mejor ocasión llegó en un tiro de Ramires que salió rozando el palo izquierdo de la portería de Cillessen. No había claridad pero la acumulación de hombres al menos generaba inquietud en la defensa europea. Holanda estaba satisfecha con la ventaja y le bastaba con aguantar hasta el minuto 90 para volver con un media sonrisa a casa. A falta de un guión mejor y de la creatividad de Neymar, Scolari siguió apostando por acumular hombres en ataque dando entrada a Hulk pero la fluidez seguía brillando por su ausencia y hasta Oscar empezaba a desesperarse. Los europeos podían hacer el tercero a la contra, pero el árbitro no vio penalti en esta ocasión de Fernandinho sobre Robben. Sí ampliaría Vijnaldum la ventaja tras empujar a las mallas un centro de Janmaat en el tiempo de descuento. Holanda es tercera y Brasil acaba con otra derrota sonrojante y bajo los pitos de su afición y pone fin al torneo más decepcionante de la historia de su país.

 

FINAL

Alemania – Argentina

Previa

Y llegó la gran final. El mítico estadio de Maracaná será el escenario de una revancha en finales mundialistas con viejos conocidos entre sus protagonistas, es la tercera vez que se enfrentan en una final Alemania y Argentina, con una victoria para cada uno como saldo, en México 86 la victoria fue para Argentina en Italia 90 para Alemania.

En principio, y gracias a la goleada conseguida ante Brasil, el choque parte desnivelado a favor de Alemania, además cuentan con un esquema de juego y un once claramente definido que repetirán en la final, un 4-5-1 en el que destaca el medio campo, con hombres que aúnan técnica, velocidad de balón y movilidad sin balón, es especial Müller que partiendo desde banda crea continuos huecos para sus compañeros y desequilibrio entre los centrales rivales. El acierto de cara a portería fue determinante en la semifinal, y lo será de nuevo en la final, aunque la defensa argentina no dejará los espacios y disparos libres de marca que dejaron los anfitriones.

Argentina tiene tocados a Di Maria, que no creo que sea de la partida inicial y Agüero que no está totalmente recuperado de sus molestias, por lo que lo más lógico es que Sabella repita el once que jugó frente a Holanda. Argentina lo apostará todo a su fiabilidad defensiva, basada en gran parte en el trabajo como medios defensivos de Biglia y sobre todo de Mascherano, que está haciendo un excelente mundial sin balón, además se les unen en tareas defensivas tanto Lavezzi como Enzo Pérez e Higuain dejando libre de toda responsabilidad defensiva a Messi. Hablemos de Messi, ha aparecido en momentos puntuales, y la mayoría de los minutos lo vemos andando por el campo, parece que ha llegado fundido físicamente al mundial cuando no ha jugado durante varios meses esta temporada, los motivos pueden ser el bajo nivel en los entrenamientos realizados en su club durante toda la temporada, o que tras tantos años en la élite su cuerpo esté diciendo basta, o … vaya usted a saber, pero ahora es el momento en el que tiene que aparecer, porque si consigue un mundial ( y más si es protagonista) nadie podrá negarle el pertenecer al grupo de los más grandes de la historia. ¿Le bastará con 4 o 5 arrancadas para desequilibrar el partido?

Ambos conjuntos poseen un buen juego aéreo a balón parado, aunque los despistes defensivos pueden decantar la balanza a uno u otro lado. Sabemos (o creemos saber) a lo que va a jugar cada equipo, Alemania con posesión del balón y dominando el partido, tocando para buscar huecos en la defensa rival y con una defensa adelantada y Argentina bien colocada tácticamente, resguardando su portería y buscando las arrancadas de Messi, bien para que intente la jugada individual o bien para que dé un pase milimétrico a alguno de sus compañeros en profundidad, por lo que Neuer deberá volver a jugar de portero-líbero, ¿intentará alguno de los dos entrenadores alguna variación táctica para sorprender al rival? De inicio no lo creo, no van a modificar ninguno de los dos algo que les ha funcionado bien, por lo que las variaciones llegarán bien cuando se abra el marcador, bien si se llega al tiempo añadido.

