SEMIFINALES DE CONFERENCIA. CAPITULO III

Playoffs NBA - Balones

CONFERENCIA ESTE

En Indiana estaban tranquilos antes del quinto partido y eso se notó desde las primeras jugadas. Balones que eran robados de las manos de los jugadores locales para ser finalizados en bandejas al otro lado de la pista. Además Gortat dejaba claro que quería dar trabajo a Hibbert, no resultaba sorprendente ver como los Wizards tomaban siete puntos de ventaja en tres minutos. Una vez que Vogel despertó a sus jugadores los Pacers se situaron a tres puntos con cuatro minutos por jugar aprovechando las pérdidas de balón visitantes y moviendo más el balón. Sin embargo el descanso de Hibbert permitía a Gortat volver a dominar y, junto con un par de balones perdidos, dejaban a Washington con seis puntos a su favor al final del cuarto. Esa ventaja desapareció rápidamente en poco más de dos minutos, un parcial de ocho a cero liderado por cinco puntos de Scola provocaba que Wittman llamase a sus jugadores. Pese a ello fue necesaria la salida de los titulares para recuperar el ritmo ofensivo. Wall comenzaba a acertar con el tiro y la distribución de balón, con Gortat de principal beneficiario. Los Wizards entraban al minuto final de la primera parte con una decena de puntos de ventaja que West dejaba en siete con un triple en el último segundo del cuarto. El partido empeoró para los locales en la segunda parte. Hibbert desaparecía bajo el aro, ni le buscaban ni él se quería encontrar allí. Los exteriores forzaban los tiros y Wall seguía tomando las decisiones correctas, ya fuese acertando con los tiros o encontrando al jugador libre. Con seis minutos jugados Vogel paraba el partido, estaban a trece puntos. El primer balón tras el tiempo muerto fue a Hibbert en la zona, falló. Se circuló bien el balón y los tiros no entraban. El rebote era dominado en ambas zonas por Washington, Gortat y Wall disfrutaban con el bloqueo y continuación. La distancia crecía para preocupación local, al término del tercer cuarto Indiana perdía por veinticuatro puntos tras dos triples de Wall. De los doce minutos finales sólo fue necesario jugar cinco, Beal y Gortat resolvieron el partido al poner con casi treinta puntos de ventaja a los Wizards. El segundo punto en la eliminatoria de Washington permitía un sexto partido en la capital del país. Invitado inesperado: Marcin Gortat (Wizards)

West
West

Ambos equipos salieron conscientes de lo que se jugaban en el sexto partido en Washington. Por ello intentaron establecer el poderío de sus interiores desde el inicio; el objetivo era dejar claro el mando y dar confianza al equipo. Como el acierto de los Pacers era superior pronto llegaron las primeras ventajas, seis punto mediado el primer cuarto. Era complicado mantener un nivel de acierto tan alto (un fallo en el tiro en seis minutos) y, cuando empezaron a no meter, el partido se igualó. Vogel paró el partido, se circuló mejor la bola y los Pacers terminaban el cuarto con seis puntos de ventaja. Con los suplentes en pista los Wizards se quedaron con la única opción para anotar de Miller en el poste bajo. Mientras Indiana no tenía problemas para conseguir puntos en la zona rival, en tres minutos la diferencia estaba en los dobles dígitos. Wittman recordó que había que entrar en la zona rival, pero sus interiores no acertaban y los exteriores que pasaban por allí perrdían el balón. Hibbert se agigantaba y la diferencia crecía para desesperación local, al descanso se presentaban doce puntos por debajo. Gortat y Wall aparecieron en el partido para la segunda parte. La ventaja se reducía a los siete puntos y Vogel paraba el partido. La respuesta subir el nivel de la defensa y buscar a los interiores. La diferencia se doblaba con cuatro minutos por jugar. El cansancio visitante provocó un parcial de ocho a cero para Washington que llegaba al último cuarto a ocho puntos de los Pacers. Una ventaja que se esfumó en tres minutos de malos tiros y peor defensa. Vogel tenía que reordenar al equipo y fue lo que hizo, poner a los titulares. Un triple de Wall puso por delante a los Wizards faltando ocho minutos y medio, West metió dos canastas apuradas y Wall se precipitó. Cinco puntos de ventaja para los visitantes y Wittman paraba el partido. Canasta de Gortat y se acabó el partido. Cinco minutos sin puntos por parte capitalina daban el punto que definía la eliminatoria a Indiana.

