MIGUEL “EL GITANO” JUAREZ

tapa-gitano

La historia de este maldito jugón no nace en Argentina donde nació y jugó , comienza cuando el padre de la familia, don Salomón Juárez vino en barco desde Siria en el año 1917 escapando de los conflictos de la guerra en Europa. Llegó a El Tala (provincia de Salta) donde montó un almacén y pronto con el dinero que fué haciendo se pudo comprar casa y traer a su prometida de Siria.

Miguel Juarez nació en El Tala en 1935, siendo el octavo hijo del matrimonio Juárez. Ya desde pequeño mostró mucho interés por el futbol, tanto que sus padres le hicieron prometer que aunque jugara se sacaría una carrera universitaria.

Los primeros pasos los dio en Alfredo Guzmán, club de su pueblo natal. En 1947 se mudó a Tucumán para proseguir sus estudios secundarios y fichó para Atlético Norte. Cinco años más tarde inflatable obstacle course el servicio militar lo lleva a Salta capital, y mientras hacía la instrucción jugaba para el Club de Correos y Telecomunicaciones. Cumplido el servicio militar, se trasladó nuevamente a Tucumán, reincorporándose al Atlético Norte. Pero finalizado el bachillerato, el futbolista-estudiante debía ingresar a la Universidad. No hubo problema: el Atlético lo transfirió al Club Belgrano de Córdoba, y Juárez fue a esa ciudad, donde proseguiría sus dos carreras: el futbol y la Facultad de Derecho.

A medida que se acercaba al título prometido, se encaminaba más al estrellato futbolístico. Corría la década de los ’50 y las actuaciones del Gitano llamaron la atención de los dirigentes de Rosario Central, que compraron su pase en 1956. El salteño llegaba al campeonato más importante del país y al club con el que quedaría indisolublemente asociado. Los 68 goles convertidos entre su arribo y su partida en 1964 lo ubican en el tercer puesto de la tabla de artilleros canallas. También fue uno de los denominados Carasucias campeones del Sudamericano de 1957, y en 1958 convirtió el gol de la victoria en la Copa Roca contra Brasil, el día que debutaba como internacional un tal Edson Arantes do Nascimento.

Murio de un ataque al corazon en marzo de 1982.

LOGROS

Su época de futbolista fué brillante , pero donde destaca Juárez es en la faceta de entrenador donde es el padre de la corriente futbolistica denominada MENOTTISMO, debido a que le tuvo como ayudante cuando se hizo entrenador coincidiendo en uno de sus ciclos más notables en 1970 en Newell’s. Curiosamente el gitano era un idolo canalla (Rosario Central, enemigo a muerte de Newell’s, los leprosos) acompañado por el también referente auriazul César Luis Menotti (a quien Juárez conocía desde los tiempos en que jugaron juntos en Rosario Central), y juntos armarían la base de los primeros éxitos de Newell’s. Desde su regreso a primera en 1964, la Lepra no había hecho grandes campañas. Una decada después el equipo fué hecho campeon del torneo metropolitano.

Negro Fontanarrosa

Fué el enternador en el mítico partido de la semifinal disputada en aquella ocasión el 19 de diciembre de 1971 contra Rosario Central, cuando en un partido bastante parejo, Aldo Pedro Poy definió el duelo con su archifamoso gol de palomita. Este partido dió origen al genial cuento de Roberto Fontanarrosa del libro, nada del otro mundo, con titulo 19 de diciembre de 1971. Si alguien quiere leer este cuento, aquí lo tenéis. “19 de diciembre de 1971″ de Fontanarrosa

Tenía un caracter fuerte como prueba esta anecdota:

“El Gitano era un tipo que no se bancaba nada. Un día en el intervalo de un partido, se le acerco el técnico y le dijo: – Mire, Juárez, usted no hizo la jugada que practicamos en la semana… El Gitano lo miró y se desató los zapatos en tanto el entrenador seguía: …en este segundo tiempo vamos a tratar… Juárez ya iba por las medias. Y el técnico: …de hacer… El Gitano se sacó la camiseta, mientras el técnico continuaba: …lo ensayado en la semana… Juárez se terminó de sacar la ropa de jugador, se vistió en silencio y cuando el entrenador terminó su ristra de instrucciones, el Gitano se había ido del vestuario vestido de civil. El muy irresponsable nos dejó con 10 y en aquel tiempo no se podía cambiar jugadores…”