Suponiendo los siguientes once iniciales hagamos un breve análisis línea por línea:

Alemania: Neuer; Lahm, Boateng, Hummels, Howedes; Müller, Khedira, Schweinsteiger, Kroos, Ozil; Klose.

Argentina: Romero; Zabaleta, Demichelis, Garay, Rojo; Enzo Pérez, Mascherano, Biglia, Lavezzi; Messi, Higuain.

En la portería Neuer ha estado soberbio jugando como líbero y en las ocasiones en las que el peligro ha llegado a su portería las ha resuelto con bastante serenidad. Por su parte Romero fue una decisión muy criticada a Sabella, porque no es titular en el Mónaco y gran parte de la afición pedían a Caballero como portero, pero partido a partido se ha ido asentando, se ha mostrado muy seguro en el juego aéreo y en las semifinales acabó siendo el héroe al detener dos penaltis.

En defensa el duelo está equilibrado, con un magnífico Hummels en el trato del balón y un Lahm que se incorpora al ataque con mucho peligro, pero con un entramado defensivo argentino que ha sido el mejor de todo el campeonato al conceder sólo tres goles en la fase de grupos y ninguno en las eliminatorias.

El medio campo es la gran arma alemana y son claramente superiores, juntan a cinco jugadores y despliegan todo su potencial a partir de ellos, pero en argentina la mayor parte del despliegue del centro del campo es para ayudar en labores defensivas, por lo que no les resultará fácil construir el juego como en partidos anteriores.

En la delantera es superior argentina, simplemente por poseer a Messi, pero no hay que olvidar que el equipo alemán es el máximo goleador del torneo, gracias a las llegadas desde segunda línea de sus centrocampistas.

El duelo está servido y podríamos simplificarlo como un enfrentamiento entre el equipo más goleador y el menos goleado, el mejor ataque contra la mejor defensa. Que gane el mejor.

Partido (13 de julio, 21:00)

 

Alemania 1 – 0 Argentina (Götze 112′)

 

Alemania es el nuevo campeón del mundo consiguiendo su tetracampeonato. El equipo que demolió en un partido para la historia a Brasil, necesitó del tiempo suplementario para superar el enorme despliegue táctico de Argentina, quién tuvo sus opciones pero que no supo aprovecharlas.

Comenzó el partido con la baja de última hora de Khedira por parte alemana, sustituido por Kramer y la ya conocida de Di Maria que no se recuperó de su lesión. Si bien la pelota fue de los germanos desde el inicio mismo del encuentro, fue el equipo albiceleste el que generó la primera ocasión de peligro con un contragolpe comandado por Lavezzi y que Higuaín remató cruzado. El carril derecho era un quebradero de cabeza para los alemanes con la velocidad de Messi y Lavezzi sobre Höwedes, pero no pudieron encontrar opciones claras de remate con sus incursiones. La paciencia europea para atacar era evidente, en busca siempre de la mejor opción de pase, aunque también, sin encontrar opciones claras de gol. Y llegamos a un momento clave del partido, error gravísimo en la salida alemana con un pase atrás de Kroos, que dejó en solo a Higuaín ante Neuer, pero de todas las opciones que tenía eligió la peor, disparó de primeras y le pegó tan mordido como desviado. Pasado el sobresalto, el control volvió a Alemania aunque carente de profundidad a la hora de romper la última línea argentina. Nuevamente por derecha y con Lavezzi generó peligro Argentina, pero el Pipita arrancó adelantado y el gol estuvo bien anulado por el colegiado, minutos después, la velocidad de Messi sobre Höwedes volvió a romper la línea defensiva y entró por derecha, la punteó sobre Neuer y Boateng logró despejar ante la llegada de Pérez. Los de Löw volvieron a atacar rápido por un mal pase de Mascherano, y el que remató fue Schürrle pero a las manos de Romero. Y ya sobre el cierre del primer tiempo, el milagro en el área argentina, que tras un saque de esquina Höwedes cabecea casi en el área chica y el balón acabó en el palo izquierdo de Romero.

