LIGA ACB 2013-14: JORNADA 13. EL GRAN DICTADOR BLANCO

real-madrid-98-regal-barcelona-84-y-van-25

Fin de año perfecto para los aficionados madridistas. El equipo blanco ha firmado un 2013 perfecto en este tramo de la temporada. Pleno en el que no ha conocido la derrota, algo inédito en el baloncesto español. El Clásico ante el Barça era lo único que le separaba de la perfección pero tampoco los azulgranas fueron obstáculo para el equipo entrenado por Pablo Laso. El Barça acabó convertido en una víctima más de la tiranía del Real Madrid, ejercida a base de resultados contundentes producto de un baloncesto total practicado por un equipo en el que todas sus piezas encajan a las mil maravillas y al que le sobran los recursos de calidad. Triste realidad para su eterno rival que ha podido comprobar la diferencia que existe en estos momentos entre los dos grandes futboleros, entre un equipo lleno de dudas y otro perfectamente acoplado y con una seguridad abrumadora en todo lo que hace. La victoria sin paliativos en el Clásico disputado en el Palacio de los Deportes, conseguida al más puro estilo del Madrid de Laso, ha sido el mejor regalo para la hinchada madridista, completamente entregada a su equipo y que abarrotaba el pabellón. Nunca antes se ha visto tal ilusión entre el madridismo en el deporte de la canasta, rendido a este gran dictador dispuesto a llevarse todo esta temporada.

Real Madrid 98 – Barça 84

Ambiente de gala en el Clásico navideño, ya tradicional en la ACB en los últimos años. Lleno hasta la bandera, con las entradas agotadas desde hace tres semanas. No hay mejor síntoma de la euforia que vive el madridismo con su equipo. El partido comenzó con alternativas aunque no se veía a los de Xavi Pascual incómodos precisamente mientras el equipo blanco aún no había terminado de arrancar la máquina (7-11, min 6). Un soberano tapón de Darden a Dorsey fue la señal del despertar madridista. El Madrid comenzó a volar bajo sobre la cancha del Palacio de los Deportes. Rudy (18 puntos, 4 asistencias, 3 rebotes, 19 de valoración) comenzó a volver loco a los azulgranas, anotando 11 puntos en el primer cuarto. El Barça empezaba a sufrir los efectos de la velocidad rival, bien apoyada por el tiro exterior. El parcial de 14-2 colocaba ya el partido en manos del Madrid. Sólo la intervención de Lorbek evitó que los locales pusieran ya una diferencia considerable en el marcador. El tiro exterior culé, muy errático durante toda la temporada, funcionaba mucho mejor que de costumbre pero sólo servía para evitar el desplome. El Real Madrid ya había alcanzado su velocidad vertiginosa y no había manera de controlarle. El rebote era completamente blanco. Slaughter cargaba el rebote ofensivo como si fuera el mismo Charles Barkley, cogiendo uno tras otro en la cara de un inoperante Tomic, superado por el ambiente hostil una vez más. Hasta lo imprevisible le favorecía a los madridistas. No se puede catalogar de otra manera dos triples consecutivos de Felipe Reyes (12 puntos, 4 rebotes, 16 de valoración) que sacaron los colores a un Lampe que sólo duró dos minutos en la pista. Si Xavi Pascual ya lo tenía en la lista negra ahora con más motivo. Llegaban los contraataques y los jugadores madridistas empezaban a gustarse al ritmo que marcaba Sergio Rodríguez. Las rotaciones aumentaban aún más la diferencia en la pista entre ambos equipos. El Madrid se marchaba al descanso otra vez aclamado por su público y dejando a su rival muy tocado (48-36, min 20).