Invitado inesperado: David West (Pacers)

ELIMINATORIA CERRADA: INDIANA GANA CUATRO A DOS

Ray Allen
Ray Allen

Miami comenzó el quinto partido a ritmo lento quedando la anotación en la agresividad de Lebron y Wade. Pierce y el movimiento de balón visitante daban las primeras ventajas a los Nets. La subida de la intensidad defensiva local propició la reacción con un par de balones robaddos. A la mitad del primer cuarto todo estaba igualado tras una roptura inicial de siete puntos. Pese a los problemas del ataque en estático los Heat mandaban por un punto tras el primer acto. Las características del partido no cambiaban en el segundo cuarto, Brooklyn aprovechaba cada oportunidad para correr ante la congestión del ataque local en Wade. Las pocas veces que Miami circulaba el balón el tiro exterior no entraba, lo milagroso era que los Nets no consegúieran abrir la distancia. No fue hasta los tres minutos finales que sacaron rendimiento a su juego. Tres minutos donde los Heat no anotaron, y el acierto exterior de Joe Johnson y Deron Williams daban siete puntos de ventaja a los visitantes al descanso. Siete puntos que desaparecieron en minuto y medio ante las pérdidas de balón visitantes y el acierto en el tiro de Chris Bosh. Sin embargo fue una reacción fugaz, los Nets  tuvieron un poco de cuidado en la circulación y la defensa estuvo más pendiente de ayudar. En tres minutos volvían los siete puntos de ventaja y Spoelstra miraba con preocupación desde la banda. Los Heat estaban desconcertados y los pases más sencillos se fallaban, la ventaja alcanzaba los dos dígitos. Por suerte Brooklyn se descentró en ataque y Kidd tuvo que llamar al orden. El orden consistió en encontrar a Joe Johnson que conseguía dejar a los Nets con nueve puntos a su favor para el último cuarto. La precipitación visitante y dos triples permitían a Miami acercarse en el marcador recién iniciado en el último cuarto. Nuevamente Joe Johnson y Paul Pierce ampliaban la diferencia y Spoelstra volvía a pisar el freno. Lebron buscaba más el aro y Johnson seguía respondiendo para Brooklyn. Bosh aprovechaba las ayudas sobre James para acertar desde fuera. Pese a ello los Nets ganaban por ocho puntos quedando menos de cuatro minutos. Entonces empezaron a contemporizar en ataque, la calma dejaba paso a acciones individuales con diez segundos de posesión. Como los Heat tampoco acertaban el marcador no se movía en sesenta segundos. Kidd pidió tiempo muerto, quería mejorar el ataque. Lo que provocó fue una aceleración; en diez segundos, un pase y un tiro. Como Pierce estaba fallón y Lebron y Wade acertaron el partido estaba a tres puntos para los Heat quedando dos minutos de juego. Joe Johnson fue individualmente al choque contra Lebron en dos ocasiones y salió perdiendo, entre otras cosas porque a Lebron se le permitía cierto contacto para aguantar que no se  permitía a Johnson. Con cuarenta segundos por jugar Brooklyn seguía sin anotar tras cuatro minutos y Miami tenía posesión para ponerse por delante en el marcador. Jugada diseñada por Spoelstra para decidir desde una esquina como en el cuarto partido, en este caso era Ray Allen el que ponía en cabeza a los Heat. Livingston no aprendió y fue hacia dentro contra Wade, salió perdedor. Allen parecía sentenciar desde el tiro libre al poner cuatro puntos a favor de los locales con veinte segundos por jugar. Entonces los Nets circularon el balón hasta una esquina y Joe Johnson dejaba el partido a un punto. James metía un tiro libre de los dos que dispuso y Kidd tenía que diseñar una jugada para nueve segundos de partido. Nueve segundos que se quedaron en cinco porque Miami metió las zarpas para mandar el balón por la banda. En el saque recibió Johnson que fue incapaz de levantar el balón tras el bote por la ayuda de Allen. Los Heat finalizaban la serie con éxito.

Invitado inesperado: Ray Allen (Heat)