Para la segunda parte, Alejandro Sabella decidió apostar por Sergio Agüero en lugar de Lavezzi, que había cumplido una gran primera mitad. Y rápidamente aparecieron los primeros frutos con un enorme pase de Biglia para Messi, que definió cruzado y el balón acabó abriéndose rozando el palo. Con los minutos, nuevamente Alemania recuperó la iniciativa con las proyecciones de Lahm por la derecha. La polémica de la tarde llegó con un pase largo para Higuaín, que fue derribado por Neuer que le dio un rodillazo en la cara dentro del área, pero Rizzoli consideró que fue falta del argentino. El encuentro por momentos se hizo trabado por las faltas y las imprecisiones, ya con los dos equipos cansados por el enorme esfuerzo y pensando en no perder lo conseguido hasta ahora y llegar al menos al tiempo añadido. Messi quiso emular su gol contra Irán después de una combinación con Pérez y Zabaleta, pero esta vez no hubo ángulo ni pudo darle el efecto deseado. Nuevamente los pelotazos largos con las líneas adelantadas pusieron en aprietos a Argentina, pero Garay le robó bien la pelota a Höwedes cuando quería girar adentro del área. Otra gran aparición de Lahm como guía de la jugada le permitió a Özil habilitar a Kroos, que llegó de frente a la portería, pero el disparo le salió suave y se fue desviado. Se iban a necesitar treinta minutos de añadido para dilucidar al campeón.

Apenas comenzado el tiempo suplementario llegó un desborde de Schürrle para que rematase Götze, pero Romero nuevamente estuvo bien ubicado para rechazarla con los puños. Y de contragolpe, con la velocidad de Palacio, Agüero remató escorado y la pelota cruzó el área. La más clara llegó para Palacio después de un centro de Rojo en el que Hummels, tocado físicamente, no puede ni saltar, el control con el pecho se le va un poco largo y define sin claridad por arriba ante Neuer.

En la segunda parte de la prórroga los dos equipos estaban muy tocados en lo físico, y entre golpes y rifi-rafes iban pasando los minutos, los penaltis ya se oteaban en el horizonte, cuando en el 112, cuatro minutos antes que el gol de Iniesta, Schürrle logró escaparse por la izquierda y envió un centro que Mario Götze controló con el pecho en carrera y de primera remató cruzado, sin nada que hacer para Romero, y ponía a Alemania por delante en el marcador. En los minutos que quedaron Argentina no consiguió crear peligro en el área de Neuer excepto un cabezazo de Messi desde el borde del área y un disparo de libre directo del mismo Messi que se fue a las gradas, el sueño de verse coronado en Maracaná se le escapaba al argentino, y Alemania conseguía alzarse con el campeonato en un partido más igualado de lo previsto en un inicio.

Merecido campeón Alemania, si no por el partido de la final en sí mismo, sí por el campeonato realizado donde siempre han propuesto un juego dinámico y al ataque y del que siempre nos quedará el recuerdo de la goleada en semifinales a la anfitriona.

 

Terminaré dando mi once ideal del campeonato:

Keylor Navas; Lham, Thiago Silva, Hummels, Blind; Mascherano, Schweinsteiger, Kroos, Muller, James y Robben

 

Para finalizar, gracias a todos por seguir estas crónicas y emplazaros para que leáis la magnífica contracŕonica de Shaka, en el siguiente enlace, contracŕonica.

 

Para finalizar todas estas entradas relacionadas con el mundial, un resumen del campeonato por parte de diegol. Que lo disfrutéis.

 

Acabó el campeonato mundial de fútbol Brasil 2014 que pasará a la historia por ser la primera vez que un país europeo conquista el trofeo en tierras americanas.

Y Alemania, históricamente la selección con mejor palmarés de Europa, ha hecho historia en Brasil obteniendo su cuarto título mundial. Pero además de esto, el equipo teutón, será recordado por la enorme goleada que le endosó a Brasil en semifinales (1-7). Y es que este mundial será recordado con el paso de los años por ese partido, esas semis que han encumbrado a unos y grabado a sangre y fuego a los anfitriones que recibieron una humillación de la que pueden tardar años en rehacerse.