Fuente: 24segundosenblanco.es

Parecía que el Barça había cambiado tras el descanso. Con el 0-6 de inicio gracias a Huertas (15 puntos, 7 asistencias, 5 rebotes, 20 de valoración) y la mejoría defensiva los azulgranas podían pensar en otro partido muy diferente al visto hasta entonces (53-48, min 24). Ilusiones. El Madrid tiene recursos de sobra para salir de cualquier apuro, incluso ante los azulgranas. Ya podía ser un triple de Mirotic (14 puntos, 6 rebotes, 20 de valoración), que no apareció en la primera parte, con falta incluida, una penetración de Rudy o un contraataque letal tras un robo de balón. El ritmo seguía siendo frenético y a esa velocidad al Barça se le veían sus límites, tanto en juego como personalidad. Tomic se desquiciaba ante la chanza de su antigua afición con cada fallo en el tiro libre. El pivot croata volvió a diluirse en un ambiente adverso, otra vez presa de su falta de personalidad. La entrada de Sergio Rodríguez por Draper aumentó aún más el daño que infligían los blancos en ataque. Xavi Pascual se veía superado, cambiando piezas sin ton ni son, sin encontrar solución. Un triple de Sergio Rodríguez colocó al Barça al borde del abismo (71-53, min 28), cerca de la destrucción total. Cuatro triples en los dos últimos minutos evitaron la hecatombe inmediata. El Barça defendió y controló el rebote mejor en los últimos diez minutos pero las reacciones parecían irreales, que no tenían que ver con la diferencia real en la pista. Ni los triples que seguían llegando ni la aparición del Navarro (17 puntos, 3 asistencias, 21 de valoración) de los Clásicos cambiaron el sino del encuentro. Aparecía un triplazo de Sergio Rodríguez (15 puntos, 6 asistencias, 3 robos, 17 de valoración), otro robo de balón u otra genialidad individual. A este Madrid le sobran los recursos. El partido nunca peligró para él. Un triple de Bouroussis y otro 2+1 del griego pusieron la puntilla. El pivot heleno tiene todo lo que pide la afición madridista: entrega, buenos fundamentos y carácter, mucho carácter. Una cualidad de lo que carece Tomic. Los 14 puntos reflejan fielmente la diferencia entre ambos, un equipo dispuesto a ganarlo todo pasando como el caballo de Atila y otro que aún busca encontrarse en el momento de la verdad.

Fuente: faltapersonal.es

Manresa 66 – Bilbao Basket 88

Bilbao Basket comenzó como un tiro en el Nou Congost. El 4-12 de salida obligó a Borja Comenge a pedir tiempo muerto para que no se saliera la cosa de madre demasiado pronto. Reaccionó tras el parón el equipo local pero dependió demasiado de Monroe y Eriksson (18 puntos, 2 asistencias, 19 de valoración), únicas fuentes de anotación del Manresa. En cambio tenía demasiadas cosas de las que preocuparse de su rival. Pilepic (16 puntos) le hizo un destrozo en el primer cuarto con 11 puntos. En el segundo sufrió muchísimo con los triples de Bilbao Basket que le hubiera puesto la situación complicada al descanso de no ser por Monroe (20 puntos, 3 rebotes, 3 asistencias, 22 de valoración) que cargó él solito con su equipo para evitar el K.O. prematuro (38-46, min 20). Sólo sirvió para resistir durante la primera mitad porque en la reanudación llegó el desplome del Manresa. Con Raúl López (8 puntos, 6 asistencias, 4 rebotes, 3 robos, 20 de valoración) a los mandos Los Hombres de Negro volaban hacia la victoria mientras su rival estaba completamente bloqueado en ataque. Al Manresa cada vez se le ven más limitaciones. Poco queda del Larsen que asombró al inicio de temporada. Arco ya no es ese base con criterio y buena mano y Asselin se encuentra tan desaparecido como la temporada pasada. Monroe y Eriksson se ven demasiado solos. Entre Mumbrú (20 puntos, 4 robos, 3 asistencias, 26 de valoración) y Gabriel (17 puntos, 8 rebotes, 5 de valoración, 21 de valoración) destrozaron al Manresa protagonizando un parcial de 10-26 en el tercer cuarto que rompió definitivamente el partido (48-72, min 30) y dejó el último periodo para beneficio de inventario.

Fuente: tubasket.com

Cajasol 77 – Valencia Basket 95

Cajasol inició el partido de una forma muy parecida a ese comienzo ante el Real Madrid que le costó tan caro. Los de Perasovic salieron como un tiro con un Sato (24 puntos, 5 rebotes, 27 de valoración) muy entonado y dominaron el primer cuarto a placer, anotando con mucha facilidad mientras en el equipo sevillano sólo Franch era capaz de sumar puntos con frecuencia (17-28, min 10). Sin embargo los de Aíto reaccionaron en el segundo cuarto. Satoransky (13 puntos, 6 asistencias, 6 rebotes, 26 de valoración) comenzó a controlar el encuentro y empezó a reducir diferencias formando una buena sociedad con Willy Hernangómez que disputó un buen segundo periodo. Cajasol ajustó mucho el marcador pese a que Doellman empezaba a hacer de las suyas. Tras la reanudación los locales volvieron de vestuarios frenéticos, con un acierto desde fuera de Sastre y Landry que no sólo igualaba el marcado sino que ponía al Cajasol por delante tras un 15-5 de inicio en la segunda parte (57-51, min 26). Sin embargo esta fabulosa reacción se fue al traste con un mal final de cuarto en el que encajó un 3-11 que devolvía la ventaja al Valencia Basket. Por ahí se le fue el partido a los locales porque ya no fue capaz de soportar el ritmo que impusieron los de Perasovic. En defensa cometió demasiadas faltas por agotamiento y le acabó resultando imposible sujetar a Doellman (29 puntos, 5 rebotes, 4 asistencias, 4 robos, 39 de valoración, MVP de la jornada) que recuperó su versión de jugador total y decisivo que había perdido en los últimos dos partidos. El parcial de 5-19 hasta el final de partido que lideró el ala-pivot estadounidense, con la ayuda de Sato, acabó por poner una diferencia que no se corresponde bien con lo visto en el encuentro.

