LA MUERTE DE LUPE VÉLEZ

Lupe Vélez

Hola, amigos:

Ha pasado mucho tiempo desde mi último post y no creais que no he sido consciente ni he echado de menos colaborar aquí, pero a veces las circunstancias mandan.

Por motivos profesionales he estado en una zona desconectada de la tecnología, o más bien con un acceso complicado a ella. La experiencia ha sido extraordinaria, a nivel personal y profesional, pero ya ha terminado y vuelvo a estar en la civilización, o lo que es lo mismo en los tiempos que corren, conectado a internet y con el teclado calentito.

Hoy vamos con una historia de las que ponen los pelos de punta, y no es de miedo.

María Guadalupe Villalobos Vélez, conocida en el star-system como Lupe Vélez, nació en México mas o menos en 1908, y digo más o menos porque ni ella misma supo la fecha exacta de su llegada al mundo.  Su madre nunca consideró necesario facilitarle esa información, quizá porque el oficio de la señora era el de prostituta de lujo, frecuentada por altos dignatarios y famosos de la sociedad mexicana, bastante celosillos en lo que se refiere a mantener los hijos ilegítimos en un discreto segundo plano. Como era de esperar, de su padre ni rastro.

En 1921 su madre la envió a estudiar a un colegio de monjas de EEUU en San Antonio, Texas, pero tuvo que abandonarlo muy pronto para ayudarla económicamente porque el paso del tiempo influía poderosamente en el caché de la señora. Lupe trabajó como dependienta en una tienda, comenzó a tomar lecciones de baile y en 1924 encontró trabajo como bailarina en el Teatro Principal de Mexico DF.

Allí la descubrió Hal Roach, el mánager de Stan Laurel y Oliver Hardy (El Gordo y El Flaco), que se la llevó a Hollywood para que interviniese en las comedias de la popular pareja cómica. Simultaneando hüpfburg algunos cortos con castings, fiestas y eventos, consiguió un buen papel en la película “El gaucho” (1927) junto a la gran estrella del momento, Douglas Fairbanks, y a partir de ahí comenzó su período más importante como actriz.

Aquí, Lupe con Laurel y Hardy:

Y aquí, bailando con Fairbanks en “El gaucho”:

Tras esa película, su extraordinaria belleza y gran personalidad la convirtieron muy pronto en una estrella.

En 1928 fue elegida como una de las WAMPAS Baby Stars, lo que hoy sería el ranking de las diez mujeres mas deseadas del mundo, y ya no paró de trabajar, sobre todo tras la aparición del cine sonoro. También tocó el teatro y los musicales de Broadway, donde llegó a compartir cartel y estrellato con Cole Porter, y la radio, donde llegó a ser una diva nacional en México.

Como todo tiene un pero, la parte mala de nuestra amiga era precisamente ese carácter que la hacía irresistible para las masas. Conocida como “la mexicana explosiva”, su vida sentimental era tormentosa y pasto de la prensa rosa de la época, sobre todo tras sus sonados romances con Gary Cooper y Charles Chaplin.

Aquí podemos verla con Cooper:

Pero cuando de verdad empezó a generar titulares fue cuando se descubrió su romance y posterior boda nada menos que con Tarzán, Johnny Weissmüller.

La relación fue apasionada, violenta y absolutamente excesiva. Montaban escándalos continuamente sin importar donde estuvieran, como un día que a Johnny se le fue la cabeza en un restaurante y volcó una mesa llena de comida encima de su mujer. Su relación de amor-odio llegaba a extremos de tanta intensidad que en una ocasión, durante el rodaje de una de las películas de Tarzán, a Weissmuller no le hizo falta maquillaje alguno para unas heridas. Las uñas de Lupe se habían encargado a conciencia del cuerpo de Tarzán, no sabemos si en un arrebato de pasión o de mala hostia.

Pero aquello suponía un desgaste físico y mental extenuante y no podía durar mucho. Al cabo de cinco años se separaron, dejando un reguero interminable de trifulcas públicas.

Al mismo tiempo comenzó a ceder protagonismo a las nuevas estrellas. La crónica avidez de caras nuevas, ayudada por su evidente falta de talento, propició que Hollywood la fuese relegando al olvido sin prisa pero sin pausa. Incapaz de asimilar la situación, sus gastos llegaron a superar con mucho sus ingresos, con la brincolin inestimable contribución de caprichos extravagantes como bañarse en champagne, lo que finalmente la condujo a una depresión, primero, y al alcohol y las drogas después.

También comenzó a coleccionar amantes con fruición y en 1944 se quedó embarazada del actor austriaco Harald Ramond, que además estaba casado. El cúmulo de circunstancias que rodeaban su vida y la perspectiva del embarazo la llevó a tomar una decisión. Su vida no tenía sentido y a sus 36 años lo mejor era suicidarse.

Pero ella era una estrella, una diva, y no iba a hacerlo de cualquier manera. Lo haría de forma que su recuerdo permaneciese en la retina del mundo para siempre.