Y es que si la derrota como anfitrión de 1950 con el famoso “maracanazo” hizo que la selección Brasileña cambiase de colores (hasta aquel día vestía de blanco y pasó a vestir de amarillo), esta otra humillación amenaza con hacer temblar los cimientos del otrora país más poderoso del “planeta fútbol” acaparador de 5 entorchados mundiales.

Por tanto, corresponde a la federación Brasileña hacer autocrítica y buscar soluciones para recoger frutos a medio largo plazo. (Un país con más de 250 millones de habitantes y tanta tradición futbolística no debiera tener problema pero…)

Más allá de jugadores o nombres individuales, Brasil 2014 será recordado como hemos dicho antes por ese humillante 1-7, pero también por otros datos que vamos a intentar desmenuzar.

En primer lugar Alemania, por supuesto como campeón, haciendo historia, con un estilo de juego ofensivo basado en el toque y el buen trato de balón, los germanos recogen el fruto a años de trabajo que comenzaron a finales de los noventa. Luego del fracaso cosechado en el mundial de Francia 98, la federación alemana se reunió con los clubes y pusieron en marcha un plan para modernizar el fútbol. Se analizaron fallos, se introdujeron novedades tanto en las competiciones como en los métodos de trabajo desde el fútbol infantil y ahora recogen frutos. A la vista está el cambio de estilo alemán en los últimos años. Y con Alemania triunfan su entrenador J. Low, fiel valedor de ese estilo, Klose que pasa a la historia como el jugador con más goles en la historia de los mundiales con 16 dianas, Müller que va camino de igualar o superar al mismo Klose como goleador histórico o M. Neuer que con sus paradas y buen hacer es parte fundamental del éxito también.

Mención especial también para Argentina que ha sido un digno subcampeón y que si bien su trayectoria en este campeonato no ha sido tan brillante, en la final fueron en muchos tramos del partido mejores que Alemania, con un planteamiento extraordinario de Sabella, y con más claras ocasiones de gol de las que se acordarán toda su vida. La baja forma de Messi, la lesión de Di María y la escasa calidad de Palacio e Higuain no puede suplir al enorme trabajo de un Mascherano imperial todo el campeonato. No obstante, es otro país con enorme tradición y como siempre en las próximas citas mundialistas siempre será favorita.

Holanda se despide del mundial siendo tercera, humillando al anfitrión por 0-3 y no habiendo perdido ningún partido. El equipo ha sido de los mejores en Brasil, muy bien trabajado tácticamente y con Van Gaal sabiendo cambiar de guión una vez iniciados los partidos. Cierto es que pareciera que otra generación de enormes jugadores como Van Persie, Sneijder y un imperial Robben se van a retirar sin ningún mundial, pero un segundo puesto en 2010 y un tercero en 2014 da idea del gran potencial de la “orange”. Con el equipo que llevaban a Brasil, plagado de jóvenes talentos que se unían a los tres antes mencionados, tienen mimbres suficientes para ser claros favoritos en la Eurocopa 2014.

Brasil ya lo hemos comentado, el gran humillado del campeonato no tanto por el resultado (4º clasificado) si no por las formas, con un juego paupérrimo impropio de la selección con 5 estrellas en su camiseta. Superada en lo táctico y en lo anímico, con unos jugadores bloqueados mentalmente. Como anfitrión no está del todo mal llegar a semis, pero recibir 10 goles en los dos últimos partidos es una humillación. A tener en cuenta que ningún entrenador brasileño trabaja en Europa de manera exitosa, y sus andaduras por el viejo continente acaban en fracaso a diferencia de otros entrenadores sudamericanos que si obtienen buen rendimiento allá donde van.

Mención especial para otras selecciones como Costa Rica que ha hecho historia siendo el primer país de la CONCACAF que accede a cuartos de final en la historia.

De los que también han hecho un buen papel, casi todos los sudamericanos que han rendido muy bien con mención especial para Chile y sobre todo Colombia. A buen seguro que en las próximas ediciones tendrán bastante que decir. A Uruguay, más allá del golpe moral de la sanción impuesta a Suárez hay que exigirle más, tanto por jugadores como por historia. Creo que debe hacer reflexión en cuanto a quién debe ser el seleccionador y que estilo debe implantar. Recordemos que es la actual campeona de América y venía de ser cuarta en 2010 pero este año a pesar de ganar a Inglaterra e Italia, ha vivido en el filo del alambre.

