FINALES DE CONFERENCIA. CAPITULO I

Playoffs NBA - Balones

CONFERENCIA ESTE

En ochenta segundos Indiana había cambiado la visión de los Heat respecto al primer partido de la serie de final de conferencia. Un parcial de siete a cero de entrada que dejaba claro que los Pacers estaban preparados. Con los locales mandando en las zonas y Miami perdiendo balones el mando en el marcador era local. Spoelstra paró el partido y recordó que había que jugar duro pero Indiana mantenía las diferencias gracias a un buen movimiento de balón y al acierto de sus tiradores. Los Heat trataban de alejar a los pivots amarillos pero no acababan de conseguirlo. Al finalizar el primer cuarto los de Vogel mandaban por seis puntos. Con la entrada en pista de los suplentes el liderazgo a la hora de anotar era cosa de Wade y Stephenson. Como ninguno fallaba las diferencias continuaban estables tras seis minutos de juego. La vuelta a la cancha de los titulares mejoró ambos ataques pero, mientras los Pacers abusaban en la zona, Miami veía como los tiros abiertos tras una buena circulación no entraban. Hasta Stephenson anotaba al poste bajo contra Lebron e Indiana se iba a los vestuarios con un soporte de diez puntos para la segunda parte. Las constantes se repetían en el inicio del tercer cuarto y, con West finalizando cerca del aro, los Heat veían como la desventaja llegaba a los quince puntos con cinco minutos jugados. Miami no lograba acercarse porque, en las escasas ocasiones que los de Vogel fallaban, aparecía algún palmeo o una falta personal. El buen movimiento de balón local daba seguridad a los tiradores locales y la diferencia rozaba los veinte puntos con dos minutos de tercer acto por jugar. En ese momento la relajación apareció en los de Vogel y en ciento veinte segundos renacían las esperanzas visitantes, estaban a trece puntos. El último cuarto comenzó con al cuarta falta personal de Paul George que permitía pensar en la victoria a los de Florida. Sin embargo la cara de Riley no denotaba esperanza y actitudes como el empujón de Chalmers a Watson parecían darle la razón. Ambos equipos tenian problemas en el ataque y las mejores soluciones venían de forma distina en ambos equipos; individualmente en Indiana o de las decisiones de Lebron y Wade en Miami. Las diferencias se mantenían hasta mediado el último cuarto, cuando el juego de equipo volvió a los locales y les permitía tomar dieciseis puntos  a su favor con cinco minutos por jugar. Una jugada de cuatro puntos de Lebron y cinco puntos seguidos de Wade fueron los últimos intentos visitantes, pero los Pacers cerraron el partido desde el tiro libre. El uno a cero en la eliminatoria era de Indiana.

Invitado inesperado: George Hill, CJ Watson (Pacers)

Wade
Wade

Seis minutos tardaron los Pacers en encontrar a sus pivots en el segundo partido de la serie. Cuando los pivots de Indiana comenzaron a hacer daño tomaron seis puntos de ventaja. La defensa de Haslem ya no impedía recibir a Hibbert y el acierto de Wade no bastaba para mantener la igualdad. Lebron intentaba activarse y recortar distancias pero no fue hasta que salieron los suplentes que los de Florida no pusieron a la altura de Miami. Norris Cole reactivó el ataque y la intensidad defensiva subió permitiendo a los Heat ponerse a un punto tras un cuarto jugado. El segundo cuarto comenzó con malas señales para el equipo local, los tiros abiertos de Rasual Butler era el único modo de anotar para los suplentes. Por suerte el equipo de Florida tampoco tenía muchas soluciones aunque la agresividad de Wade y Cole les puso por delante por cinco puntos tras un parcial de nueve a cero en cinco minutos. El marcador se equilibró con los actores principales en pista. La tercera falta personal de Chris Bosh y David West con cuatro minutos por jugar rompió el marcador en favor de los Heat. Los Pacers se precipitaron en los tiros y el acierto exterior visitante elevó la distancia a los ocho puntos. Vogel llamó a sus chicos y, en los sesenta segundos previos al descanso, consiguieron reducir la desventaja a la mitad. En el tercer cuarto el desacierto era habitual en ambos equipos y ante eso una racha de Indiana con más energía permitía a los locales situarse por delante con cinco minutos jugados. Y el asunto se ponía peor según avanzaba el tiempo, las segundas oportunidades concedidas bajo su aro traían muchos problemas a Miami y la fuerza de Stephenson era incontrolable. La ventaja local llegaba a los seis puntos y Spoelstra paraba el partido. La situación era complicada y dos triples visitantes dejaban a Miami un punto por debajo con doce minutos por jugar. El juego de equipo local daba cuatro puntos de ventaja a los Pacers a mitad de cuarto. Entonces entró Lebron y la defensa activó las manos para robar balones. El ataque local hizo cinco puntos en los siguientes seis minutos mientras Wade y Lebron hacían diecisiete. Quedaban veinte segundos y los Heat tenían el partido amarrado con ocho puntos de ventaja. La eliminatoria se iba a Florida igualada.