ELIMINATORIA CERRADA: MIAMI GANA CUATRO A UNO

CONFERENCIA OESTE

El ambiente en Oklahoma para el quinto partido estaba ardiendo. Y no bajaba la temperatura por mucho que Griffin y los Clippers acertaban en los tiros de media distancia, es más la segunda falta de DeAndre Jordan parecía calentar más el partido. Sin embargo Brooks tenía el primer susto tras seis minutos, se encontraban ocho puntos por debajo e Ibaka cometía su segunda falta personal. Contrariamente a lo esperado las cosas empeoraron para los Thunder, los balones se perdían buscando las esquinas y los angelinos ampliaban la ventaja a trece puntos con tres minutos por jugar. Reddick y Barnes mantenían el ritmo anotador visitante y la mejor respuesta local eran las entradas a canasta, un poco suicidas, de Westbrook. Pero todo se torció en pocos segundos, para desesperación de Rivers Glen Davis hacía su tercera falta personal quedando seis segundos de primer cuarto. En la siguiente posesión Darren Collison perdía un balón y, para evitar la contra, hacía una flagrante. El primer cuarto acababa con Oklahoma a nueve puntos, habían renacido las esperanzas de su público. Para alimentar esa sensación los Thunder se lanzaban al aro aprovechando la presencia en pista de DeAndre Jordan. Así se sumaban puntos pero lo más importante se conseguiría inesperadamente. Jordan realizaba un bloqueo en ligero movimiento y se cargaba con la tercera falta con noventa segundos disputados. Con apenas cuatro minutos jugados los de casa se situaban a un punto, los Clippers parecían perdidos. El parcial crecía; un dieciocho a cuatro en cinco minutos de partido y Durant en sus mejores momentos ponían por delante a los de Brooks. Llegó en ese momento la tercera personal de Ibaka y Paul dirigió un parcial de siete a cero que tranquilizaba a los angelinos. Una ventaja que mantenían con buenas decisones hasta que faltando un minuto Griffin se llevó por delante a Westbrook, o eso hizo creer el base local, y se iba al banquillo con tres faltas personales. Oklahoma estaba a tres puntos y, gracias a un triple de Reddick, los Clippers calmaban la situación. Y eso se notó en el inicio de la segunda mitad, el juego de equipo y un Griffin muy maduro no dejaban que los arranques individuales de los Thunder llegasen a notarse en el marcador. Mediado el cuarto subió la intensidad defensiva local y Westbrook empezó a romper hacia el aro. El equipo de Rivers permitía demasiada anotación sencillo y sólo la aparición de Jamal Crawford permitió llegar a los doce minutos finales conservando los seis puntos de ventaja que tenían al descanso. Paul se unía a Crawford en el último cuarto y, como el único que veía canasta en Oklahoma era Westbrook, los angelinos se iban por trece puntos con cinco minutos por jugar. Era un once a cero de parcial en cinco minutos. Ese parcial lo cerró Westbrook y, tras un mal ataque visitante, Durant metía un triple. Entraban en los tres minutos finales a ocho puntos. Jordan se iba por faltas con dos minutos y medio por jugar tras otro mal bloqueo, su equipo estaba seis puntos por delante y el rebote ofensivo y la falta de protección del aro eran los problemas a evitar. El ataque quedaba en manos de Paul que consumía el tiempo de posesión para decidir tras bloqueo de Griffin. Los Clippers tenían siete puntos de ventaja, quedaban cincuenta segundos. Durant metía un triple, Crawford fallaba una bandeja sencilla y, en la contra, Durant finalizaba con elegancia. Quedaban veinte segundos y los angelinos tenían dos puntos a su favor. Westbrook aprovechaba el despiste de paul para robar la bola, Jackson entraba a canasta perdiendo el balón y, tras revisar el vídeo, la bola era de los Thunder. Westbrook lanzó un triple con Paul encima, falta personal y oklahoma por delante con seis segundos por jugar. Paul recibió la bola, bloqueo de Griffin y Jackson hace un ayuda que deja suelto el balón. Oklahoma sumaba el tercer punto en la eliminatoria.

Invitado inesperado: Russell Westbrook, Reggie Jackson (Thunder)