De las europeas, decir que salvo dos potencias de siempre (Alemania y Holanda) que han triunfado, las demás han rendido muy por debajo de sus posibilidades salvo excepciones, con los fracasos estrepitosos de España, Inglaterra, Rusia, Portugal e Italia.

Se salvan de la quema, Francia que con una selección muy joven ha llegado a cuartos cayendo contra Alemania y poniéndola en serios aprietos. Tienen un centro del campo muy bueno, base de la actual campeona mundial sub 20. Pogba es su estandarte, y sin lugar a dudas van a ser selección referencia mundial en la próxima década.

Casi en la misma línea que la anterior, está Bélgica, de la que se esperaba más, pero que creemos ha cumplido muy bien llegando a cuartos y sin duda con esta selección tan joven darán muchas alegrías a sus aficionados.

Del resto, destacar el fracaso absoluto rotundo y sin paliativos de los asiáticos que lejos de progresar, están en franco retroceso. Viendo el nivel de estas selecciones, se antoja una cacicada de la FIFA otorgarles más plazas para los próximos mundiales en detrimento de Sudamérica.

Fracaso también de los africanos, a los que ya la etiqueta de eterna promesa o futuros campeones empieza a estar caduca y habría que cambiarla por eternas decepciones, en unos equipos sumidos en luchas de egos, indisciplinas y anarquía. Se salva de la quema Argelia, que en octavos puso contra las cuerdas al futuro campeón.

El mundial en nombres propios será el de Klose, Neuer, Müller, James Rodríguez, Pogba (mejor jugador joven), Ochoa, Mascherano, Robben, Keylor Navas, Di María, Kross, Khedira, y algunos otros, pero también será el de Suárez por su estúpido mordisco que le supuso su expulsión inmediata del mundial y posterior sanción.

Y para finalizar, en cuanto al juego hay que decir que tras una primera fase muy entretenida, con muchos goles y un juego bastante vistoso, el mundial en la fase de cruces ha sido una auténtica decepción, muy en la línea de otros mundiales, constantes empates a cero que se resolvían en prórroga o penaltis, han hecho que el nivel general no difiera mucho de otros mundiales anteriores. Si bien la media goleadora ha sido más alta que en años anteriores, el juego no ha sido para nada brillante y no ha diferido mucho de otras ediciones anteriores. (by Diegol).

 

 

Leave a Reply

10 Comments on "BRASIL 2014 – Fase Final"

Notify of

Guest

[…] Enlace a fase final […]

6 years 4 months ago

Estupendo Javi. Tenía la duda de si hacer un resumen de las fases de octavos y cuartos, y luego otra con semis y finales.
Pero quizá espere y lo que haga sea un completo de todo el mundial porque la fase octavos y cuartos ha sido una auténtica decepción.

6 years 4 months ago

Hoygan, compañeros, gracias por el currazo que lleváis en este mundial.

El otro día le comenté a @Perdi que me gustaría hacer una contracrónica de la final del domingo para añadir a la entrada, ¿qué os parece la idea?

6 years 4 months ago

Van Gaal acabó desperdiciando todo el partido y la prórroga. Es curioso ver como un equipo superior se presenta con miedo en una semifinal.

6 years 4 months ago

Os he escrito una contracrónica de la final. Como me parece que no puedo añadirla aquí, la pongo en una entrada propia de la Golden Caster y, si podéis, la añadís luego aquí o linkáis a ella, como consideréis oportuno :)

Guest

[…] ← Previous […]

6 years 4 months ago

Finalizado el Mundial llega el momento de hacer el once ideal del torneo, allá vamos: Keylor Navas, Vlaar, Hummels, Aurier, Michael Bradley, Mascherano, Kross, Schweinsteiger, Robben, Rodríguez y Muller.

P.D: Lo que hace mirar los artículos tras leer la Bitácora. Salvo la defensa , coincidimos bastante.

6 years 4 months ago

Se me olvidaba, gracias a todos por el curro.

wpDiscuz