Invitado inesperado: Norris Cole (Heat)

CONFERENCIA OESTE

Cinco minutos fue el tiempo que necesitó Scott Brooks en darse cuenta de todos los problemas que tenían los Thunder en el primer partido de la serie. Con Parker recuperado de su lesión Westbrook se veía incapaz de superarle para llegar al aro de San Antonio, todo el ataque quedaba en manos de Durant. Mientras la defensa de Oklahoma sufría a Duncan en la zona, la baja de Ibaka se dejaba notar. Tras el tiempo muerto visitante los Spurs pusieron a Diaw por Duncan y el ritmo se aceleró. La diferencia creció en minuto y medio de siete puntos a once, Brooks pedía otra parada y respondía poniendo a Durant de cuatro. Esto mejoró el ataque de los Thunder y, al mínimo atisbo de reacción visitante, Popovich paraba el partido. Sin embargo los verdaderos problemas para los Spurs llegaron tras el tiempo muerto. El ataque se olvidó de entrar en la zona y suerte tuvieron los tejanos del acierto de Patty Mills que, con cinco puntos seguidos, permitía llegar al segundo cuarto manteniendo tres puntos de ventaja. Tras el cambio de cuarto surgió la figura de Danny Green entraba en racha para poner ocho puntos arriba a los Spurs con tres minutos jugados. Faltando cinco minutos para el descanso Oklahoma sobrevivía con los triples y el rebote ofensivo, San Antonio metía tres de cada cuatro tiros intentados en el cuarto pero no ampliaba la diferencia. La escapada llegó inesperadamente, un par de balones perdidos por los visitantes eran aprovechados en el contraataque gracias a la dirección de Parker. La ventaja llegaba a los quince puntos con tres minutos por jugar. En los dos minutos previos al descanso la precipitación en los tiros locales, y la mayor agresividad en ataque de los bases visitantes, permitían a los Thunder colocarse a ocho puntos al entrar en los vestuarios. La charla de Brooks en el descanso aumentó la intensidad defensiva visitante, la defensa estaba mejor cerrada y cada ataque fallado por los Spurs era una canasta rápida de Westbrook. Pronto se unió el acierto de Durant y Oklahoma se situaba por delante a mitad de tercer cuarto. Vistos los problemas del ataque Popovich decidió mejorar desde la defensa, sacó la agresividad de los suplentes y, con Ginobili dirigiendo el ataque, San Antonio tenía un respiro de siete puntos para el cuarto final. Los Thunder se habían pasado cuatro minutos sin anotar. La desconcentración de Durant en el inicio del último cuarto (tras ver como se colocaba con cuatro faltas personales) permitió a los tejanos elevar la diferencia a los trece puntos con dos minutos jugados. Brooks tomaba una decisión arriesgada, jugar sin pivot. Durant era el cinco para evitar la presencia de Duncan, pero el que hacía daño bajo el aro era Diaw. La diferencia no bajaba y un par de malas decisiones de Westbrook junto al cierto de Ginobili dejaba el primerr partido de la serie sentenciado.