De su época de entrenador , también se cuentas historias como esta: “El Gitano Miguel Antonio Juárez, además de Menotti, fue muy amigo de Enrique Fernández, compañero suyo en la delantera de Rosario Central en la década de ’60. Ya retirados los dos se encontraron como técnicos. El Gitano dirigia a Colón de Santa Fe y el Nene Fernández a Independiente Rivadavia de Mendoza. En pleno partido se armó un escándalo entre los jugadores y Juárez comenzó a caminar hacia el medio de la cancha para ver si podía serenarlos. En ese momento el Nene salió corriendo desde su banco y se acercó. La gente pensó que el lío se extendía a los técnicos pero cuando Enrique Fernández lo alcanzó al Gitano le dijo: – ¿No me das un faso? Camos a ver cómo se pelean estos giles.”

Le encantaba el futbol de ataque, de diversión, sin darle demasiada importancia a las cosas.

¿Qué es el fútbol, Miguel?, a lo que respondía con esta definición: “El fútbol es un juego, una diversión que hace que ganés guita con los que de pibe hacías en el campito o en el potrero”.

Para muestra esta broma que junto al loco Montaño le gastaron a Menotti cuando jugaban juntos. Se enfrentaban Rosario Central y Atlanta, en 1962, con el Loco como protagonista junto al Gitano Juárez y César Luis Menotti: “El Gitano me dice: al flaco Menotti no se la des, vas a ver cómo te putea. Como íbamos 4 a 0, nos pusimos de jumpers for sale acuerdo para amagarle y dejarlo pagando. ¡La puta que te parió, Tuerto hijo de puta,! me gritaba. Así todo el segundo tiempo. Hasta que poco antes del final voy a sacar un lateral y le digo: ¿La querés, Flaco? Se la di, pero la agarró de voleo y casi me mata. El árbitro lo echó”.

El maestro Ángel Cappa también es conocedor de Juárez: El ‘Gitano’ Juárez, inspirador del menotismo, viendo a Menotti muy preocupado en sus comienzos, le preguntó: “Ahhhh.. ¿pero vos te tomás esto en serio?”. “Claro –respondió Menotti–, ¿cómo si no?”. “Noooo, mi viejo, esto es joda, ya verás cuando conozcas mejor a los dirigentes…”. Un profeta el ‘Gitano’.


Leave a Reply

10 Comments on "MIGUEL “EL GITANO” JUAREZ"

Notify of

10 years 10 months ago

Una capita de pintura y queda fantástico. Cuando la correceria tiene calidad el trabajo de chapista es muy lucido.

Cuando leo tus artículos me transportas a otro planeta. La lepra, los canallas, los carasucias y el gitáno Juárez. Sólo con leer los nombres y sus epítetos sientes estar viviendo dentro de una saga literaria.

Guest
Dark
10 years 10 months ago

El loco, la joda, bancabas… que poco sabemos algunos de aquel fútbol, con la pasión exacerbada que lo viven, con ese verbo fácil que enamora y provoca rechazo a partes iguales.

Gracias capo, por traernos un poco de todo eso.

A todo ésto, no tenía ni idea de la existencia de este deportista.

Guest
viejolarry
10 years 10 months ago
pana
10 years 10 months ago

capo, nunca te olvides de Edson.
Todos los argentinos en realidad le tienen pavor.
Pregúntaselo al loco Gatti…

pana
10 years 10 months ago

Como él mismo dice, “…el más grande”.

pana
10 years 10 months ago

Me gustó capo.
Me gustó mucho.

Guest

[…] Miguel Juárez […]

Guest
Oscar Alberto Dip
7 years 9 months ago

Soy salteño y sobrino del Gitano
Gracias por el recuerdo. Se me piantó un lagrimón.
Un abrazo

wpDiscuz