Fuente: planetacb.com

Obradoiro 92 – Baskonia 94

Con la mar de fondo que circula por el equipo vitoriano tras las últimas derrotas la victoria era imprescindible para no empezar a despedirse de la Copa del Rey. Comenzó bien con un 0-7 gracias a la aportación de Milko Bjeliça, que disputaba su último partido con la camiseta del Baskonia, pero el Obradoiro volvió a igualar en cuanto Corbacho (31 puntos con 7/10 en t3, 10 faltas recibidas, 37 de valoración) inició su recital de triples de la tarde. Al empuje de Corbacho se unió el dominio del juego interior que ejercieron entre Junyent y Minnerath (17 puntos) para que el equipo gallego se pusiera con ventaja en el segundo cuarto (42-35, min 19). Al Baskonia le costó enjugar la renta que obtuvieron los locales. Hasta que los pivots de Obradoiro no se cargaron de personales no consiguieron los de Scariolo cambiar la situación dentro de la zona. Nocioni (26 puntos, 3 rebotes, 11 faltas recibidas, 31 de valoración) se encargó de aprovecharlo jugando como más daño hace, posteando a sus defensores y no centrándose en lanzar de tres como lleva haciendo toda la temporada. Lideró un parcial de 4-15 que cambió las tornas pero al sentarse el argentino los locales volvieron a igualar. Pese a que Hanga sostuvo a los visitantes los triples de Corbacho continuaron siendo una pesadilla para los hombres de Scariolo. Tuvo que volver Nocioni para resolverla la papeleta a su equipo en los últimos minutos y que llegara al último con ventaja. No evitó sustos de última hora de todas formas por los errores en el tiro libre del Baskonia y que le concedieron una última oportunidad al Obradoiro. Pero Pumprla tuvo un triple muy difícil desde 9 metros y el Baskonia pudo respirar tranquilo tras el error del checo. Cortaba la mala racha pero aún sigue fuera de los ocho primeros.

Fuente: noticiasdealava.com

Fuenlabrada 71 – Unicaja 81

Unicaja comenzó bien el partido cargando el juego por dentro para explotar las evidentes carencias en la zona del Fuenlabrada, algo que ya conoce todo el mundo en la ACB. Caner-Medley (15 puntos, 9 rebotes, 22 de valoración) fue el protagonista del equipo malagueño en un primer cuarto donde siempre dominaron los de Plaza (14-20, min 7). Sin embargo los locales reaccionaron en el segundo periodo. Si tienen un gran defecto en el juego interior también tienen una buena virtud en su perímetro. Lo aprovecharon en un segundo cuarto de gran acierto de los hombres de banquillo del Fuenlabrada que dieron la vuelta al marcador con sus triples. Unicaja se agarró a los tiros libres aprovechando los problemas de personales de su rival pero no pudieron evitar que los locales se fueran al descanso por delante. Sin embargo Unicaja volvió a castigar duramente los problemas en el juego interior de los de Chus Mateo en la reanudación. No estaba Fran Vázquez, lesionado, pero sí Stimac (15 puntos, 9 rebotes, 22 de valoración) que se convirtió en indefendible para los limitados hombres altos de Fuenlabrada. El 2-10 de inicio devolvía el mando al Unicaja aunque el partido se mantendría igualado casi hasta el final, sobre todo por el empeño de Panko (17 puntos, 4 rebotes), pero acabó pesando demasiado la inferioridad evidente dentro de la pintura. Además ya el tiro exterior no funciona igual. Un triple de Zoran Dragic acabó poniendo la puntilla en el último minuto. Unicaja sale del bache de resultados en el último partido del año. A Fuenlabrada le sigue saliendo muy caro sus problemas en el juego interior.