Popovich
Popovich

Invitado inesperado: Manu Ginobili, Boris Diaw, Aron Baynes (Spurs)

El segundo partido de la eliminatoria en San Antonio comenzó con las defensas bien cerradas y el acierto de Westbrook y Durant daba las primeras ventajas a los Thunder. Con el paso de los minutos ese acierto disminuía y el juego de equipo no era finalizado por sus compañeros. Mientras los Spurs cargaban la anotación en la zona aprovechando la baja de Ibaka y a mitad de cuarto estaban por delante. No fue hasta la salida de los suplentes que Oklahoma pudo correr y llegar al final del primer cuarto con dos puntos de ventaja. Con el paso de los minutos se obsevaban más problemas en los visitantes para frenar a los interiores tejanos, el rebote defensivo no se cerraba y San Antonio se ponía por delante a mitad de cuarto. Entonces despertó Parker; tiros cortos, medios o largos, tras bloqueo o tras bote. Daba cinco puntos de ventaja al equipo local faltando tres minutos ante unos Thunder cada vez más precipitados e individualistas. Popovich pidió un tiempo muerto pese al resultado, puso en cancha a Danny Green y le dijo a Parker que abriese el juego. Dos triples de Green llevaban la ventaja a once puntos con sesenta segundos por jugar y Brooks montaba un corrillo a su alrededor. Pérdida de balón, triple de Ginobili, precipitación de Westbrook y los Spurs se iban al descanso relajados, contaban con catorce puntos de ventaja. El tercer cuarto se abrió con balones perdidos visitantes que eran bien aprovechados por el juego de equipo de San Antonio para rozar la veintena de puntos a su favor con tres minutos jugados. Brooks intentaba frenar la sangría pero la dinámica era imparable; más pérdidas de balón, más tiros precipitados y la diferencia crecía. Combinaciones de todo tipo se producían en el equipo de Popovich para anotar; Splitter con Parker, Duncan con Splitter, Green en el triple, etc. Una máquina imparable que acercaba la diferencia a los treinta puntos a mitad de cuarto. Brooks volvía a llamar a sus jugadores y, en esta ocasión, consiguió que Oklahoma se acercase en el marcador con juego de equipo. Popovich paraba el partido y en los dos minutos siguientes Parker entraba al aro para poner con veintinueve puntos arriba a los locales. Una ventaja que era conservada al final del tercer cuarto y resolvía el segundo punto de la eliminatoria en favor de los Spurs.

Invitado inesperado: Danny Green, Thiago Splitter (Spurs)

Leave a Reply

4 Comments on "FINALES DE CONFERENCIA. CAPITULO I"

Notify of

russkyi
8 years 8 months ago

Pues una vez jugados los dos primeros partidos de cada final de conferencia estas son mis impresiones: – En el Este se confirma mi impresión de que va a ganar uno de los dos porque no queda más remedio. Indiana estuvo bien en el primer partido, pero en el segundo volvió a adolecer de todos los males que le han hecho perder una enorme cantidad de partidos en los últimos meses. Además su banquillo ha desaparecido totalmente, nadie aporta nada desde el banquillo. Por Miami malas sensaciones, solo LeBron y Wade aportan, Bosh está fallón, y los que deberían aprovechar… Read more »

Guest
nacho78
8 years 8 months ago

Pues Brooks recibió el regalo de la recuperación milagrosa de Ibaka, lo acompañó de la defenestracion de Sefolosha y todo le salió bien. Intensidad máxima (cómo pelea el rookie Adams cada balón, va a tener una larga carrera NBA), defensa feroz y aun así SAS no entregó el partido en ningún momento, con Ginobili por momentos acertadísimo y un Parker muy discreto sin encontrar los pasillos esos imposibles que se busca para entrar a canasta, mejor cubiertos hoy por OKC. Aun así claro favorito SAS para ganar la serie, aunque se colocaran 2-2, que perfectamente puede pasar… pero está claro… Read more »

wpDiscuz