La última noche de su vida quedó para cenar con sus dos mejores amigas, Estelle Taylor y Benita Oakie. Cenaron abundantemente, bebieron, fumaron y pasaron una buena velada. Al acabar la cena, Lupe se dirigió a su casa de North Rodeo Drive y entró en su dormitorio, cuidadosamente decorado para la ocasión con cientos de ramos de flores y velas encendidas. Se peinó, se maquilló y se depiló cuidadosamente. Escribió una nota de despedida para su amante, la dejó en su mesita de noche, abrió un frasco de tranquilizantes, se tomó setenta y cinco pastillas, se tumbó en la cama completamente desnuda y esperó a que las píldoras hicieran efecto.

Seguramente el sueño la invadió de forma placentera, convencida de que su cadáver, cuidadosamente preparado por ella misma, sería como una huella indeleble para el mundo, una imagen hermosa y extraordinaria al ser encontrado.

Pero las cosas no salieron como esperaba.

Cuando su asistenta abrió la puerta del dormitorio las velas ya estaban apagadas y las flores seguían allí, pero Lupe no estaba en la cama. La criada vio un rastro de vómito que llegaba hasta el cuarto de baño, abrió la puerta y la encontró muerta.

El exceso de comida y bebida ingerida durante la insuflaveis cena hizo reacción con los tranquilizantes. Hacia medianoche vomitó en la cama y medio atontada por las pastillas se dirigió al baño entre arcadas. Ya en el baño pisó su propio vómito y resbaló, dándose en la cabeza con el lavabo y cayendo inconsciente en el suelo. Cuando la encontraron, su cara tenía un aspecto dantesco, debido al golpe y al maquillaje desfigurado.

Nada que ver con lo que la infortunada dispuso y pretendía.

Irónicamente, consiguió su propósito. Las circunstancias en que fue hallado su cadáver provocaron una catarata de portadas en la prensa y los comentarios acerca de su muerte estuvieron en boca de Estados Unidos y México durante muchísimo tiempo.

Los restos mortales de Lupe Vélez están depositados en la Rotonda de las Personas Ilustres del Panteón de Dolores, en México DF, y aún puede visitarse su estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood, curiosamente al lado de la de un tal Michael Jackson.

Besos a tod@s

Publicado por Mike a las 11:04

Leave a Reply

9 Comments on "LA MUERTE DE LUPE VÉLEZ"

Notify of

Guest
11 years 4 months ago

Curiosa historia de otra estrella (antigua en este caso) que demuestra que a veces tener todo en este mundo hace que una persona no sea capaz de digerirlo. Lo de las flores y el desnudo en la cama no muestra más que las obsesiones que rodearon su vida: lujo y placer.

Guest
11 years 4 months ago

Por cierto GreatMike: no tienes cuenta de twitter?. SI la tienes búscame (@shinchan2005) y así nos agregamos. Un abracito.

Guest
pana
11 years 4 months ago

mike, buena historia, me gustó.

Un saludo.

Guest
11 years 4 months ago

Greatmike, ¿estás seguro que aquellos vómitos no fueron provocados por exceso de la salsa?

Lupe “Tabasco” Vélez.

http://www.youtube.com/watch?v=Xkx6gSoe7uE

Pana, una rumbita ideal para la narcótica noche de tu programa de hoy.

http://www.youtube.com/watch?v=YSWUcfc8iiw&feature=related

Guest
pana
11 years 4 months ago

“ayyyyy Lupitaaaaa, que bonitaaaaaaa, ándele pues gueyyyyyy”

“A Mi Bola”, un programa cinéfilo, en donde hay cabida para la cultura.

Empezamos en 13 minutos, aproximadamente.

Mojo Radio Flags, la emisora de Lupita.

Guest
11 years 4 months ago

Greatmike,

Te dejé un saludo en el 13ct pero por si acaso no lo viste… me alegro mucho de tu vuelta y también de que todo te haya ido bien en este tiempo.

Tremenda historia. Opino como Shinchan, con el éxito deberían entregar un manual de cómo digerirlo y como sobrevivir a su posible abandono.

He oído hablar muchas veces de Johnny Weissmüller y de su inestable vida, pero nunca había oido hablar de su mujer. Vaya roto para un descosido.

Era muy joven aún. Una pena.

Guest
11 years 4 months ago

La verdad es que desconocía la historia de esta mujer…Pero en Holywood por desgracia pasan muchas historias como ésta! Un día tenemos que ir al cementerio ése y echar un vistazo a la gente allí enterrada…:-)

Bueno, me alegra volver a leer tus aportaciones en el blog 13t y por aquí, Greatmike!

Me voy a ver el Eurobasket…

Guest
slumdar
11 years 4 months ago

Esta muchacha bien merecía una reseña. por supuesto de todos es sabido que el género humano gestiona bastante mal por termino medio el éxito. Probablemente debido a la incapacidad cultural media de dichos especímenes.

Eso sí, suelen darnos en la mayoría de los casos grandes aportaciones que los hacen inmortales. Con lo cual: misión cumplida.

Guest
Greatmike
11 years 4 months ago

Gracias a todos (Liang, no vi tu saludo de 13T, este ya sí).

Os pido perdón por no haber contestado antes, lo hice pero al parecer no se ha publicado.

Solo reiterar que yo me alegro también de estar de vuelta. Nos leemos/escuchamos/vemos (en Badalona, dentro de un par de días)

wpDiscuz