Fuente: sportmaniacos.com

Estudiantes 74 – Joventut 81

Ya comenzaba cruzado el encuentro el Estu cuando pocas horas antes Morris Finley dio marcha atrás a última hora en su fichaje por el equipo colegial. El inicio de encuentro no fue un despropósito menor. El Joventut destrozaba a los locales en la zona mientras Shurna comenzaba enchufado para hacer olvidar su nefasto encuentro ante el Real Madrid. No volvió a anotar después del primer cuarto, por cierto. Apenas había transcurrido la mitad del primer cuarto y ya se lo ponía el partido en chino a los del Ramiro (4-18, min 6). Llovet se encargó que las diferencias no bajaran de los puntos durante buena parte del segundo cuarto pero cuando comenzaron las rotaciones de Salva Maldonado no les fue muy bien a los verdinegros, superados en la recta final de la primera parte por el buen hacer de Dejan Ivanov (15 puntos, 5 rebotes, 16 de valoración), de lo poco a lo que puede agarrarse el Estudiantes en estos momentos. Liderados por el búlgaro los locales consiguieron igualar de nuevo el encuentro tras un parcial de 15-5 (36-36, min 18). La igualdad se mantendría hasta mediado el tercer cuarto, cuando llegó el habitual lapsus ofensivo de los Vidorreta que le suele costar muy caro partido tras partido. El Joventut volvió a cargar el juego por dentro y un pivot voluntarioso y esforzado como Llovet (18 puntos, 10 rebotes, 27 de valoración) dejó en paños menores a todo el juego interior del Estudiantes que ya sólo era capaz de tener esperanzas en acciones individuales que no sirvieron de mucho a la postre. Entre Vives y un ex del Ramiro como Kirksay terminaron de despachar a un Estudiantes que sigue oliendo muy mal, cada vez más.

Fuente: sportmaniacos.com

Gran Canaria 63 – Gipuzkoa Basket 56

Despedían el año en el CID dos de los equipos sorpresa de la temporada aunque esta temporada el Gran Canaria nunca me pareció un tapado. También es cierto que ninguno de los dos es la alegría de la huerta en la cancha así que, como era de esperar, se presenció otro duelo cuartelero y de cuchillo entre los dientes, de ritmo lento y defensas fuertes. Muchas alternativas en la primera parte donde no hubo ningún dominador claro. A los puntos de Eulis Báez (12 puntos, 7 asistencias, 3 rebotes, 3 robos, 18 de valoración) le respondían los de Jason Robinson (12 puntos, 6 rebotes, 18 de valoración). Sin duda los dos hombres más brillantes en un choque duro, gris e igualado (28-26, min 20). Sin embargo la igualdad saltó por los aires tras el descanso. Gran Canaria comenzó como un tiro, con un 9-0 de inicio que obligó a Sito Alonso a parar el partido. No le sirvió de mucho porque entre Newley (13 puntos, 4 rebotes, 16 de valoración) y Hansbrough le hicieron un traje a medida al equipo donostiarra, incapaz de frenar a su rival. El parcial llegó a 17-5 para que el marcador alcanzara una diferencia que se antoja casi insalvable cuando tienes enfrente un equipo como el de Pedro Martínez que sabe imprimir a los partidos un ritmo lento y mortecino (45-31, min 27). El Gipuzkoa Basket sólo reaccionó a ráfagas, sin un juego fluido y continuado que permitiera pensar en que pudiera desarmar la férrea defensa local. Hansbrough se encargó de cortar de raíz cualquiera esperanza de remontada con canastas oportunas en el último cuarto. Nunca tuvieron los de Sito Alonso opciones en la segunda parte y ven cortada su buena racha de resultados aunque aún se mantiene en puestos de playoff. Gran Canaria aún mantiene su puesto de cabeza de serie en la Copa, donde estará presente casi seguro.

Fuente: basketexpress.net

Otros resultados

Cai Zaragoza 95 – Valladolid 79

CB Canarias 82  UCAM Murcia 69.

El Real Madrid (13-0) continúa invicto una segunda más y sigue sacando dos victorias de ventaja a su inmediato perseguidor, el Valencia Basket (11-2). El Barça vuelve a ser alcanzado por el Gran Canaria, ambos con 9-4. Cierra el corte para la Copa del Rey Cai Zaragoza (7-6) aunque la lucha por estar en Málaga será tremenda, muchos equipos hay en la pomada. El descenso sigue siendo para Estudiantes y Valladolid, con 2-11.

Resultados y clasificación

Leave a Reply

2 Comments on "LIGA ACB 2013-14: JORNADA 13. EL GRAN DICTADOR BLANCO"

Notify of

8 years 10 months ago

Que sepas que aunque a veces no comente nada, por no tener nada más que añadir básicamente, aquí tienes un lector fijo de tus entradas. El partido del domingo me dejó un sabor de boca agridulce por estos factores: – Pensaba que la derrota sería más amplia (bien) – Disfruté, again, del juego del Chacho y de casi todo tu equipo. – Mi equipo nunca tuvo opciones de llevarse el partido, y además pareció satisfecho con una derrota “decente”. Para más inri, el grupo del top 16 de ambos no tiene nada que ver, y por ahí anda Mickeal …… Read more »

wpDiscuz