Brooks
Brooks

El enfado en Los Angeles tras el quinto partido era notorio. Rivers había sido multado por hablar de los árbitros y los Thunder fueron los agraviados con toda la situación ya que los Clippers salieron a por todas. Enganchón entre Barnes y Perkins para calentar la defensa y buen juego de equipo en ataque para tomar pequeñas ventajas. Griffin salía a por todas y, tras cinco minutos, Brooks se dirigía a la mesa para solicitar un tiempo. Durant no entraba en juego, los jóvenes suplentes que entraron dieron intensidad con poco acierto  y Westbrook se iba con dos faltas personales con cuatro minutos por jugar. Y, tras un breve amago de reacción visitante liderado por Adams, los angelinos se iban al segundo cuarto con catorce puntos a su favor gracias a noventa segundos sin cuidar la bola de los Thunder. Para abrir el segundo  periodo Durant cometía su segunda falta y se iba a descansar. El peso del ataque quedaba sobre los hombros de Fisher y Brooks pedía un tiempo muerto. Metió a Westbrook y Durant en cancha y  dos triples de este último cambiaron el panorama en un minuto. De estar a catorce puntos a estar a ocho puntos con cinco minutos por jugar. Sin embargo el empuje duró lo que duró el acierto de Durant, en tres minutos los Clippers volvían a irse de catorce puntos. Brooks calmó al equipo y, unos fallos absurdos locales (tiros libres y una bandeja), daban otro aire a la segunda parte. Oklahoma sabía que la desventaja de ocho puntos no era excesiva tal y como estaban jugando. El tercer cuarto se inició con malas noticias para los angelinos;  el rebote ofensivo era el único modo de anotar en la zona de los Thunder y Durant estaba con ritmo en el tiro. Las buenas noticias era ver a Perkins en el banquillo con cuatro faltas y que Ibaka se iba lesionado tras cinco minutos de juego. Eso fue aprovechado por los Clippers para mantener la distancias en siete puntos entrando al minuto final del cuarto. Dos malos ataques en sesenta segundos permitían a Oklahoma empatar el partido con doce minutos por jugar. Tras un minuto de precipitación por ambos equipos se vieron las bases del último cuarto para sus técnicos. Los de Rivers cargaban el peso en sus estrellas y se olvidaban de atacar la zona, mientras los Thunder hacían un juego más coral. Los visitantes abrían un hueco de siete puntos tras cinco minutos jugados. Paul se ponía a mandar pero se dejaba algún balón por el camino y los de Scott Brooks triangulaban en sus ataques para acabar bajo el aro. Dos faltas en ataque seguidas enfadaban al público local porque el marcador no cambiaba. Quedaban tres minutos y estaban a siete puntos. Un minuto después eran once puntos, los Clippers se precipitaban con tiros exteriores y el partido estaba casi decidido. La llamada de atención de Rivers funcionó y faltando cincuenta segundos estaban a cuatro puntos. Una falta conseguida por Westbrook ampliaba la ventaja y una bandeja fallida de Reddick resolvía la eliminatoria.

Invitado inesperado: Steven Addams (Thunder)

ELIMINATORIA CERRADA: OKLAHOMA GANA CUATRO A DOS

Patty
Patty

Cuatro minutos tardaron los Blazers en hacer su primera canasta en juego en el quinto partido jugado en San Antonio. La mayor experiencia local ayudaba a que los ataques fuesen más agresivos y efectivos, tomando siete puntos de ventaja de inicio. Cada vez las defensas se cerraban mejor y, pese a que los Spurs dominaban el rebote ofensivo, el partido estaba empatado tras un cuarto. La salida del banquillo tejano subió la intensidad defensiva, cada pase era un riesgo y Sttots paraba el partido con noventa segundos jugados. Sin embargo el juego vistitante no mejoraba pese a que la diferencia bajase de seis a cinco puntos. Sttots volvía a parar el partido tras otro minuto y medio. Cada vez Portland perdía más balones y el balance defensivo era pésimo. Además la baja de Parker por lesión no afectaba a San Antonio y el acierto exterior local llevaba la diferencia a quince puntos con ocho minutos jugados. En los dos minutos previos al descanso el acierto en los triples del equipo de Oregón, junto con la menor agresividad de los locales buscando el aro, provocaba que la distancia fuese de siete puntos al entrar en los vestuarios. Tras el descanso se repetía la historia, balones perdidos y, en noventa segundos, Sttots paraba el partido. Un ocho a cero de salida tenía la culpa. No servía de mucho, los Spurs controlaban el ritmo gracias a Patty Mills. La diferencia llegaba a los diecinueve puntos a mitad de tercer cuarto. Por suerte la precipitación y el cansancio hizo que el equipo de Popovich llegase al último cuarto con catorce puntos para administrar. Y el inicio del último cuarto rompió el partido definitivamente. Nuevamente se perdían balones y se forzaban tiros, tras cinco minutos jugados los veintiseis puntos a favor de San Antonio resolvían la eliminatoria.

Invitado inesperado: Patty Mills (Spurs)

ELIMINATORIA CERRADA: SAN ANTONIO GANA CUATRO A UNO

Leave a Reply

1 Comment on "SEMIFINALES DE CONFERENCIA. CAPITULO III"

Notify of

Guest
nacho78
8 years 8 months ago

Estaba viendo esta mañana el 6º de la serie OKC-LAC y he visto tu mensaje en el otro post. Hasta el tercer cuarto no he asumido que eso podía significar que LAC había perdido el partido… si también lo habéis visto lo entendreis. El parcial a partir del tercer cuarto para los visitantes ha debido de ser como de +20. Sorpresa esta eliminatoria que la veía clara para los Clippers después de ver a los dos en primera ronda. Se ha demostrado que, contra lo que decíamos por aquí, OKC era POTENCIALMENTE peor equipo que LAC, pero REALMENTE hoy por… Read more »

wpDiscuz